Skip to content

LA RELIGIÓN DEL ANTICRISTO SE ABRE PASO

15 de enero de 2015

¿ Te consideras modernista y progresista dentro de la Iglesia ? ¿Crees en el Dios que se hizo hombre para salvarnos del pecado y que murió en la cruz y resucitó, que nos llama a participar en una vida de sacrificio y amor hasta que él venga para elevarnos de entre los muertos en el Juicio Final, donde encontraremos que algunos han elegido la vida eterna, otros la condenación eterna?

niebuhr

H. Richard Niebuhr

En los hechos, la mayoría perece creen en lo que cita H. Richard Niebuhr que … “Un Dios sin ira llevó a los hombres sin pecado a un reino sin juicio a través de un Cristo sin cruz.” Esta es la RELIGIÓN DEL ANTICRISTO, de Cristo sin la cruz, a pesar que adopte todos los aspectos formales y ritos del catolicismo original, e incluso, aun habiendo esta mutado en los ambientes evangélicos protestantes en la llamada “Doctrina de la Prosperidad”

 

Y para evitar que lo que hacemos no tenga consecuencias en el Juicio Final, tratamos de cambiar en la Tierra los criterios por los que se nos juzgará en el cielo, tratando de modificar lo que la Iglesia considera pecaminoso o admisible.

¿Pero esta fantasía mundana de que Dios acepta casi cualquier laxitud es fecunda a largo plazo para la institución eclesial?
  • ¿LA MAYORÍA DE LOS CATÓLICOS CREEN EN EL DIOS CRISTIANO? 
Está siendo cada vez más dudoso.
¿Creen en el Dios que se hizo hombre para salvarnos del pecado y que murió en la cruz y resucitó, que nos llama a participar en una vida de sacrificio y amor hasta que él venga para elevarnos de entre los muertos en el Juicio Final, donde encontraremos que algunos han elegido la vida eterna, otros la condenación eterna?
sin_cruzEn los hechos, la mayoría perece creen en lo que cita H. Richard Niebuhr que …
“Un Dios sin ira llevó a los hombres sin pecado a un reino sin juicio a través de un Cristo sin cruz.”
Esta es la religión del anticristo, de Cristo sin la cruz, a pesar que adopte todos los aspectos formales y ritos del catolicismo original.
  • UNA HEREJÍA O NUEVA RELIGIÓN SE ABRE PASO
Hoy día pulula dentro del catolicismo una herejía muy grave. Por querer acercar tanto a Cristo a los hombres y por pedir que solucione nuestros problemas económicos y materiales, se ha despojado a Cristo de su dimensión divina y espiritual.
Para esta herejía, Jesús no vino para salvarnos del pecado, no murió en la cruz para redimirnos y abrirnos las puertas del cielo.
Para algunos, sobre todo en Latinoamérica, vino como inconformista que quiere poner orden y justicia, destruyendo a los ricos y capitalistas, para así dar de comer a los pobres.
Quienes defienden esta posición dicen “Lo urgente hoy es el estómago, la cultura, la distribución igualitaria”.
Este error distorsiona la misión de Cristo, pues Cristo vino a liberarnos del pecado que se esconde en el corazón de cada hombre. Eliminado el pecado, podrán cambiarse más fácilmente las estructuras de pecado.
  • COMO PODEMOS DEFINIR ESTA NUEVA RELIGIÓN
¿Donde está la base falsa de esta herejía? En que la salvación universal se ofrece a todo el mundo, independientemente de sus creencias o prácticas éticas.
Queremos evitar el dolor y ser felices, y esta interpretación nos afirma justo donde estamos y lo que queremos. Y nos ofrece el mecanismo de orar para que esto sea posible.
Belloc llamó Modernismo a esta herejía, pero incluso él reconoció que parecía ser una mezcla de todas las herejías y que era difícil de precisar o definir.
Otros creen que el mejor nombre para ella es Inconsecuencialismo, o sea la creencia de que no existen las consecuencias en ninguna de nuestras elecciones o acciones. Nada de lo que hacemos conducirá al cielo o al infierno.
Nuestras vidas son obras de ficción escritas enteramente por nosotros mismos.
Dios aplaude cualquier elección que hacemos, porque nos ama y quiere que seamos felices, como un maestro de jardín de infantes de escuela pública indulgente.
Y puesto que nada conduce a nada, la cultura de esta herejía es una especie de parodia del Reino de los Cielos: el infierno en la tierra, un lugar que es por encima de todo irreal.
  • TENEMOS LIBERTAD PARA ELEGIR TODO
Es un lugar donde podemos elegir nuestros propios géneros, nuestras propias doctrinas, nuestro propio camino, nuestra verdad, nuestra propia vida. 
Y si por ahí no lo hacemos porque aún nos pesa la catequesis que recibimos cuando niños, no vemos mal, ni reprobable, ni siquiera cuestionable, que otros lo hagan.
Es un lugar que carece de todo juicio, porque el juicio es sobre las consecuencia de nuestra propia toma de decisiones del día a día, de nuestras propias “decisiones difíciles”; pero sucede que ahora ningun asunto tiene consecuencias en lo más mínimo.
Así el infierno es un lugar donde nada se conecta con nada, todo está aislado, fragmentado y atomizado.
  • EL CRISTO SIN LA CRUZ
El objetivo es negar la cruz y todo lo que implica la Cruz: el sacrificio, el sufrimiento, la disciplina, la decisión, la muerte, la culpa y el pecado.
Tener a Cristo sin la cruz es su objetivo. Esto, según el Obispo Sheen, fue el sello del espíritu del anticristo: la negación de la cruz en todas sus formas.
Pero si usted, en toda la filosofía de su vida se dedicó a negar las consecuencias (y la cruz es la expresión más contundente de las consecuencias), entonces todo lo que usted haga – especialmente en religión – se convierte en inconsecuente, lo que significa decir, sin importancia, menor, sin sentido, sosa, y en última instancia una forma de pasar el tiempo y conformarnos.
  • ¿POR QUÉ UN SER HUMANO NORMAL BUSCA ALGO COMO ESTO? 
La mayoría de nosotros no estamos encantados con los cristianos que nos hablan del pecado, del infierno, de los 10 mandamientos. Y ahí está el caldo de cultivo.
Si queremos una experiencia religiosa podemos tomar un paseo por el bosque y orar en paz y tranquilidad.
Pero por supuesto, necesitamos a la Iglesia, los Sacramentos y la enseñanza infalible de la moral y la fe, pero esto es visto como un atavismo, una costumbre formal que ha sido despojada de consecuencias.
Es así como en algunas homilías dicen que cuando Cristo venga, “todo nuestro deseo será cumplido”, cuando en realidad nuestra lucha en el mundo tiene que ver con negar el propósito del deseo, educarnos en la abstención y eliminar las pasiones desordenadas.
Porque en realidad el deseo es una especie de manifestación física del sentimiento de inconsecuancialismo.
Amar a una mujer, casarse con ella, formar una familia que dure toda la vida, y tener un montón de bebés no es el punto del deseo humano normal para un inconsecuencialista.
La esterilidad es el único sacramento de la fe inconsecuente y disfrutar de las libertades sin castigo en ningún momento.
¿Y que es el cielo para ellos? Es un gran buffet de postres donde se puede comer todo lo que quieras y no sufrir las consecuencias
Es un lugar donde nadie juzga a nadie más, donde no hay Juicio en la naturaleza sobre la realidad, donde todos somos felices para siempre, donde nuestros deseos se cumplen fácilmente, cualquiera que sean.
  • EL COLAPSO INMINENTE
¿Quién querría un cielo así, o una fe así? Vara Dreher escribe sobre el colapso inminente de lo que he llamado la Iglesia de Inconsecuencialismo.
rief190

Philip Rieff

El sociólogo Philip Rieff, en El Triunfo de la Terapéutica, observó que las instituciones mueren cuando ya no pueden comunicar sus valores fundamentales a la siguiente generación de una manera convincente.

Dijo esto para apoyar su afirmación (¡de 1966!) que el cristianismo se estaba muriendo en Occidente, porque nosotros, los occidentales nos hemos vuelto hostiles al espíritu ascético que es inseparable de cristianismo auténtico y que ha sido desde el principio.
Y probablemente Rieff tenga razón, porque un cristianismo que hace la demanda de algo de sacrificio a sus seguidores no sólo es fiel a la naturaleza de la religión, sino que es mucho más probable que engendre el tipo de devoción que perdure a través de la época oscura terapéutica.
Aparte de sus innovaciones teológicas radicales que son imposibles de armonizar con el cristianismo, como fue conocido en sus primeros 1900 años, el cristianismo progresista ha adoptado plenamente la mentalidad terapéutica, en el sentido de que significa Rieff.
Se está muriendo porque no puede convencer a los jóvenes a abrazar sus valores dentro de las iglesias institucionales.
No se puede negar que muchos de los jóvenes aceptan el liberalismo social adoptado por los sacerdotes progresistas, pero tampoco se puede negar que la mayor parte de ellos no ve por qué tienen que ser parte de una iglesia para ser socialmente progresistas.
adornos6
Fuentes:
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: