Skip to content

NOVUS ORDO MISSAE II

29 de noviembre de 2015

unnamed (2)


Novus Ordo Missae – II

Los milagros eucarísticos están donde
Dios Mismo verdaderamente se esconde.


Comentarios Eleison CDXXXVII

Los hechos son obstinados – siempre y cuando sean hechos. Si lectores dudan que el milagro eucarístico de 1996 en Buenos Aires es un hecho, que ellos emprendan su propia investigación: empiecen, por ejemplo, con http://youtu.be/3gPAbD43fTI . Pero si su investigación de ese caso los deja sin convencerse, que ellos entonces busquen el caso paralelo de Sokólka en Polonia donde todo un centro de peregrinación ha surgido alrededor de un milagro eucarístico en el 2008: vean, por ejemplo, jloughnan.tripod.com/sokolka.htm. Y un poco más de investigación en Internet descubriría seguramente reportes de más de tales milagros Novus Ordo, y al menos algunos de ellos parecerían auténticos.

Pero, ¿cómo es eso posible? Los Católicos Tradicionales absorben con su leche materna que el nuevo rito de la Misa (NOM) es una abominación a los ojos de Dios, y que ha ayudado a Católicos sin número a perder la Fe. Pues el NOM, tanto como el Vaticano II que él siguió, es ambiguo, favorece la herejía y ha conducido a innumerables almas afuera de la Iglesia, para las cuales la asistencia regular al rito Protestantizado las ha convertido prácticamente en Protestantes. La mayoría de los Católicos Tradicionales deben estar familiarizados con los serios problemas doctrinales de este nuevo rito, diseñado para disminuir las doctrinas católicas esenciales de la Presencia Real, del Sacrificio propiciatorio y del sacerdocio sacrificante, entre otras. Entonces, ¿cómo puede Dios realizar milagros eucarísticos con este rito, tal como el que ha hecho de Sokólka un centro nacional de peregrinación para toda Polonia?

Doctrinalmente, el NOM es ambiguo, en equilibrio suspendido entre la religión de Dios y la religión Conciliar del hombre. Ahora bien, en cuestiones de fe, la ambigüedad es mortal por estar normalmente dise ñada para socavar la Fe, como hace frecuentemente el NOM. Pero como la ambigüedad está precisamente abierta a dos interpretaciones, así el NOM no excluye absolutamente a la antigua religión. Por un sacerdote devoto, sus ambigüedades pueden todas ser giradas a la dirección antigua. Eso no hace al NOM aceptable como tal, porque su ambigüedad intrínsica aún favorece a la nueva dirección, pero sí significa, por ejemplo, que la Consagración puede todavía ser válida, como Monseñor Lefebvre nunca lo negó. Más aún, si los milagros eucarísticos son genuinos, claramente no todas las Consagraciones de obispos Novus Ordo ni Ordenaciones de sacerdotes Novus Ordo son inválidas tampoco. Breve, el NOM como tal es malo como un todo, malo en partes, pero no malo en todas sus partes.

Ahora bien, imaginemos con el mayor de los respetos, cómo Dios Todopoderoso se posiciona hacia el nuevo rito de la Misa. Por un lado, Dios ama a Su Iglesia como a la niña de Sus ojos y la pre servará hasta el fin del mundo (Mt. XVI,18). Por otro lado, Él ha elegido confiar su gobierno a hombres de Iglesia humanos y falibles, a los cuales Él guiará, pero a cuyo libre albedrío otorga evidentemente un grado notable de libre juego para gobernarla bien o mal, empezando con la traición a Su propio Hijo. Ahora, en tiempos modernos, la Revolución, sea judía, masónica, comunista o globalista, encuentra su principal adversario en Su Iglesia y ha convencido especialmente a los líderes de la Iglesia para hacer colapsar a la Iglesia. Su éxito más terrible fue el Vaticano II y su NOM, los cuales fueron seguramente mucho más por la culpa de los pastores que de las ovejas. “La fortaleza está traicionada aún por aquellos que debían defenderla”, dijo San Juan Fisher en un momento paralelo de la Reforma. Entonces, ¿cómo cuidará Dios a Sus ovejas, muchas de las cuales – no todas – son relativamente inocentes de la traición Conciliar?

Después del Vaticano II, algunos sacerdotes y laicos tuvieron la gracia de ver inmediatamente qué era como traición, y en unos pocos años el movimiento Tradicional estaba en camino. A otras ovejas Dios les concedió la gracia de verlo más tarde. Pero, ¿no podemos todos admitir que hay muchos buenos Católicos que confiaron en sus obispos, como buenos Católicos normalmente deben hacerlo? Y, ¿no es que estos obispos insistieron en la mentira de que el NOM no era diferente de la verdadera Misa? Lo que especificó al Vaticano II y a la NOM fue precisamente la oficialización de la herejía modernista dentro de la Iglesia. Entonces, ¿no es que tiene sentido que en castigo por su mundanidad moderna estas ovejas ampliamente perderían el verdadero rito de la Misa, mientras que en recompensa por su deseo todavía de la Misa ellas no perderían una Misa válida? Sin embargo, el futuro de la Iglesia depende de las almas que comprenden en su fondo la Revolución, y repudian absolutamente todas las ambigüedades del Vaticano II y del NOM.

Kyrie eleison.

bwsig31

2 comentarios leave one →
  1. 1 de diciembre de 2015 12:43 AM

    Si yo supiera inglés me ofrecería a hacer una traducción mejor que ésta. Pero me gustaría decir algo respecto a lo que he podido entender.
    Que el Vaticano II es tremendamente ambiguo, eso es cosa sabida.
    Que el texto ambiguo del NOM sea la causa de la pérdida de fe en la Eucaristía, no lo tengo yo tan claro. Porque no ha cambiado la fe, sino que se está perdiendo (que es distinto). El común de los fieles y la mayoría de los pastores no reparan en sutilezas teológicas. Lo que salta a la vista es la falta de aprecio que muchos de los que son considerados sacerdotes tienen por la eucaristía. Se nota, no en las palabras que pronuncian, sino en su actitud. Hasta el punto de que algunos muestran bien a las claras que tienen cosas mejores que hacer que celebrar la Eucaristía.
    Por lo que respecta a los milagros eucarísticos, no entiendo muy bien cuál es el argumento. Parece ser que ha habido alguno y eso probaría que algunas misas del novus ordo son válidas. Pero este tipo de argumentación complica las cosas de manera innecesaria.

  2. 1 de diciembre de 2015 12:04 PM

    Entonces Mons. Willamson ¿El Concilio Vaticano II ha dejado de contener herejías y sólo contiene doctrina ambigua?
    Mons. Williamson: Que usted venga con este tipo de argumentaciones no nos sorprende ya en su persona ¿Pues qué se puede esperar de un Obispo que ” Urbi et orbi” recomienda encarecidamente a los lectores de sus “eleison” alimentar su piedad leyendo las herejías que Valtorta escribe en su poema del Hombre -Dios ¿El significado de “obispo” no es “vigilante”? ¿Pues qué vigila usted?
    Realmente no veo la ventaja que usted saca a mons. Felley.
    Dos cosas quedan claras en su serie de “eleison” sobre el Novus Ordo Missae:
    1.- Usted desconoce profundamente la filosofía y la teología tomista y me temo que esa falencia sea igual para cuantos se educan hoy en Econe o sus “sucursales”.
    2.- Muchos de los sacerdotes de la resistencia, y la mayoría de sus fieles, estamos en profundísimo desacuerdo con su teoría: Es más, cada vez somos más los que pensamos que usted se ha convertido en un verdadero problema para la Tradición de la Iglesia (y no voy a hablar aquí de las grandes diferencias internas entre usted y unos cuantos sacerdotes y monjes).
    3.- Usted está llevando a la confusión a muchos de los fieles de la tradición, a los cuales está sumergiendo en las tinieblas con estos escarceos seudo intelectuales suyos.

    Mons. Willianson ¿ A quién sirve usted?
    Mons. Willianso ¿ Por qué usted no quiere hacer el esfuerzo que se le ha pedido de ordenar sub conditione a sacerdotes de Hispanoamérica, a los que no se les da el visado para entrar en la “Pérfida Albión”, cuando le han ofrecido, incluso, pagarle a usted el pasaje de avión y la estancia para que se traslade al otro lado del Atlántico y de paso confirme a decenas de personas que no han recibido el Sacramento y discierna sobre la vocación sacerdotal a la que se siente llamados un puñado de jóvenes?
    Mons. Wilimanson : Le repito la pregunta con el ánimo de que si en este blog se censura este comentario, al menos se le hagan llegar a usted ¿A quién sirve a usted?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: