Skip to content

EL EXTRAÑO “ARTE” DEL LOGOTIPO DE LA MISERICORDIA

22 de febrero de 2016

Jubilee-Mercy-Logo

El logotipo del Jubileo de la Misericordia es obra de Jesuita Marko Ivan Rupnik.

A primera vista, ¿qué es lo que ven? ¿Les conmueve, les produce compunción espiritual, una elevación del espíritu hacia las cosas de Dios, qué les parece?

Ya a primera vista me echaba para atrás, ya me despertaba sospechas. Dirán, “ah, es que a ti todo te parece bajo sospecha, siempre estás buscando tres patas al gato”, o algo parecido. No obstante, miremos un poco mejor. Es de observación inmediata que Jesús tiene una postura no habitual, hasta indigna por tener toques casi vulgares: parece que el Señor esté rulando sobre patines. ¿Sobre qué, sobre qué “artilugio? Sobre dos tablas colocadas en un ángulo no demasiado grande, algo así como un compás masónico:

sestar

Las manos y las mangas, con un color amarillento, del hombre llevado por Jesús a sus hombros, recuerdan la antorcha, otro conocido detalle masónico. La antorcha está en la mano de la Estatua de la Libertad regalada por los francmasones a los EE. UU., en señal de origen e intención. Los padres fundadores de los EE. UU. eran miembros de las logias que veían necesario emprender un nuevo proyecto para la civilización humana precisamente en una inmensa tierra libre de las pesadas tradiciones europeas.

kip slobode

Los masones “marcan” su “territorio” y consecuciones según simbología que les es propia, aunque siempre con un halo de misterio, pero el cual es bien conocido a los instruidos. Con todo, a todos los demás queda claro y comunicado quién es el jefe allí. Prácticamente todas las instituciones de importancia en los últimos dos siglos llegan bajo su dominio. La antorcha está en la mano del corredor olímpico cada cuatro años, a la gloria del hombre y de sus logros:

olimpijska baklja

Está sobre el tejado de la Biblioteca Central de Los Ángeles:

knjiznica

¿De dónde proviene el símbolo de la antorcha? La Masonería no es un conjunto de hombres poderosos que, aburridos por tener más dinero de lo que puedan gastar, o tiempo que ocupar, digan: “venga, vamos ahora a mover algo a provecho y capricho nuestro”. Habrá de todo, pero eso no les es esencial, ni lo que les da la razón de ser. La Masonería es antítesis del cristianismo. En el cristianismo Dios es el don que se da desde arriba, viene al encuentro al hombre por la gracia que se da por medio de la fe en Jesucristo; la Masonería renueva el antiquísimo engaño gnóstico, cuya raíz está en el diablo mismo, consistente en el esfuerzo del hombre en su ascensión hacia arriba por sus propias fuerzas, cual si fuera una criatura que ha de divinizarse por sí misma, que alcanzar debe el conocimiento de la Luz. Es decir, el acento está en el hombre, frente a Dios. Pero ese acento solamente puede llevar al abismo. “Seréis como Dios”, habló el diablo a los primeros hombres en el paraíso terrenal. El engaño siempre usa de palabras engañosas que presentan la mentira como si fuera verdad. Hasta el final de los siglos el diablo intentará arrancar al hombre a Dios, porque envidia el destino del hombre que, aunque la naturaleza humana fuese inferior a la angelical, siempre puede esperar, por la decisión divina y habiéndose arrepentido de sus pecados, la vida en la gloria de la eternidad. No así el diablo, porque su pecado fue realizado por la malicia que destruyó por completo su naturaleza con la que Dios la había dotado, mientras que el hombre fue seducido.

El diablo pues envidia al hombre hasta la médula de su ser destruido, y lo desea inconteniblemente a su lado, bajo su zarpa. Le desea convencer que es igual a Dios, que Dios es su enemigo y que su liberación viene ya por Lucifer, que le entregará la luz para ver. Esa luz es la que busca el masón, por medio de un perfeccionamiento gradual, y el conocimiento de una ciencia para selectos, escondido a simples mortales; y esa luz tendrá que ser dada a las masas y en ella instruido el resto de la humanidad. Así traerá a Lucifer la totalidad de la humanidad. Por eso ellos serán siempre los “ilustrados”, que por el principio y práctica jacobina harán “todo para el pueblo, pero sin el pueblo”. Los brutos deben ser guiados; si con la ayuda de , mejor que mejor.

Es la rebelión a la que incita el diablo levantarse contra la ley de Dios, intentando llevado por la desesperación y el odio tirar al hombre al fango, habiéndolo presentado como divinidad en él mismo.

Moisés recibe las Tablas de la Ley con los Diez Mandamientos en el Monte Sinaí. “Los derechos del hombre”, por lo tanto, tienen su origen en el cumplimiento y vida de las obligaciones hacia el Creador, y en consecuencia amando a todos los hombres como creados por la bondad de Dios.

moises

¿Y qué es el hombre según los Ilustrados?

mason nuevo hombre

El nuevo hombre nacido de la Revolución Francesa. El hombre con la pala de albañil y mandil, es un “masón libre” o “francmasón”. Apoyado sobre la columna con dos tablas en las que está grabada la “Declaración de los Derechos Humanos y de Ciudadano”, cuya intención es sustituir las Tablas de los Diez Mandamientos de Dios. Apoyado sobre esta “Declaración”, que es base de un Estado Ateo, el Nuevo Hombrepisa y mata al sacerdote, un hombre presentado como ruin y triste, asustado y sin amor, tirando al suelo la Tiara y Corona papal. Él, el hombre lleno de adelanto ymajestuosidad. Pero en realidad el hombre que odia, el destructor.  Encima, con grandes letras está escrita el lema de la Masonería: “Libertad, Igualdad, Fraternidad”.

El símbolo del Fuego arrebatado y alcanzado por el hombre, de la Antorcha de la luz del conocimiento, es prestado del gnosticismo mitológico griego en la figura del Prometeo que intenta arrebatar la luz a los dioses y entregarlo al hombre:

prometej

La Masonería no se corta lo más mínimo hasta dónde ha llegado su posición y penetración. Altivamente, sin pudor, con despecho y con toda claridad vacilará Prometeo en la fuente del Centro Fockefeller,

prometej 2

En la fuente está escrito con letras grandes: “Prometeo, el maestro de todo arte, el portador de ese fuego que debe ser probado en todo hombre”.

La Antorcha de la Luz de Lucifer está irremediablemente presente en la figura, elaborada con la minuciosa presencia de los signos esotéricos, de Bafhomet – con la antorcha encima de su cabeza -, ídolo adorado por los masones en sus más altos grados.

bafomet

Muchos pensarán que es exagerado considerar la antorcha como un símbolo satánico, pero por desgracia se equivocan. Según los escritos del mismo Antonio Lavey – fundador de la iglesia de Satán -, la doctrina satánica se resume en el enaltecimiento y exaltación del hombre como si fuera Dios. La creencia que va hasta el punto de que el satanista se considere en posesión del poder realizar su propia voluntad sin ningún miedo frente a Dios, o de las consecuencias de sus actos. En el 1861, el ocultista Ephis Levi en el libro “Dogmas y Rituales de Alta Magia”, ha realizado una ilustración de Bafhomet, que acabamos de presentar. El dibujo presenta distintos principios esotéricos, entre los que destaca la antorcha de la iluminación.

Para la plebe, junto con las palomitas en el subconsciente de los a domar, por medio deColumbia Pictures

columbia

entra y empieza a ser conocida una luz que ni en los sueños se podía pensar que existe y para lo que existe.

Echemos ahora un vistazo al óvalo en su posición horizontal

merciful logo horizontal

¿A qué les suena? Tiene forma del ojo que todo lo ve, del ojo de Oziris presente en el vértice de la pirámide gnóstica. También lo encontramos en los billetes de un dólar. Todo junto:

oko skupa

Fijémonos ahora en la cabeza de Jesús y del hombre al que lleva en los hombros. ¿Cuántos ojos podemos ver? Tres, uno pertenece y a Jesús y al hombre llevado. En la página oficial del Jubileo, se encuentra la siguiente explicación de este motivo:

Cristo ve con el ojo de Adán y este lo hace con el ojo de Cristo. Así, cada hombre descubre en Cristo, nuevo Adán, la propia humanidad y el futuro que lo espera, contemplando en su mirada el amor del Padre.

¿En Cristo descubrimos la propia humanidad? ¿Para qué quiero yo mi humanidad? Yo necesito a Dios, y Jesús es Dios. Yo necesito ver a Dios en Cristo, como lo es, no a sí mismo ni a mi humanidad. ¡Cuidado!: en Cristo no existe la persona humana, sino es una única Segunda Persona Divina, hecha carne, que en la misma Persona tiene dos naturalezas, divina y humana. En otras palabras, en Cristo no veo a sí mismo, sino al Redentor quién no lo sería, si no fuera Dios. En Cristo puedo ver no a sí mismo, sino mis pecados que Él ha redimido con su sangre y esa Redención se aplica a mi alma y a la alma de cada uno en cuanto estemos preparados arrepentirnos y hacer penitencia por nuestros pecados.

Por otro lado, ¿desde cuándo tres ojos pertenecían a la simbología cristiana? Desde nunca, tal vez entonces tampoco. Pero los tres ojos son una simbología masónica y cabalística:

oka tri

Están presentes desde que el hombre sobre la tierra empezó hacer altares a los ídolos, enseñado en su ignorancia por el mismo diablo, según clarísimas palabras de San Pablo a los gentiles bautizados (1ª Cor 10, 20-21): “No, afirmo sencillamente que los paganos ofrecen sus sacrificios a los demonios y no a Dios. Ahora bien, yo no quiero que  entréis en comunión con los demonios. No podéis beber de la copa del Señor y de la copa de los demonios; tampoco podéis sentaros a la mesa del Señor y a la mesa de los demonios.” En el fondo, es el demonio y la causa de existir los ídolos y la de sus cultos y teorías. Por lo demás, en el mundo esotérico se explican como el camino hacia el autoconocimiento, alta conciencia o “superconciencia”, la conciencia de lo “espiritual”.

En el hinduismo es archiconocido en la frente de Shiva:

shiva 3

¿Cómo se explica que este motivo esté presente en la antigüedad en las regiones tan distantes unas de otras, como es la frente de Shiva en la India y el ojo de Oziris en Egipto? Por la misma causa e inspiración.

Además, llama la atención aparte esta otra imagen de Shiva, en la que está presentado como carga en sus hombros al cadáver de su amada Sati, por la que llora desconsoladamente dando vueltas por la tierra:

shiva sati

Fíjense en la posición de las piernas, de la inclinación de la cabeza, así como del cuerpo sujetado con las dos manos. Toda la postura es bastante parecida a aquella del logotipo.

CONCLUSIÓN

 

rupnik

¿Rupnik es masón? No lo diré, porque ciertos indicios o analogía con los motivos y simbología masónica no son prueba que el autor de una determinada obra sea masón. Sin embargo, si lo fuera, sería posible que hiciera precisamente de este modo. Pero, soy de otro parecer. Un hombre, un pensador especialmente y por lo tanto también el artista, puede hasta tal punto embeberse de determinada ideología sin percatarse siquiera, de forma que acto seguido plasme su convicción asimilada en su obra. ¿Acaso justifico tal proceder? Dios me libre. Este arte (de este logotipo, no quiere decir de todas las obras de Rupnik; realmente, en las demás de las que pueden ver una muestra haciendo el clic sobre este renglón, no me he percatado de algo similar a lo que estamos comentando) refleja conceptos no cristianos que no allí no deberían estar; ese no es su lugar. Son una expresión posible de conceptos confusos o distorsionados, de dejar de lado la visión y estética cristiana tradicional. Son el testimonio de la penetración de los nuevos pensamientos e ideas, extraños al cristianismo.

Rupnik no es el único. Miren el ojo del óvalo en la Aula de la Audiencia de Pablo VI:

oko audijencija

Así como la escultura tétrica de la “Resurrección de Cristo” en la parte frontal de la misma Aula:

skulptura p vi

skulptura p vi 2

Cuando la escultura fue presentada al público en el año 70, se la describió algo así como “Jesús Resucitado después de la catástrofe nuclear”, o algo así. A mí me parece un fantasma de Halloween, flotando entre las ramas de un gigantesco árbol de una ciénaga, en medio de calaveras humanas colgando. Algunas veces iluminada con una luz fantasmagórica, con tonalidades inquietantes de una violeta fuerte. Perdonen mi realismo al comentar estas obras, pero si hubiera visto algo agradable, no tardaría en elogiarlo. Al menos al final dejaré un broche digno de mención.

Volvamos otra vez al ojo común de Jesús y del hombre. ¿Cristo ve con el ojo de Adán? “Perfectus Deus, perfectus homo” (Símbolo Atanasiano), verdaderos Dios y verdadero hombre,pero no dos personas, sino una, la Segunda Divina; un único sujeto, Dios Hijo.Ese Dios asumió la carne, la Palabra se hizo carne, y habitó entre nosotros, no es eso unhombre divinizado, sino Dios encarnado. “…su palabra corroe como gangrena.”, advierte Pablo a Timoteo (2ª Tim 2, 17) en contra de la influencia de los desviados. La “teología” neoarriana de la negación de la divinidad de Jesús, considerándolo solamente un hombre, por encima de cualquier otro pero al final y al cabo solamente hombre; o la herejía nestoriana que enseña dos personas, la humana y la divina presentes en Cristo, se han extendido sobremanera a lo largo de los seminarios especialmente occidentales. Uno de los principales exponentes de esa corriente es el Cardenal Kasper, cuya “teología” el mismo Francisco llamó “la teología de rodillas”, que no siendo ni molestado ni impedido por nadie, y que también en el tiempo en el que todavía no era cardenal (ha sido promovido por Juan Pablo II el 21 de febrero de 2001) difundía abiertamente sus enseñanzas heréticas negando prácticamente los milagros de Jesús sobre el mundo material, diciendo que aquellas descripciones de los mismos son unañadido realizado según la fe que “evolucionaba” de la primera comunidad cristiana, afirmando que los Evangelios no son una descripción de los hechos históricos entre otras cosas, sino expresión de la comprensión de la fe de los primeros cristianos; citando las “teorías de la visión” como la “teoría de la Resurrección” más difundida, no indicando la fe de la Iglesia tal y como siempre se confesaba; para él “la cuestión de la virginidad de María es al menos teológicamente abierta”; presentando la resurrección de Lázaro como si fuera una fábula, una construcción literaria cuyo fin sería “edificar” la fe, etc. Sobre el particular he profundizado en el trabajo Una mirada a la teología de W. Kasper.

¿Qué hay de extraño entonces que cuando la cabeza está envenenada con estos conceptos y convicciones no cristianas, que la misma empiece a balbucear, y en ese balbuceo exprese el engaño del autor de esas mentiras? Ningún milagro que se presente tal evento, eso sí que no es ningún milagro. Al contrario, es lógico que así sea. Y en algunos asuntos se va más allá de toda medida. ¿Dónde quiere el diablo penetrar con más saña y gana? En la Iglesia, a la que no puede derrotar desde fuera, pero si está infiltrado dentro, puede hacer estragos indecibles. Este sagrario en una iglesia en Italia parece tener enrollada una serpiente preparada para morder su presa. Al que odia insaciablemente desde su encadenamiento en el abismo. Es incomprensible que algo así sencillamente se pueda encontrar en alguna iglesia:

Padergnone-56

Y por eso, como dije, Rupnik no está solo. Son pléyades de Rupnik, y más que eso. Miren la última tarjeta de felicitación de la Santa Sede para la Navidad 2014:

felicitacion 14 2

felicitacion 14

¿Qué ven? Un burro negro en medio de la tarjeta, y con la parte trasera dirigida hacia aquel que la mira. Como si el diablo se nos riera en la cara a todos. Y precisamente ese burro negro. ¿Pero por qué no lo diriges con su cabeza hacia la Sagrada Familia, y lo colocas allí, de color gris en un rincón, donde siempre más o menos se colocaron el buey y el burro? ¡Pero no eran jamás los protagonistas de la escena unas bestias! Eso sí, parece que hay que dar un “toque” especial, un “algo”. Mira, búrlate de mí, pero no de Dios.

Penetran muchas cosas en la Iglesia, impuras, opacas. Lleva cuidado, amigo, ¡somos seres racionales! No puedes tomar por bueno cualquier cosa que oigas, que te llegue a los oídos. A mucha gente devota (quedan todavía), les pasa que en cuanto vean a un sacerdote vestido de casulla y con estola, ya les vale todo. Cualquier cosa que diga o haga, les vale. Así en general, aunque la gente no está loca y tienen ojos, pero en asuntos espirituales los fieles se dejan guiar con facilidad por los sacerdotes. Así es como tendría que ser, y los que tienen la primera obligación de instruir a los fieles, son precisamente los sacerdotes. Si los seminaristas recibieran una doctrina cien por cien segura, sin vacilación alguna y todo cristalino, todo embebido de buen sentido y fe pura, en una única generación todo sería arreglado y tantos problemas en la Iglesia, resueltos; por no decir todos.

Pero cuesta tanto. En la renovación carismática se ha extendido la aplicación de algunas costumbres, que sin embargo deberían ser puestas bajo el interrogante, y al menos, bajo una gran reserva, cuando no un rechazo abierto según los casos. Por ejemplo, el así llamado “descanso en el Espíritu”. El sacerdote (no estoy seguro de que no pueda ser un laico; entre los protestantes lo hacen lideres que no tienen sacramento alguno) impone las manos sobre los fieles, y estos caen como segados. Estos casos están difundidos hoy en todos los meridianos:

 

¿Por qué se caen? ¿Dios hace que caigan? ¿Qué es lo que ocurre? ¿Alguna energía, acción divina, qué es lo que está pasando? No sabemos, es la verdadera respuesta y la más honesta. El sacerdote reza, impone las manos, los fieles se caen (no precisamente todos) como segados. Eso es lo que vemos. ¿La causa? No sabemos.

¿Tenemos ejemplos de algo parecido en la Escritura? Tenemos alusiones directas al hablar en lenguas, pero estas casi siempre alguien las entiende. Es verdad, San Pablo habla de dones y carismas, pero ninguna es extraña, rara, siempre al servicio de la fe y entendible. Todo el mundo entiende lo que significa rezar por alguien imponiendo las manos, y si ese alguien se cura, que eso ocurre, en condiciones digamos decentes, por la acción de Dios. Las profecías si son tales, discernidas y con sentido, lo mismo. ¿Habla San Pablo de “descanso en el Espíritu”? No, hermanos, no habla.

Sigamos entonces según la razón, o si se prefiere, por el método científico. ¿Se dan estas cosas entre los protestantes? A montones, y entre ellos la situación es propiamente desagradable, y me quedo corto. Parecen más sesiones de imposición de manos y otros fenómenos, de forma que en más de una ocasión los resultados se asemejan más a las posesiones diabólicas que a un don de Dios.

Pero lo peor de todo, es que esta práctica, muy semejante en la forma a lo mostrado, ¡existe entre hinduistas! Lo cual se puede observar en el siguiente vídeo. Los seguidores de estas corrientes caen como segados hacia atrás cuando el guru les imponga la mano sobre la frente. ¿Cuál es la causa espiritual de estas caídas?

Por ello insisto que la práctica religiosa debe ser pura como el rocío, y todo lo que no me cuadra, lo que no concuerda con la secular tradición de la Iglesia, lo que inconfundiblemente no está apoyado por la Sagrada Escritura y la razón, les ruego, pasen de mí. Para resumir, cuanto más a la antigua usanza, mejor. Y solamente que aclare una cosa: hay entre sacerdotes carismáticos tales que van a los países más hostiles al cristianismo,  tan enemigas en lo institucional a Cristo como lo serían Arabia Saudita, Bahrein o Yemen, predicando en los mismos a precio de su vida. El sacerdote carismático indio, James Manjackal, personalmente ha bautizado en la Iglesia Católica a miles de saudíes en su propio país. Fue envenenado por ello, pasando largos meses en la coma entre la vida y la muerte. ¿Tengo algo en contra de esas predicaciones? ¿Es que no hizo en su tiempo San Pablo lo mismo y que yo ahora me oponga? No lo quiera Dios. Lo que está bien, está bien. Comprobadlo todo, rechazad lo malo, quedaos con lo bueno, no apaguéis al Espíritu, Pablo nos lo recuerda de nuevo. Lejos de mí que no lo atienda.

Comprobadlo todo. Estas cosas son razón suficiente para ello. Muchas prácticas no de recibir fácilmente son aceptadas. El Cardenal Jorge Mario Bergoglio, arrodillado ante un predicador protestante en Buenos Aires, recibiendo una tal “bendición” Eso no molestó ni al predicador papal, Raniero Cantalamessa, por lo demás conocido sacerdote carismático que estaba presente, allí mismo, a dos metros de distancia.

bergoglio cantalamessa protestantes

¿Saben qué? Yo no apruebo esto. La plenitud de la verdad está en la Iglesia Católica, querido amigo mío. Tú ama a todo el que se mueva, da tu vida por todos, pero debes saber con toda claridad dónde está el depósito de la fe. Por lo demás, ¿qué bendición intentas recibir? ¿Es que Dios no te da todo lo que necesitas para tu santificación? ¿Crees en ello?

Luego, las costumbres continúan, no cesan de un día para otros. En una reunión reciente con los pentecostales, Francisco reza y recibe la “bendición” (¿será eso?) a modo pentecostal.

papa-francisco-y-evangelicos

Hacer esto no lo suscribo, y digo que no está bien hacerlo.

Termino este pequeño viaje por nuestra actualidad religiosa. Dije comentar algo bonito al final. Eh, sí, hay un pintor en una parte del sur de España, Raúl Berzosa es su nombre, para más gracia un pintor joven, y que vale. Mira qué frescos pintó en el techo de la iglesia de la Hermandad de las Penas en Málaga:

hermandad de las penas

plafon herm

¿A quién no le gusta esto? ¿Para quién esto no es espiritual? ¿A quién esto no invita a la oración, a la compunción, a la esperanza, a cambiar de vida, a quién esto no le da consuelo por la belleza divina y de lo que Dios tiene preparado para el hombre? ¿Te gusta ir a una iglesia así, o a una – qué triste -, iglesia-almacén en alguna parte de Austria?

donau austria

 

Tomado del Blog : JUDICA ME, DOMINE

2 comentarios leave one →
  1. 24 de febrero de 2016 5:41 AM

    Si el jesuita no es masón, es esbirro y borregón de los tales, hasta gratis, he ahi la mejor Victoria del Demonio, gratis te vende tu perdición como algo grandioso.

    Dios no los perdone a los Demoledores clero útil de la sioni-masoneria del Tiempo Final.

  2. 24 de febrero de 2016 7:50 PM

    Esos dos “tablones” son los rayos en forma triangular que salen de la imagen novedosa de la divina misericordia. Ya saben, la que tiene el triangulo masonica en el corazon de Jesus.

    Es increible.
    La devoción a la divina misericordia que estaba en el índice de los libros prohibidos (Index Librorum Prohibitorum) y ratificada prohibida por dos papas, casualmente fue “rescatada” y promulgada por un papa que coincidentemente era del país de la vidente que estaba en la devoción prohibida.

    Ahora todo es “misericordia, misericordia, misericordia” falsa.

    La judeomasoneria ha infiltrado la Iglesia.

    Ora pro nobis sancta Dei genitrix

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: