Skip to content

CAMPAÑA SUTIL PARA IMPLANTAR UN “CHIP DE PAGOS” BAJO LA PIEL

26 de mayo de 2015

Un estudio, encargado por la firma global de pagos Visa, ha concluido que el 25% de los australianos estarían ligeramente interesados en disponer de un chip que les permitiera pagar las compras con un movimiento de la mano, implantado en su piel.

chip_finger

La firma de investigación UMR realizó la encuesta de Visa, entrevistando a 1.000 consumidores locales australianos.

El chip subcutáneo permitiría a los consumidores pagar en las terminales de venta sin necesidad de dinero en efectivo, tarjeta de crédito, ni teléfono inteligente. Simplemente pasando la mano por el lector, realizarían el pago.

El estudio se enmarca en la alianza anunciada por Visa y la Universidad de Tecnología de Sidney para explorar el futuro de la tecnología portátil. Visa investiga qué tecnología portátil interesa más a los consumidores.

Por ejemplo, un 32% estaría interesado en pagar con un SmartWatch; un 29% con un anillo inteligente y el 26% con unas gafas inteligentes.

Parece que la posibilidad de llevar un chip implantado en la piel, no asusta a los australianos su aceptación es cercada a la de otros dispositivos menos invasivos.

De todas formas, un chip subcutáneo parece cada vez menos probable, pues investigaciones pasadas vincularon la implantación de chips subcutáneos con cánceres en animales de laboratorio.

No obstante, que nadie se engañe. habrá alternativas, como chips en forma de tatuaje sobre la piel o la obligación de llevar encima algún tipo de dispositivo identificativo que sirva además para realizar todo tipo de transacciones y que permita una geolocalización de los individuos.

Los defensores de la tiranía y el control, muy probablemente buscarán la forma más cómoda de imponer sus designios…

Fuente: http://www.theaustralian.com.au/business/technology/implants-to-aid-payment-with-a-wave-of-the-hand/story-e6frgakx-1227368819195

adornos5

 

PAPOLATRÍA, POR JOHN HENRY NEWMAN

25 de mayo de 2015
newman_jh_2

John Henry Newman

Si el Papa hablara contra la conciencia, en el verdadero sentido de la palabra, cometería un suicidio. Provocaría el hundimiento del suelo bajo sus pies. Su misión es proclamar la ley moral, proteger y asegurar «esta luz verdadera que, viniendo a este mundo ilumina a todo hombre» (Jn. 1, 9). Sobre la ley de la conciencia y sobre su carácter sagrado, se funda a la vez su autoridad teórica y su poder práctico (…).

La defensa de la ley moral es la razón de ser del Papa. Su misión, en realidad, es responder a las quejas de los que sufren la insuficiencia de luz natural; y la insuficiencia de esta luz que justifica su misión (…). La Iglesia, el Papa y la jerarquía, según el plan divino, responden a una necesidad urgente. Por seguras que sean las bases y las doctrinas de la religión natural para los espíritus reflexivos y serios, necesita, para influir de verdad en la humanidad y vencer al mundo, que la Revelación la sostenga y complete (…).

He aquí otra observación: la conciencia es una regla práctica; por ello, sólo es posible una oposición entre ella y la autoridad del Papa cuando éste promulga leyes, o da órdenes especiales, u otros preceptos de este tipo. Pero un papa no es infalible en sus leyes ni en sus mandamientos, ni en sus actos de gobierno, ni en su administración, ni en su conducta pública (…). ¿Fue infalible san Pedro en Antioquía, cuando san Pablo se le resistió? ¿San Víctor fue infalible cuando excluyó de su comunión a las Iglesias de Asia ? ¿ O Liberio cuando excomulgó a Atanasio ? Y acercándonos a una época más reciente, ¿lo fue Gregorio XIII cuando hizo acuñar una medalla en honor de la matanza de la noche de san Bartolomé? ¿ O Paulo IV en su conducta con Isabel (de Inglaterra)? ¿O Sixto Quinto cuando bendijo la Armada? ¿O Urbano VIII cuando persiguió a Galileo? Ningún católico pretendió jamás que estos papas fueran infalibles al obrar así. Puesto que la infalibilidad podría entorpecer el ejercicio de la conciencia, y puesto que el Papa no es infalible en el dominio en que la conciencia posee la autoridad suprema, ningún callejón sin salida (como el contenido en la objeción a la que contesto), puede acorralarnos para escoger entre la conciencia o el Papa.

Pero vuelvo a repetir, por miedo a que mi pensamiento sea mal interpretado, que cuando hablo de la conciencia, me refiero a la conciencia que merece ser llamada así. Si tiene derecho a oponerse a la autoridad del Papa, cuando ésta es suprema pero no infalible, debe ser algo distinto de ese miserable falso semblante que, como ya he dicho, toma ahora el nombre de conciencia. Si, en un caso particular, debe tomarse por guía sagrado y soberano, sus órdenes —para prevalecer contra la voz del Papa— deben haber estado precedidas de una seria reflexión, de oraciones y de todos los medios posibles para llegar a una opinión verídica sobre el asunto en cuestión. Además, la obediencia al Papa está, como se dice, «en posesión», es decir, que el onus probandi de establecer pruebas contra él, igual que en todos los casos de excepción, pertenece a la conciencia (…). Prima facie, es un deber necesario, aunque no sea más que por la lealtad, creer que el Papa tiene razón, y obrar conforme a sus preceptos.

Si esta regla indispensable se observara, los choques entre la autoridad del Papa y la autoridad de la conciencia serían muy raros.El cristiano debe sobreponerse a ese espíritu vil, estrecho, egoísta y ramplón que le impulsa—cuando se le da una orden eventual— a oponerse al superior que ha dado esa orden, a preguntarse si no se excede en sus atribuciones y a regocijarse por poder mezclar cierto escepticismo en cuestiones de moral práctica. No es necesario que haya decidido voluntariamente el pensar, hablar u obrar, exactamente a su capricho (…).

Por otra parte, dado que para los casos extraordinarios, la conciencia de cada uno es libre, tenemos la garantía y la certidumbre (si necesitamos tenerla) de que ningún papa podría forjar nunca para sus fines personales una falsa ley de la conciencia (…).

Una palabra más. Si después de una comida, me viera obligado a lanzar un brindis religioso —lo que evidentemente no se hace—, bebería a la salud del Papa, creedlo bien, pero primeramente por la conciencia, y después por el Papa.

Tomado de:

Newman, J.H. Pensamientos sobre la Iglesia. Textos presentados por O. Karrer. Ed. Stella, Barcelona, 1964, pp. 119 y ss.

COMENTARIOS ELEISON CDX. PAPAS CONCILIARES I

23 de mayo de 2015

unnamed (2)


Papas Conciliares – I

El mundo siempre ha hecho malos Papas, pero nunca
Como en el mundo de hoy en día, más corrupto que nunca.


 

Siempre que se propone el reclamo de que los Papas Conciliares pueden tener, al menos parcialmente, buena fe, hay usualmente Católicos que protestan. Dirán que los Papas son hombres de Iglesia inteligentes y educados de manera que es imposible que no se den completa cuenta de lo que están haciendo. La teoría “mentevacantista” según la cual estos Papas tienen mente vacante, parcialmente ignorante de las consecuencias de sus propias acciones es, para estos críticos, absurda. Se puede comprender la protesta, pero sea leído un amigo que comprende al “mentevacantismo” tal como necesita ser comprendido:—

“La idea que Papas pueden estar equivocados de buena fe porque mantienen que ciertos errores no se oponen a la Fe, se toma poco en serio porque la gente tiene un concepto del papado demasiado separado del mundo, cuando que la historia total de los Papas es una historia de hombres de su tiempo estando expuestos a compartir todos los buenos y malos hábitos y los vicios de su tiempo. La diferencia yace en el poder del error, el cual nunca ha sido tan potente como lo es hoy en día, la humanidad nunca habiendo sido, como no se debe olvidar, tan degenerada como lo es hoy en día.

“Pues ciertamente el liberalismo está ahora por todos lados y es abrumador, no ya más un mero pensamiento o manera de pensar sino una propia manera de ser que penetra a cada hombre vivo, sea él un liberal absoluto en sí mismo o un agente del liberalismo y de su subversión o meramente una de sus herramientas. Tal es el caso de los Papas Conciliares. Creyendo que se acercan al mundo para curarlo, no se dan cuenta que es el mundo el que se acerca a ellos, para infectarlos y controlarlos.

“En una tal situación como ésta se puede ciertamente hablar de Papas liberales pero no de Papas no católicos, en cuanto a que está faltando el requisito primero para ta l condenación, a saber, la voluntad personal por parte de ellos de ser liberales y no Católicos. Uno no puede hacer otra cosa más que reconocer que en estos Papas hay una voluntad personal de ser Católicos y no liberales anti-Católicos, dado que para ellos no hay contradicción entre los dos, muy por el contrario. Según el teólogo y pensador de ellos, Joseph Ratzinger, el liberalismo es uno de los buenos derivados del Catolicismo, necesitando solamente ser limpiado de ciertas distorsiones ajenas importadas adentro de él. Y, entonces, en cuanto a la destrucción de la Iglesia, resulta lógico que los Papas, creyendo en un tal Catolicismo comprometido, no pueden evitar que una de las consecuencias de sus acciones sea esta destrucción.

“En lo que concierne a Monseñor Lefebvre, dado que él creció en una Iglesia bien diferente de la Iglesia de hoy, yo puedo sólo concluir que para él era imposible para un Católico actuar como un instrumento de la subvers ión sin darse cuenta de lo que estaba haciendo. Mucho menos podía un Papa no darse cuenta. Leyendo entre líneas ciertos escritos de Monseñor, yo sí creo que mientras que su visión del mundo ciertamente incluía el proceso de degeneración llegando hasta el fin del mundo, no incluía que ese proceso involucrara de alguna manera clara a la Iglesia también”.

Ya puedo imaginar como unos lectores rechazaran este tipo de análisis: “Oh, Excelencia, por favor pare de defender a los Papas Conciliares. Es blanco o negro. Si ellos son negros, seré un feliz sedevacantista. Si son blancos, seré un feliz liberal. ¡Los grises suyos no hacen más que confundirme!”

Queridos lectores, negro es negro, blanco es blanco, pero raramente en la vida real encontramos blanco puro y nunca negro puro (lo peor que sea tiene sin embargo la bondad de ser). Si ustedes quieren comprender esta excusa (relativa) de los Papas Conciliares, la clave reside en asir que nunca ha sido el mund o tan profundamente malo como lo es hoy en día. A partir de esta degeneración sin precedente es obvio que los Papas Conciliares son en este respecto más excusables por extraviarse en la Fe que cualquiera de sus predecesores.

Kyrie eleison.

bwsig31

ABERRACIONES LITÚRGICAS LXIII

19 de mayo de 2015

COMENTARIOS ELEISON CDIX. PECADO VENGADO

18 de mayo de 2015

unnamed (2)


Pecado Vengado

Quienquiera “Dios” sea, la culpa es de Él hoy en día.
Sin embargo, ¿quiénes sino los hombres inflaman la Ira Divina?


 

Inmersos como todos estamos en el mundo alrededor nuestro, resulta difícil, especialmente para la gente joven, darse cuenta en qué situación tan anormal el mundo se ha puesto. Nunca en toda la historia de la humanidad ha sido Dios tan desacreditado, descreído y, en efecto, eliminado de la vida de los hombres. Y, dado que todo pecado es primordialmente una ofensa contra Dios, entonces así como los hombres pierden todo sentido de Dios, así ellos pierden todo sentido del pecado. Por consiguiente, los hombres están siempre en lo correcto, y “Dios”, quienquiera que Él pueda ser, está siempre en lo incorrecto, de manera tal que cuando las cosas van mal “Él” puede ser siempre traído de vuelta por el tiempo que sea suficiente para echarle la culpa.

Esta actitud ampliamente difundida hace prácticamente imposible comprender la aparente severidad de Dios en el Antiguo Testamento donde, por ejemplo, comanda a los Israelitas a exterminar pueblos enteros, tal como en el libro de Josué. Pero los eruditos de la Escritura católica que no han perdido su sentido del verdadero e inmutable Dios, ponen las cosas de vuelta en perspectiva. He aquí, por ejemplo, un resumen del comentario realizado por un Benedictino moderno, Dom Juan de Monléon (1890–1981), acerca de la matanza de los Cananeos por parte de los Israelitas, bajo su líder, Josué:—

En cuanto a Josué mismo concierne, él no estaba actuando por odio, racismo, codicia, ambición, o lo que fuere, sino bajo estrictas, precisas y repetidas órdenes de Dios mismo. San Juan Crisóstomo dice que Josué pudo haber personalmente preferido alguna solución menos asesina, pero que ciertamente Dios tenía sus propias razones. Estas no las podemos saber por seguro pero podemos hacer conjeturas razonables. Para empezar, todos nosotros seres humanos, a causa de nuestro pecado original (“¿Qué es eso?” grita el hombre moderno), tenemos que pagar la deuda de la muerte, cuyo momento, manera y lugar son decididos por el Dueño de la Vida y de la Muerte, que es Dios. Para pecadores como los Cananeos, morir más vale antes que después podía ser una misericordia, especialmente si la manera de la muerte les dio a ellos tiempo para arrepentirse y salvar sus almas para la eternidad.

Luego, los Cananeos eran ciertamente pecadores, inmersos en la perpetración de crímenes terribles y, tanto como la humanidad antes del Diluvio, o como los Sodomitas y Gomorranos, ellos habían hecho que la copa de la ira de Dios desbordara: prostitución de todos los tipos, bestialidad, incesto, brujería y, en particular, el asesinato ritual de niños, como lo prueba múltiples excavaciones arqueológicas en Palestina por las cuales diminutos esqueletos han sido descubiertos en contextos que claramente los identifican como víctimas sacrificatorias, etc. Es más, si a los Cananeos se les hubiera permitido sobrevivir, ellos hubieran present ado un grave peligro de corrupción para los Israelitas, como la historia subsiguiente únicamente bien claramente lo demostró.

En tiempos más recientes, hace algunos 400 años (¡pero todavía antes del advenimiento del liberalismo!), los primeros misioneros en Canadá se encontraron obligados a concluir que la única manera de tratar con una cierta tribu india era exterminándola. Una Santa canonizada dijo, “Luego de repetida experiencia de su traición, sea por la paz o sea por la Fe no hay ninguna otra esperanza que albergar para ellos”. (Fin de Dom Monléon)

Esto todavía choca a las susceptibilidades modernas, pero ¿no es simplemente pena capital tribal en oposición a la individual? El principio de la pena capital es que por tales crímenes anti-sociales tales como, por ejemplo, asesinato, traición, falsificación, homosexualidad, etc., los hombres son capaces de comportarse de tal manera como para hacerse ellos mismos ineptos para vivir ya más en socieda d y, entonces, la legítima autoridad de la sociedad tiene el derecho de quitarles sus vidas (uno puede objetar que no todos los individuos en una tribu serán igualmente culpables, pero está de más decir que Dios Todopoderoso puede hacer, y hará, todas las distinciones necesarias).

Todo el problema se resume en el descreimiento de la grandeza y de la bondad de Dios, pero digamos aquí simplemente que el Antiguo Testamento no es tan cruel ni tan pasado de moda como a menudo se lo hace parecer.

Kyrie eleison.

bwsig31

LA BURBUJA FRANCISQUISTA SIGUE DESINFLÁNDOSE

16 de mayo de 2015

Francisco_y_Raul_Castro

El efecto inmediato de la elección de Francisco en la prensa argentina, católica o no, fue una impresionante ola de entusiasmo masivo. La cantidad de elogios entusiastas y obsecuentes al pontífice argentino ha sido abrumadora. Los críticos, permanecían en silencio o eran censurados. Sin embargo, lentamente, esta epidemia de entusiasmo francisquista ha comenzado a ceder y se pueden leer cada vez más voces críticas. Y no, como dice Fazio, por las exigencias del discurso bergogliano, sino principalmente por dichos y gestos cada vez más demagógicos.

Reproducimos hoy un artículo que ilustra cómo la burbuja entusiasta comienza a desinflarse, incluso por parte de personas que tienen poco que ver con el tradicionalismo católico.


Con un Papa cosi…

Me gusta revisar diariamente cuanto menos las primeras páginas de los diarios del mundo; en esa mi rutina, me topo en primera plana del Corriere Della Sera, este titular: “Con un Papa cosi potrei tornare cattolico”.

Esto lo dice el tirano cubano Raúl Castro, convertido en paradigma de la decencia, la apertura y la impunidad… Por cosas así no me gusta Bergoglio, me resulta el retrato de ese argentino pedante, teatrero, amoral que ha conducido a ese país magnífico a lo que es hoy… No me gusta Bergoglio como Papa, con sus debilidades izquierdosas, su doble moral y su caradurimo.

Caradurismo que ondea al recibir exultante a Raul Castro, un asesino, un tirano con más de 56 años en el Poder, ungido como “Jefe de Estado” por su gran hermano, porque para Fidel Castro, Cuba es su hacienda y deja de caporal a quien se le da la gana.

Y frente a ese titular que les refiero, sentí perplejidad, sentí rabia, y sobre todo una chocante sensación de irrespeto que no me calo ni de Bergoglio ni del carnicero Raúl Castro.

Con esa cara de borracho consuetudinario, el pequeño de los Castro patea no solo a los cubanos, nos patea a los católicos cuando con esa sonrisa del hampón que todo le ha salido bien dice: “…he leído todas las intervenciones del Papa, si esto sigue así volveré a la iglesia. Podría empezar a rezar a pesar de que soy un comunista”. A su lado se relame el que en ningún momento dedica un recuerdo a las decenas de jóvenes cubanos llevados a los paredones de fusilamiento y asesinados por éste que ahora –medio siglo después- se da el lujo de seguirse cagando en sus almas y en sus agónicos gritos de ¡Viva Cristo Rey!

Bergoglio va a Cuba, y en esa mazmorra se sentirá en casa. No verá a la disidencia, molestos personajes que no merecen el tiempo de un “Papa cosi…”. Bergoglio va a Cuba y quizá en un trío de oración, él, Raúl Castro y el infame colaboracionista Ortega Alamino, den gracias a un Dios manoseado e irrespetado por esa “Teología de la Liberación” que se inventaron en la KGB -como lo recuerda Javier Lozano  editor de Libertad Digital-  para destruir la Iglesia desde dentro, afirmación de Ion Mihai Pacepa, general de la inteligencia soviética que convenientemente cita. “Teología de la Liberación” que ya Bergoglio se ha encargado de resarcir de vetos y rechazos dentro del poder vaticano, porque simplemente, él es parte de ese plan, de ese cometido…

Una hora de encochinamiento bajo la mirada cómplice del primer ministro italiano Matteo Renzi que como a Hollande le importa un cuerno la libertad, la democracia, la justicia de ese pobre pueblo cubano al que ahora prostituirán más pero dentro de un “Concierto internacional” ávido de llegar a la isla mártir porque saben que hasta de un hueso se roe algo… Bergoglio, Obama, Renzi, Hollande incapaces de censurar el paraíso de la pedofilia turística del Caribe, de pedir justicia por los miles de cubanos asesinados y perseguidos por ese comunista cínico y burlón que le dice a ese Papa cómplice: “Usted es jesuita y yo también fui a una escuela jesuita”. Papa cómplice que se presta para que este asesino recuerde que al cura brasileño frai Betto -hoy flamante embajador de Brasil en Cuba- lo persiguió, encarceló y torturó la dictadura militar de su país, dictadura que duró 20 años (1964 – 1985) y que lo dejó vivo, cosa que no pueden decir los jóvenes cubanos que no quisieron plegarse al comunismo, que no puede decir Oswaldo Payá y Harold Cepero por nombrar algunos de los más de cien mil muertos que tienen en su haber Fidel y Raúl Castro.

Un Papa cosi… que le sabe a fruta que bajo la regencia del tirano menor, en la sufrida Cuba y en el lapso comprendido desde el 1 de agosto de 2006 al 15 de diciembre de 2013, hayan ocurrido 166  muertes y desapariciones de disidentes Que la detención arbitraria de críticos del régimen militar cubano se haya incrementado en los últimos años, dando pavorosas cifras como la de 2013 con 6.424 detenciones despóticas y 6.602 en 2012, frente a 4.123 en 2011 y 2.074 en 2010. Pero Bergoglio prepara viaje a Cuba, no se perdonaría ir al “Cruel Imperio” aunque por ahora lo gobierne el “Pana” Obama y no hacerles los honores a esos dos asesinos suertudos que un mundo de cómplices celebra.

“Con un Papa cosi…” y a pesar de él, igual sigo siendo católica pero no practicante de una liturgia amoral, perversamente relativista y cómplice. “Con un Papa cosi…” y un tirano convertido en gran demócrata disculpándome y con profundo asco y dolor tengo que decir que por sus burlas ¡Vaffanculo!

Tomado de: Infocaótica

adornos

 

POLÉMICAS Y DEPLORABLES DECLARACIONES DE OBISPO PRO-HOMOSEXUAL

16 de mayo de 2015

media-A6YnDXKf8f7-2


«Yo les digo hermanos homosexuales y lesbianas: cuando se casen tengan hogares bonitos, tengan lo que nosotros llamamos la fidelidad»

Mons. Juan Vicente Córdoba, sj, obispo de Fontibón


 La polémica se generó, cuando monseñor Córdoba en medio de un foro (Adopción y Matrimonio igualitarios, un camino inconcluso), relacionado con la adopción y la unión entre parejas del mismo sexo, ofrecido en la Universidad de los Andes en la capital de Colombia, expresó, “no sabemos si alguno de los discípulos era ‘mariconcito’, no sabemos, tampoco si María Magdalena era lesbiana, no sabemos, parece que no porque bastantes pasaron por sus piernas, pero no sabemos, Jesús nunca les dijo, ¡oye Juan tú estás como muy así, muy asa, no se puede caminar de esta manera, no se vistan así!”.

Aquí su retractación, aunque muy confusa. Aquí su nota aclaratoria. Y aquí la nota en vídeo.

 

frise-fleurie (1)

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 697 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: