Skip to content

CARTA ACLARACIÓN DE REIDEZEL MENDOZA SORIANO ANTE DIFAMACIONES

20 de mayo de 2016

bandoleros

Señora directora de La Jornada: En ejercicio de mi derecho a réplica, le solicito publicar esta aclaración*.

Reidezel Mendoza Soriano

En su artículo “Los libros de un panista” del pasado 17 de mayo, Pedro Salmerón critica un libro de mi autoría y lanza una invectiva contra mi persona.
Bandoleros y rebeldes, tesis con que obtuve una maestría en Historia por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y que posteriormente se publicó como libro, despertó la animadversión de Salmerón por contradecir la figura de Francisco Villa que él y otros han fabricado en un intento de vincularla con su proyecto político. Al respecto, sólo diré que basé mi trabajo en las ideas de varios historiadores y no sólo en Hobsbawm -el único a quien Salmerón parece conocer- que mi investigación se nutrió de más de 200 títulos de libros, folletos y tesis, así como documentos de 21 archivos y 49 fuentes hemerográficas, no, como el artículo dice, únicamente en “fuentes judiciales y otros documentos oficiales” y que fue avalado para obtener mi grado por algunos de los más reconocidos investigadores del país. Podría rebatir una por una las barbaridades proferidas por este señor sobre mi trabajo académico, y lo haré en su momento, pero lo que más me indigna es el ataque personal que una y otra vez, ha utilizado como forma de desprestigiar mi obra.

Afirmo, por mi parte, que el artículo de Salmerón es típico de su método de trabajo, consistente en partir de una postura ideológica y buscar por todos los medios adaptar a ella los hechos. A diferencia suya, yo puedo probar que su tesis doctoral “La División del Norte” cita a pie de página artículos periodísticos que no existen en la fecha y forma en que él los menciona; que en lo referente al villismo en Chihuahua, su tesis adoptó como base bibliografía por demás rebasada, entre ella una serie de dichos de Alberto Calzadiaz Barrera que un simple cruce de información habría descartado como imprecisiones y errores; y que para esa tesis no hizo en los archivos del estado de Chihuahua, donde no lo conocen, la investigación que era obligada —de otra manera, habría mencionado documentos esenciales que están a la vista de cualquier investigador-. Y afirmo que este personaje, que tacha mi trabajo de falto de rigor, no se tomó la molestia de leerlo, o, si lo hizo, leyó sin entender.

En repetidas ocasiones, Salmerón ha “denunciado”, sin más prueba que su dicho, que mi trabajo está patrocinado por la Iglesia Católica, por el PAN y por el senador Javier Corral. Miente rotundamente: mi investigación y publicación son autofinanciadas. Me queda claro que en esta ocasión el ataque lleva el objetivo de golpear al señor Corral, quien contribuyó a denunciar la censura del gobierno de César Duarte a mi libro. También Jesús Vargas, amigo de Salmerón y no mío, participó en la denuncia, y en cambio Salmerón no sólo guardó silencio, sino que ha distorsionado el asunto para sacar tajada política. Ese “hombre de izquierda” es el que afirma que estoy en contra de los movimientos sociales.

Si por ganarme la vida como encargado del Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Chihuahua pertenezco “a la derecha más conservadora”, seguramente Salmerón, que recibe un sueldo del ITAM, pertenece al neoliberalismo a ultranza del México actual. Cabría preguntarse qué ideología se le debe atribuir por haber trabajado como funcionario del INEHRM para una administración panista.

No es ésta la primera vez que Pedro Salmerón me agrede: el año pasado, acompañado por Jesús Vargas y Taibo II en un híbrido entre conferencia y discurso proselitista llevado a cabo en Azcapotzalco, se refirió a mí, con la nariz fruncida, como “un historiador chihuahuense cuyo nombre no voy a mencionar porque me da un poquito de asco.” El vídeo original, publicado en YouTube y después editado en varias ocasiones para eliminar las vulgaridades e improperios de los participantes, los pinta de cuerpo entero y está a disposición de quien me lo solicite.

reidezelmendoza@hotmail.com


*Nota: Se difunde este artículo en éste blog, dado que el periódico La Jornada, hasta ahora, se ha negado a respetar el derecho de réplica del historiador ante las calumnias de Pedro Salmerón. 


 

2 comentarios leave one →
  1. 20 de mayo de 2016 11:26 AM

    No podemos pedir peras al famoso olmo. Pedir honestidad intelectual a Salmerón es punto menos que imposible.

  2. 27 de agosto de 2016 1:48 PM

    iba a responder, pero tiene 13 vistas y una respuesta. se las regalo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: