Skip to content

ALASKA Y EL VIRREINATO DE LA NUEVA ESPAÑA: POR LUIS OZDEN

29 de febrero de 2016

NUEVA ESPAÑA 1800ALASKA Y EL VIRREINATO DE LA NUEVA ESPAÑA

EXPEDICIONES DESDE SAN BLÁS EN LA NUEVA GALICIA


Hacia el año de 1800, el Virreinato de la Nueva España comprendía la mayor parte de las tierras de Norteamérica.

A fines de la dominación española en el continente americano, el territorio de la Nueva España llegó a extenderse hasta las costas de Alaska.

Ya para 1568, el capitán Juan de Islas, compañero del Padre Andrés de Urdaneta (en las navegaciones hacia y desde, las Islas Filipinas), proponía a la Corona Española averiguar, partiendo del Archipiélago Filipino, si las costas de China se prolongaban hasta la California (conquistada por Hernán Cortés),  o si estaban separadas por algún brazo de mar, pero las expediciones que llevaron a cabo Pedro de Unamuno y Sebastián Rodríguez Zermeño fracasaron.

En cambio tuvieron éxito las que las expediciones que partieron del puerto de San Blas, en el antiguo Reino de la Nueva Galicia, rumbo a Alaska en busca del supuesto estrecho.

La primera expedición fue la que salió de San Blas en 1774, al mando del alférez Juan Pérez. En la fragata Santiago recorrió la costa de la Alta California hasta los 55º latitud norte, en el actual territorio de Canadá.

Le siguieron las expediciones del capitán Bruno Heceta y la del capitán Juan Francisco de la Bodega y Cuadra (1) en la goleta Sonora, llegaron ambas hasta el grado 60 de la actual Alaska, hasta la desembocadura del río Columbia, que se llamó Bahía de la Ascensión o Boca de Heceta, también fundaron el Puerto de Bucareli. Más tarde el 11 de febrero de 1779 el capitán De La Bodega en la fragata Nuestra Señora de los Remedios, y el Teniente Ignacio Arteaga a bordo de la fragata Nuestra Señora del Rosario salieron de San Blas y llegaron hasta las costas de Alaska. Arribaron al asentamiento español de San Lorenzo de Nutka, actualmente el puerto de Vancouver y el fuerte de San Miguel de Nutka en el Peñón sur de la isla de Nutka.

El 8 de marzo de 1788 salió del puerto de San Blas, de nueva cuenta la fragata Nuestra Señora del Rosario al mando del Alférez José Esteban Martínez, acompañado del paquebote San Carlos capitaneado por Gonzalo López de Haro quienes llegaron también hasta Alaska y tomaron posesión de toda la costa porque los rusos y los ingleses merodeaban ya queriendo tomar las pesquerías españolas (novohispanas) que funcionaban por trueque con los indios. Martínez construyó un Fuerte de madera y piedra en 1789, pero fue desmantelado en octubre de ese mismo año. Fue después reconstruido y ampliado en 1790 por Pedro Alberni en la expedición de Francisco de Eliza: entonces el estrecho de Nutka fue reocupado por De Eliza. El capitán Alberni era catalán y traía consigo unos ochenta voluntarios catalanes.

La fortificación consistía básicamente en una batería de artillería para la defensa del puerto y de las edificaciones,  y estaba casi al lado de la casa del cacique indio Macuina jefe de la tribu Nuuchanult.

El 4 de mayo de 1790, desde la base naval de San Miguel de Nutka (actual Vancouver)  salió una expedición militar al mando del capitán Salvador Fidalgo para averiguar y expulsar en su caso a los rusos siberianos que ocupaban la costa. El Fuerte protegía el primer asentamiento español en esa costa, el asentamiento se llamó originalmente Santa Cruz de Nutca. El capitán de Eliza estableció tres líneas de defensa: La primera estuvo a cargo de la fragata de 300 toneladas Concepción, la segunda con los soldados a las órdenes de Alberni en tierra, y la tercera a cargo de la batería de artillería del Fuerte de San Miguel.

La construcción de la batería fue complicada. Se construyó en lo alto de una isla rocosa, alta pero pequeña. Las troneras debían ser construidas para soportar las armas. Llevó cuatro días situar ocho grandes cañones. Más tarde, otros seis cañones menores fueron también instalados. La batería sin embargo no disponía de espacio suficiente para otros ocho grandes cañones que Eliza también había traído y fueron almacenados en la orilla. Fue una proeza heroica por tratarse de un trabajo en condiciones muy precarias a causa del crudo invierno y la fuerza de los vientos marinos.

Inglaterra: la pérfida Albión, no cejaba en su empeño para desposeer a España de los inmensos y ricos territorios norteños de América, así que amenazó con una guerra más, y por medio de un convenio unilateral y forzado, se quedó con el puerto de Nutka y todos sus territorios del interior.

Y hacia el 1800, la Corona Española tuvo que ceder forzadamente, a Inglaterra el puerto de Nutka,  a causa de las llamadas Convenciones de Nutka. Perdiéndose para el Virreinato de Nueva España aquellas ricas tierras norteñas.

LUIS OZDEN

EXPEDICIÓN CATALANA A LAS COSTAS DE ALASKA

Vamos a anexar a este trabajo un artículo que publicó don Javier Sanz con el nombre de:

BARRETINAS CATALANAS EN ALASKA EN EL SIGLO XVIII

JAVIER SANZ


Alaska. En 1774, desde el virreinato de Nueva España, se envió una expedición al mando del capitán Juan José Pérez Hernández. Lamentablemente, la enfermedad de varios marineros le obligó a regresar sin llegar a su objetivo pero, aún así, todavía se pudo tomar posesión de la isla Nutka y otras a la altura de los 50° Norte. Posteriores expediciones, bordeando la costa californiana, fueron llegando más Norte: estuario del río Columbia, islas Kayak, la sierra de San Elías, la península de Kenai… En 1789, se ordenó ocupar la isla de Nutka por la presencia de rusos y cuando llegaron los españoles – ¡Oh, sorpresa! – merodeaban por la zona los ingleses. Esteban José Martínez, al mando de la fragata Princesa, no se dejó intimidar y apresó a los ingleses. El cambio de virrey en Nueva España, al regreso del capitán, supuso que en lugar de una honrosa felicitación recibiese una dura reprimenda ante el temor de que aquel episodio supusiese el inicio de una guerra con Inglaterra.

Mientras la diplomacia española e inglesa negociaban la salida de aquella situación, siempre con los ingleses con la sartén por el mango por su superioridad naval, desde Nueva España se volvía a enviar otra expedición al Norte compuesta por cincos naves. Entre los componentes de aquella expedición figuraba la Primera Compañía Franca de Voluntarios de Cataluña (cuerpo del ejército colonial español formado por voluntarios catalanes creado en 1767) que ya había participado en la exploración de California. Parte de esta Compañía se quedó fortificando la isla de Nutka y el resto se repartió entre los barcos para seguir explorando: fundaronCordova (topónimo hispano más al Norte en la actualidad) y tomaron posesión de otras tierras.

FUERTE SAN MIGUEL NUTKAFuerte de San Miguel  Nutka

Tras la firma de los tratados de San Lorenzo, los españoles debían devolver todo lo capturado a Inglaterra, se les concedía el comercio en el Pacífico Norte y, además, se fijaban los límites de las posesiones españolas más al Sur.

Castellanos, extremeños, gallegos, catalanes… sufrieron las duras condiciones climatológicas de Alaska y el acoso de rusos e ingleses, pero aguantaron en sus posiciones y mantuvieron las posesiones conquistadas. Todo lo que consiguieron juntos, se perdió por los políticos… ¿Os suena?

De las barretinas que se citan en el título, tenemos constancia por las anotaciones de la expedición de en 1791 llegó a Nutka.

VIAJE DE MALASPINA

Es de notar que los marinos de todas las expediciones salidas de San Blas eran neo-gallegos, actualmente diríamos que “jalicienses”.

LUIS OZDEN

CITA (1):

El marino Juan de la Bodega y Cuadra era peruano nacido en la ciudad de Lima,  hizo su carrera en España y el Rey Carlos III le encomendó la exploración de Alaska y tomar posesión y fundación de los puertos necesarios, donde existían antiguas pesquerías de indios aliados con España. Y dibujar el Mapa de la costa del litoral del Pacífico desde el Puerto del Callao hasta Acapulco, San Blas, San Francisco California, Nutka y Alaska hasta el paralelo 70º de latitud norte. Juan de la Bodega y Cuadra murió en el Puerto de San Blas, ya entrado el siglo XIX.

INFORMACIÓN:

José Mariano Mociño; “Noticias de Nutka y la lengua de los nutkenses”

Alberto Ma. Carreño; “Noticias del Bachiller Mociño”

Juan de la Bodega y Cuadra; “Apuntes de viaje”. 

CAÑONERA ESPAÑOLA

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: