Skip to content

LA PERSECUCIÓN RELIGIOSA EN ESPAÑA

3 de mayo de 2016

anticlericalismo

ABERRACIONES LITÚRGICAS LXX

30 de abril de 2016

 

Aberraciones Liturgicas 70

“PAPA PALMARIANO” DESERTOR POR AMOR

30 de abril de 2016

Gregorio-XVIII-Sergio-Gines

La ‘iglesia palmariana’ ubicada en las cercanías de Utrera (Sevilla), en El Palmar de Troya, ha pasado momentos mejores. Los fallecimientos de los ideólogos del ‘movimiento palmariano’ como eran Manuel Alonso Corral y Clemente Domínguez han tañido nuevos tiempos y no siempre bien valorados por sus fieles.

El ‘Papa’ Gregorio XIII, el hermano Sergio, abandonaba el pontificado, desertaba, y todo por una perdida repentina de fe que no era tan repentina: había encontrado el amor junto a una mujer de Monachil.

Según se ha comentado, el hermano Sergio se llevó un automóvil de alta gama de la ‘Orden de los Carmelitas de la Santa Faz’, argumentando que era una donación a su persona, aunado a que dentro de la orden se le acusa de otros ‘pecados’. El que fuera «Gregorio XVIII» comenta haber llegado “a un punto en el que ni podía ni debía continuar. Quedarme allí como un administrador, como un empresario… creo que no”. “He venido a vivir en paz, he pasado página y punto”.

Nieves Triviño, ésta monachileña, con fama de dicharachera, jugaba al despiste. “Sí, algo he oído (respecto a la presencia de Gregorio XVIII en su pueblo). No voy a confirmar ni a desmentir. Pero si sé que él ha decidido dejarlo porque ha perdido su fe en aquello”. La técnico del ayuntamiento y animadora sociocultural del pueblo que ha enamorado a el dirigente de la ‘iglesia palmariana’, manifestaba que “sólo quería pasar desapercibida” y desmentía que se hubiera casado con el que fuera Gregorio XVIII “nos conocíamos porque yo fui a El Palmar hace más de treinta años y hace un año y medio o así contacté con él por otro motivo y poco a poco todo surgió”. Los contactos se hicieron más frecuentes y ya se sabe: el roce hace el cariño… separada y con dos hijos, no desea hablar mucho porque «la noticia es él».

pedro-III-iglesia-palmariana-2-130x300

Pedro III

En este caso la orden de El Palmar de Troya pasó de ser asociación religiosa a una especie de novela rosa. ¡Cómo han cambiado las cosas desde los tiempos del ‘Papa’ Clemente! En Monachil ya conocen a Sergio, simplemente, el que fuera ‘Papa’ palmariano que desertó por amor.

La ‘iglesia palmariana’ confirma a Pedro III como su nuevo pontífice, un ciudadano suizo que era secretario de Estado en la orden religiosa.

frise-1

 

LOS CUATRO PAPAS DEL PALMAR DE TROYA

SACERDOTES TRAIDORES ENSEÑANDO EL ISLAM

29 de abril de 2016

En la iglesia Conciliar tienen perdida la brújula, mientras en Angola se prohíbe el Islam y destruye las Mezquitas, en Occidente no se dan muestras de sentido común, al contrario, sacerdotes conciliares imparten conferencias para enaltecer el Islam, “Conocer y arraigar la fe en Al-lah, Creador del Universo, de todos los seres vivos y Único Dios adorado”. Es un paso más, y no pequeño en la vía de la islamización occidental. En la traición a Cristo, a España, a su historia y a su memoria.


14609117074365

El cura diocesano José Luis Sánchez Nogales, con un crucifijo y el Corán.

Dos colectivos jesuitas organizan en Madrid el curso ‘Entender y comprender el islam’ y entre los ponentes figuran tres curas

Hablan con respeto y alguna objeción para frenar la intolerancia occidental: «El islam no es el IS. El islam no es lo que hace ruido»

Islam significa entrega. Entrega total al Dios único. En los Evangelios traducidos al árabe, San Juan habla de la entrega de Jesús a la muerte y utiliza la palabra islam. Islam es, entre otras cosas, intentar los cinco rezos diarios, ir los viernes a lamezquita y cumplir el Ramadán. Eso es el islam. No son el islam el Estado Islámico, Al Qaeda o los grupos salafís, que descontextualizan la época conflictiva que vivió Muhammad [Mahoma] y predican la segregación de la comunidad musulmana respecto a la española y europea por infiel. Eso no ayuda a la convivencia y genera intolerancia y extrema derecha».

Amén

Amén porque el dueño de estas comillas es un cura. Un sacerdote católico. Un jesuita. Se llama Jaume Flaquer y es licenciado en Filosofía, profesor en la Facultad de Teología de Catalunya y responsable de Teología de Cristianisme i Justícia, un centro de estudios dedicado a la reflexión social y teológica. Y es también algo muy relevante para la historia que vamos a contar: doctor en Estudios Islámicos por la Sorbona de París.

Este jesuita amable y empollón, que participó durante años en un programa de formación de imames financiado por la Generalitat de Cataluña, es uno de los expertos que imparten el curso Entender y comprender el Islam, organizado en Madrid por Cristianisme i Justícia y Entre Paréntesis, una plataforma jesuita nacida para el encuentro fronterizo con otras culturas y religiones.

«Para convivir hay que conocer las religiones de los otros. El islam es una religión muy presente en nuestra sociedad, pero no bien conocida. Queremos conocerla, entenderla y comprenderla. Y saber la realidad de los musulmanes en Europa». Lo proclama Daniel Izuzquiza, director de Entre Paréntesis y organizador del curso, que arrancó el 8 de abril y terminará el 21 de mayo y al que están acudiendo profesionales de la Educación, los Servicios Sociales o la Sanidad, estudiantes de universidad, técnicos de la Administración «y muchas otras personas interesada».

Los ponentes

Jaume Flaquer es uno de los ponentes. Y es sacerdote. Pero no el único. Otro esJosé Luis Sánchez Nogales, cura diocesano y catedrático de Filosofía de la Religión en la Facultad de Teología de la Universidad de Granada. Y otro Josep Buades, un jesuita valenciano licenciado en Derecho y en Teología y director de laFundación CeiMigra, un colectivo para la integración social y la formación de inmigrantes.

En total, tres curas y un curso. Tres sacerdotes cristianos enseñando islam. ¿Es posible?

14618561874678

Jaume Flaquer, sacerdote jesuita explica el Corán y el Islam

– Claro. Tiene su importancia cuando queda garantizado que un sacerdote comprende desde el interior la vivencia espiritual y el fenómeno religioso. Un no creyente puede ser muy brillante en su exposición sobre el islam, pero va a dar una explicación más fenomenológica, menos teológica y espiritual, sostiene Flaquer.

Habría que saber, por tanto, cómo reciben los musulmanes que un católico hable de su religión. Flaquer: «Encantados. Tanto los musulmanes como los cristianos. Son iniciativas para clarificar la situación actual. También me invitan para hablar a público musulmán». Sánchez Nogales: «Un día, en una conferencia ante unas 120 personas, una musulmana me dijo: ‘Es la primera vez que oigo hablar a un no musulmán del islam y no me siento ofendida’».

La clave es «ser objetivos, no ocultar las diferencias y respetar al otro. Lo que no se conoce o se conoce mal provoca reacciones inadecuadas, miedo y ansiedad», dice Sánchez Nogales, que organizó un Máster en Islam en la primera colaboración entre una universidad marroquí y una española, la de Granada.

“Hablar aclara malentendidos”

«Si hablamos, encontramos elementos de verdad; unos los aceptamos y otros no. Pero hablar aclara malentendidos y establece límites», afirma Josep Buades, que cerrará el curso el 20 y el 21 de mayo hablando del islam en Europa y el diálogo.

«Desde la teología cristiana todo lo que está en el mundo está bajo el manto de Dios. Nos acercamos al islam desde una óptica cristiana pero limpia para que los musulmanes aparezcan como son y no deformados por prejuicios», mantiene Sánchez Nogales,

La pregunta es, pues, cómo son los musulmanes. «El culto musulmán es distinto según los ordenamientos jurídicos de los países donde vive cada musulmán», matiza Buades. «Son familias normales, gente que ama la vida, que quiere que sus hijos coman y se vistan dignamente. Es gente que reza, que da limosna, que ayuda a sus semejantes. Y que, evidentemente, tiene sus diferencias con respecto a los cristianos u otras confesiones», subraya el teólogo Sánchez Nogales.

14609117074365

Pep Buades, jesuita y colaborador del CCIV.

Pero el curso (que también cuenta con la estudiosa de la religión islámica y profesora de la Universidad Complutense Montserrat Abulmaham; el director de Pluralismo y Convivencia, Fernando Arias, o la doctora en Filología Hispánica y miembro de la Asociación de Damas Diplomáticas Árabes Samyra Lamarty) no es un panegírico del islam.

El jesuita Jaume Flaquer, que el pasado fin de semana habló del islam en la política y de la sharía o ley islámica, dice que «hay una visión ingenua del islam, todo paz y amor, pero Muhammad, que es como los musulmanes llaman a Mahoma, tuvo una vida complicada y animó a la batalla. Lo positivo es que el sano islam contextualiza aquellos conflictos y los deja en el pasado».

El islam y la violencia

El islam y la violencia, la gran pregunta de hoy. Una asociación mental que va calando una respuesta: miedo.

Sánchez Nogales: «En El Corán hay gérmenes de violencia en algún momento, pero si el Derecho Islámico clásico se lee con objetividad, algunas acciones en nombre del islam difícilmente encajarían en la violencia. El terrorismo no se puede acoger al Derecho Islámico clásico, que reconoce la guerra santa, la yihad, pero con condiciones y límites, algo que el terrorismo no respeta».

Para este catedrático de la Facultad de Teología de Granada, «también el Antiguo Testamento, el Libro de los Reyes, por ejemplo, tiene gérmenes de violencia. Pero las religiones evolucionan éticamente y el Nuevo Testamento realizó ese proceso. El cristianismo mira el Antiguo Testamento desde el Nuevo. El islam necesita evolución, está aún en otra fase, pero ya hay muchos musulmanes que están en ese proceso».

Josep Buades: «Hay muchos islam. Hay textos que legitiman la violencia, pero otros musulmanes no la aceptan».

Jaume Flaquer: «Me preocupan las mezquitas de corte salafí. No porque llamen al terrorismo, sino porque una minoría de ellas predica la segregación de la comunidad musulmana respecto de la española. Condena a toda la sociedad española por ‘infiel’. ‘No os juntéis a ellos, porque irán al infierno y vosotros también iréis’. Eso no ayuda a la convivencia y genera intolerancia y extrema derecha. Y eso me preocupa».

“El 99,9% quiere el bien”

Son unos 80 centros de culto de los 1.400 que hay en España, según la lucha antiterrorista, citada por Europa Press. «Pueden ser mensajes radicales, pero no violentos. Pero el 99% de los musulmanes quiere el bien para todos», dice Riay Tatary, presidente de la Comisión Islámica de España.

A los ojos de los católicos, al menos de los sacerdotes expertos en el islam, los musulmanes de la calle «consideran lícito vivir en un país donde no rija la ley islámica. Es el Estado Islámico el que lo considera prohibido».

Lo defiende Flaquer, que describe aquí algunas piruetas que los musulmanes hacen para vivir en la sociedad occidental: «Hay algunas contradicciones con la ley española. Por ejemplo, dificultades para enterrar a sus muertos sin ataúd. O para sacrificar al cordero vivo para que salga toda la sangre en vez de aturdido para que no sufra, como marca la ley. O para obtener productos financieros islámicos, es decir, donde no interviene el interés. Necesitan cierta ingeniería financiera, porque no hay bancos islámicos, ni bancos no islámicos que ofrezcan productos financieros islámicos».

Y, claro, el islam y la mujer.

Flaquer: «La visión de la mujer restá regida por un paradigma patriarcal. Donde no hay sharía, una familia musulmana puede adaptarse a la vida occidental. Pero en un país con ley islámica, hay poligamia: un hombre puede tener cuatro mujeres, pero una mujer no puede tener cuatro hombres. Y una mujer recibe la mitad de la herencia que su hermano varón».

Sánchez Nogales: «La mujer no sólo ha sido inferior en el islam, también en el Antiguo Testamento. El islam debe evolucionar. Las mujeres musulmanas están ayudando a ello».

Con todo eso en la mochila, los curas de esta historia creen en Dios respetando a Alá. Y sabiendo de las diferencias de sus hijos o sus siervos. «El islam se funda sobre la base de la unicidad de Dios. El cristianismo sobre la base de la opción de Dios por los pobres» (Flaquer) «El islam cree que es la última religión profética, la última palabra de Dios, que corrige las otras dos religiones monoteístas, el cristianismo y el judaísmo» (Sánchez Nogales).

¿Entonces se puede explicar el islam desde el cristianismo?

Y contestan los tres curas del cristianismo en esta clase de islam: «Sí. Ambos somos creyentes, sabemos que no estamos solos y tenemos normas morales. El islam no es lo que hace más ruido, también es amor a los demás».

frise-1

Fuente

CLUB ARGENTINO QUIERE IMPLANTAR CHIP A SUS AFICIONADOS

26 de abril de 2016
Club argentino quiere implantar un chip a sus aficionados
 Buenos Aires, Argentina.- El Club Atlético Tigre argentino pretende implantar un chip en el cuerpo de sus simpatizantes para que ingresen al estadio “con sólo acercar su cuerpo al lector de ingreso”, informó el equipo a través de la red social Twitter.

“El Club Atlético Tigre presenta Ticket Pasión, el primer sistema de ingreso a los estadios de futbol por BioHacking: a través de un chip implantado en el cuerpo con todos los datos del socio el hincha podrá acceder al estadio con sólo acercar su cuerpo al lector de ingreso”, agregó el club.

Cg6IWsRWMAAWzci

 

“Este leerá los datos del chip implantado y, si el socio tiene sus pagos al día, inmediatamente el molinete de seguridad se abrirá para darle paso al sector correspondiente”, explica el texto difundido en internet.

Asimismo, matiza que la curiosa medida “permite tener un control fidedigno de los ingresos” y “mayor seguridad en los accesos”.

Fuente

 

frise-1

CUANDO SE PIENSA; POR HUGO WAST

24 de abril de 2016

15270231-La-partida-de-los-Ap-stoles-a-predicar-el-Evangelio-Creado-por-Gleyre-publicado-el-Magasin-Pittoresq-Foto-de-archivo


“La mies es mucha y los obreros pocos. Rogad al Dueño de las mies que envíe obreros a sus mies”

Mateo IX-37


Cuando se piensa que ni la Santísima Virgen puede hacer lo que un sacerdote.

Cuando se piensa que ni los ángeles ni los arcángeles, ni Miguel ni Gabriel ni Rafael, ni príncipe alguno de aquellos que vencieron a Lucifer pueden hacer lo que un sacerdote.

Cuando se piensa que Nuestro Señor Jesucristo en la última Cena realizó un milagro más grande que la creación del Universo con todos sus esplendores y fue el convertir el pan y el vino en su Cuerpo y su Sangre para alimentar al mundo, y que este portento, ante el cual se arrodillan los ángeles y los hombres, puede repetirlo cada día un sacerdote.

Cuando se piensa en el otro milagro que solamente un sacerdote puede realizar: perdonar los pecados y que lo que él ata en el fondo de su humilde confesionario, Dios obligado por su propia palabra, lo ata en el cielo, y lo que él desata, en el mismo instante lo desata Dios.

Cuando se piensa que la humanidad se ha redimido y que el mundo subsiste porque hay hombres y mujeres que se alimentan cada día de ese Cuerpo y de esa Sangre redentora que sólo un sacerdote puede realizar.

Cuando se piensa que el mundo moriría de la peor hambre si llegara a faltarle ese poquito de pan y ese poquito de vino.

Cuando se piensa que eso puede ocurrir, porque están faltando las vocaciones sacerdotales; y que cuando eso ocurra se conmoverán los cielos y estallará la Tierra, como si la mano de Dios hubiera dejado de sostenerla; y las gentes gritarán de hambre y de angustia, y pedirán ese pan, y no habrá quien se los dé; y pedirán la absolución de sus culpas, y no habrá quien las absuelva, y morirán con los ojos abiertos por el mayor de los espantos.

Cuando se piensa que un sacerdote hace más falta que un rey, más que un militar, más que un banquero, más que un médico, más que un maestro, porque él puede reemplazar a todos y ninguno puede reemplazarlo a él.

Cuando se piensa que un sacerdote cuando celebra en el altar tiene una dignidad infinitamente mayor que un rey; y que no es ni un símbolo, ni siquiera un embajador de Cristo, sino que es Cristo mismo que está allí repitiendo el mayor milagro de Dios.

Cuando se piensa todo esto, uno comprende la inmensa necesidad de fomentar las vocaciones sacerdotales.

Uno comprende el afán con que en tiempos antiguos, cada familia ansiaba que de su seno brotase, como una vara de nardo, una vocación sacerdotal.

Uno comprende el inmenso respeto que los pueblos tenían por los sacerdotes, lo que se refleja en las leyes.

Uno comprende que el peor crimen que puede cometer alguien es impedir o desalentar una vocación.

Uno comprende que provocar una apostasía es ser como Judas y vender a Cristo de nuevo.

Uno comprende que si un padre o una madre obstruyen la vocación sacerdotal de un hijo, es como si renunciaran a un título de nobleza incomparable.

Uno comprende que más que una Iglesia, y más que una escuela, y más que un hospital, es un seminario o un noviciado.

Uno comprende que dar para construir o mantener un seminario o un noviciado es multiplicar los nacimientos del Redentor.

Uno comprende que dar para costear los estudios de un joven seminarista o de un novicio, es allanar el camino por donde ha de llegar al altar un hombre que durante media hora, cada día, será mucho más que todas las dignidades de la tierra y que todos los santos del cielo, pues será Cristo mismo, sacrificando su Cuerpo y su Sangre, para alimentar al mundo.

HUGO WAST

FRANCISCO ESTÁ EQUIVOCADO, ESTO ES UNA INVASIÓN: OBISPO HÚNGARO

23 de abril de 2016

pope_and_laszlo

Tal y como recogen varios periódicos internacionales como el Washington Post, a Francisco comienzan a salirle críticos entre sus filas. Mientras decía este domingo que los católicos de todo el mundo tienen el deber moral de ayudar a los refugiados acogiendo a una familia en cada monasterio, iglesia, santuario o parroquia, en Hungría, uno de los países donde han llegado más refugiados, el obispo Laszlo Kiss-Rigo, le ha llevado públicamente la contraria. “No son refugiados. Esto es una invasión”, quien entendía que Francisco estaba “equivocado” y señalaba que los refugiados “vienen aquí con gritos de Allahu Akbar (Alá es grande). Quieren tomar el control”.

Kiss-Rigo insiste en que Francisco “no conoce la situación”, que describe como que Europa está siendo inundada de personas que se hacen pasar por refugiados, pero en realidad son una grave amenaza para el continente “cristiano” y sus “valores universales”.

Sobre los refugiados, Kiss-Rigo dice que “la mayoría de ellos se comportan de manera arrogante y cínica” y dice que la mayoría tiene dinero y rechaza la comida.

Mientras tanto Francisco pidió perdón a los refugiados que llegan a Europa por la “indiferencia” y la “mentalidad cerrada” con la que los países occidentales suelen recibir a estas personas.

En cambio en una entrevista, el periodista le hace una pregunta  a Mons. Schneider:
Sr. Fülep: ¿Cuál es su propio punto de vista sobre la crisis de la migración en Europa? ¿Cuál es la buena actitud católica a ella?
Mons Schneider: Esto es más o menos una cuestión política. No es la primera tarea de los obispos a hacer declaraciones políticas. Pero como una persona privada, no como un obispo, yo diría que la llamada “migración” es planificada y programada artificialmente, incluso se puede hablar de una especie de invasión. Algunas potencias políticas mundiales la han preparado hace años, creando confusión y guerras en el Medio Oriente  “ayudando” a estos terroristas o no oponiéndose  a ellos oficialmente, por lo que – de una manera – contribuyeron a esta crisis. La transferencia de dicha masa de personas, que son predominantemente musulmanes y que pertenecen a una cultura muy diferente, al corazón de Europa es problemática. Por lo tanto hay un conflicto programado en Europa y la vida civil y política se desestabiliza. Esto debe ser evidente para todo el mundo.

frise-1

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 872 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: