Skip to content

FRANCISCO ESTÁ EQUIVOCADO, ESTO ES UNA INVASIÓN: OBISPO HÚNGARO

23 de abril de 2016

pope_and_laszlo

Tal y como recogen varios periódicos internacionales como el Washington Post, a Francisco comienzan a salirle críticos entre sus filas. Mientras decía este domingo que los católicos de todo el mundo tienen el deber moral de ayudar a los refugiados acogiendo a una familia en cada monasterio, iglesia, santuario o parroquia, en Hungría, uno de los países donde han llegado más refugiados, el obispo Laszlo Kiss-Rigo, le ha llevado públicamente la contraria. “No son refugiados. Esto es una invasión”, quien entendía que Francisco estaba “equivocado” y señalaba que los refugiados “vienen aquí con gritos de Allahu Akbar (Alá es grande). Quieren tomar el control”.

Kiss-Rigo insiste en que Francisco “no conoce la situación”, que describe como que Europa está siendo inundada de personas que se hacen pasar por refugiados, pero en realidad son una grave amenaza para el continente “cristiano” y sus “valores universales”.

Sobre los refugiados, Kiss-Rigo dice que “la mayoría de ellos se comportan de manera arrogante y cínica” y dice que la mayoría tiene dinero y rechaza la comida.

Mientras tanto Francisco pidió perdón a los refugiados que llegan a Europa por la “indiferencia” y la “mentalidad cerrada” con la que los países occidentales suelen recibir a estas personas.

En cambio en una entrevista, el periodista le hace una pregunta  a Mons. Schneider:
Sr. Fülep: ¿Cuál es su propio punto de vista sobre la crisis de la migración en Europa? ¿Cuál es la buena actitud católica a ella?
Mons Schneider: Esto es más o menos una cuestión política. No es la primera tarea de los obispos a hacer declaraciones políticas. Pero como una persona privada, no como un obispo, yo diría que la llamada “migración” es planificada y programada artificialmente, incluso se puede hablar de una especie de invasión. Algunas potencias políticas mundiales la han preparado hace años, creando confusión y guerras en el Medio Oriente  “ayudando” a estos terroristas o no oponiéndose  a ellos oficialmente, por lo que – de una manera – contribuyeron a esta crisis. La transferencia de dicha masa de personas, que son predominantemente musulmanes y que pertenecen a una cultura muy diferente, al corazón de Europa es problemática. Por lo tanto hay un conflicto programado en Europa y la vida civil y política se desestabiliza. Esto debe ser evidente para todo el mundo.

frise-1

2 comentarios leave one →
  1. 23 de abril de 2016 1:57 AM

    Por desgracia, las dos cosas son ciertas.

    No hay como negar que Siria, así como otros países del entorno, está siendo arrasada más allá de las finalidades de una guerra de dominación.

    Y tampoco se puede negar que la entrada masiva de personas con otra cultura y otra religión supone de hecho una “invasión” de consecuencias impredecibles, sobre todo a largo plazo.

    Respecto a la actitud de los recién llegados, no olvidemos que muchos de ellos tienen una preparación y que tenían su vida resuelta en su país (no es la inmigración a la que estamos acostumbrados). Y, de paso, imaginemos la actitud que tendríamos nosotros si primero nos bombardean y luego nos ponen unas alambradas y nos gasean para impedir que nos busquemos la vida en otro lugar.

    Eso sí, como ambas cosas son ciertas, es evidente que la solución no es el buenismo, sino la denuncia profética (¿quién está detrás de este genocidio?). Mejor denunciar ahora que pedir perdón dentro de 60 años.

  2. 24 de abril de 2016 8:08 AM

    La guerra causa estas situaciones ambivalentes,pero el cristiano debe abrir su corazòn a los que perdieron todo, a los que estàn hambrientos a causa de una guerra civil que no buscaron ni provocaron. La ayuda humanitaria no conoce banderas ni naciones,solo es ayuda. Los organismos internacionales deben dar respuesta urgente a estos refugiados, porque tienen el derecho como cualquier ser humano a vivir, comer ,vestirse y trabajar dignamente, cosa que le han quitado definitivamente a esta gente. De nada ser racista, nacionalista extremo o indiferente. Es una realidad del mundo en que vivimos y como tal,como raza humana, debemos ser solidarios. Con un fideo cada uno se llenan miles de ollas para alimentar a los oprimidos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: