Skip to content

ESTA FUÉ LA MISIÓN HASEKURA

13 de diciembre de 2014

Este año de 2014 que está por terminar se ha cumplido el 400 Aniversario del primer contacto entre Japón y México, en aquel entonces: la Nueva España.

FELIPE HASEKURA

El 28 de octubre de 1613, con la orden del señor de Sendai: Masamune Date, y con el consentimiento del Shogunato de Tokugawa, el samurái Tsunenaga Hasekura y el fraile franciscano Luis Sotelo, encabezando una tripulación de unas 180 personas, zarparon del puerto de Tsukinoura en el barco japonés “San Juan Bautista” rumbo a México, en ese entonces Nueva España. El principal propósito de la “Misión Hasekura” era el establecimiento de un comercio directo entre Japón y la Nueva España y el envío, desde ésta, de misioneros para propagar el cristianismo en el territorio de Sendai y adquirir tecnología para la producción de plata.
El 25 de enero de 1614, después de un viaje de más de tres meses sobre el Océano Pacífico la tripulación de Hasekura arribó al puerto de Acapulco, el más grande de la Nueva España en aquel entonces, donde fueron recibidos por el representante del Virrey de la Nueva España. Así el 25 de enero de 2014 se conmemora el 400 aniversario del arribo de la primera misión comercial-diplomática que Japón envió a México.
El 24 de marzo de 1614, tras recorrer las ciudades de Chilpancingo, Iguala, Taxco y Cuernavaca, la “Misión Hasekura” llegó a la capital de la Nueva España, actual Ciudad de México, donde se entrevistó con el Virrey y el Arzobispo de México y ahí por lo menos 42 miembros de la delegación fueron bautizados en la Iglesia de San Francisco.
El 29 de mayo del mismo año, ésta delegación salió de la Ciudad de México y el 10 de junio, pasando la Ciudad de Puebla, Hasekura y unos veinte tripulantes partieron del Puerto  de San Juan de Ulúa, cerca de Veracruz, rumbo a Sevilla España, vía la Habana, con el propósito de conseguir el consentimiento y apoyo del Rey español y del Sumo Pontífice para el establecimiento de un comercio directo y el envío de misioneros.
 Hasekura se entrevistó con el rey Felipe III de España y el Sumo Pontífice Paulo V,  a quienes transmitió las misivas de su señor Masamune Date.
La “Misión Hasekura” volvió a México en 1617, y partió de Acapulco en abril de 1618, rumbo a Manila,  para finalmente pisar, de nuevo, las tierras de Sendai tras un viaje épico que duró siete años. No obstante, debido a los cambios en las políticas internas en Japón, como la prohibición del cristianismo y el aislamiento internacional, los propósitos de la “Misión Hasekura” no pudieron ser realizados y estos hechos históricos se quedaron en el olvido.
Las intenciones de la misión de la “Misión Hasekura” aún mantienen su actualidad en el contexto de las relaciones bilaterales México-Japón de hoy en día y existen lecciones sobre una visión global y la iniciativa diplomática pro activa que sostenían los japoneses en aquella época. Podríamos decir que uno de los sueños de Masamune Date, con la “Misión Hasekura”, se habría realizado aproximadamente 400 años después, a través del Acuerdo de Asociación Económica Japón-México.
El hecho de que Hasekura no se rindiera ante obstáculos para conseguir los objetivos de la misión, muestra el coraje y firmeza del auténtico espíritu samurái. Además la “Misión Hasekura” es pionera de la inmigración japonesa en México con aquellos tripulantes que se adaptaron a la sociedad mexicana y no regresaron a Japón.

CORIA Y HASEKURA TSUNENAGA

¿QUIEN FUE HASEKURA TSUNENAGA?

Hasekura TsunenagaHasekura Rokuemon Tsunenaga (nacido en 1571 y fallecido 7 de agosto 1622) fue un samurai japonés que prestó servicios al daimyo de la ciudad japonesa de Sendai, Date Masamune. Dirigió una misión diplomática a México y luego a Europa entre 1613 y 1620, regresando por último a Japón.
Fue el primer oficial japonés enviado a América y su viaje a Francia pasó a ser el primer caso registrado de contacto directo en las relaciones franco-japonesas.
A fin de establecer una relación comercial y solicitar el envío de misioneros cristianos, el fundador de Sendai,  Date Masamune, envió en 1613 una misión hacia Europa embarcada en el ” San Juan Baustista“, velero de estilo occidental, construido por el señorío de Sendai. El nombre de su Subdelegado fue Haskura Tsunenaga, vasallo de Masamune,  quien desembarcó primero en la ciudad de Acapulco  (México) cruzando el Océano Pacífico, en un galeón español, y luego se dirigió hacia Europa llegando el 20 de diciembre de 1614.
Visitó Madrid (España) y Roma (Italia) convirtiéndose así en el primer japonés que cruzó el Océano Atlántico.
La misión japonesa comandada por Hasekura, se entrevistó con el rey Felipe III de España, el 30 de enero de 1615, le trajo una carta de Date Masamune ofreciéndole un tratado. El Rey le respondió que haría lo posible para cumplir sus peticiones.
En Italia, a dicha misión se le concedió una entrevista con el Sumo Pontífice. Su largo viaje terminó casi siete años después de su partida del Japón. Este es uno de los hechos más relevantes en la historia de la populosa ciudad japonesa de Sendai.
El embajador japonés, Hasekura, fue bautizado el 17 de febrero por personal de la capellanía real española con el nuevo nombre de Felipe Francisco Hasekura.
La misión partió de Sevilla hacia México en junio de 1617 después de un periodo de dos años en Europa, pero fue aquí cuando algunos japoneses decidieron quedarse en España, concretamente  en esta ciudad sevillana de Coria del Río, donde sus descendientes todavía conservan el apellido “Japón”.

LA SIMBIOSIS CORIANA

En la actualidad existen muchos ciudadanos que no solo poseen el adoptado apellido “Japón” como herencia transmitida de esos primeros japoneses que decidieron quedarse en nuestra localidad, sino que no resulta difícil adivinar en ellos/as ciertas facciones que corroboran su descendencia japonesa.
El prestigioso investigador, poeta y novelista coriano,  Daniel Pineda Novo, gran conocedor de esta materia, asegura que el motivo principal que empujó a echar raíces a estos navegantes en nuestra ciudad, no fue otro que el encanto de las bellas mujeres que encontraron y el carácter abierto y hospitalario que le brindaron sus habitantes.
Por entonces, Coria  del Río, además de ser una sociedad con una economía básicamente agrícola, vivía manifiestamente volcada al río y de los frutos que el mismo ofrecía a su comunidad, siendo un importante puerto fluvial y comercial en el Guadalquivir, motivo que debió servir de canalizador de la fusión de ambas culturas.

LA HERENCIA JAPONESA

Actualmente, podemos afirmar, que el coriano  hoy, es plenamente consciente del lazo que le une con el pueblo japonés.
Sabe que una gran cantidad de sus vecinos comparten la misma sangre, y se reconoce la figura del embajador japonés Haskura  como el catalizador de esa peculiar relación.

Desde que fue descubierta, nuestro Ayuntamiento ha velado por mantener el respeto y aumentar las relaciones culturales bilaterales con el gobierno japonés, a través de la figura de su embajador en España.
Un gran valedor de esta situación fue el desaparecido Virginio  Carvajal Japón, que comenzó indagando y terminó abanderando el movimiento cultural necesario que potenció y ayudó a descubrir este rastro indeleble que dejaron los japoneses en el tiempo.

En su reconocimiento, el 17 de noviembre del 2006 y tras su muerte, el embajador de Japón en España, el Sr. Matohite Yoshikawa,  en visita institucional, inauguró en el Centro Cultural de la Villa, una sala temática específica que lleva su nombre (Sala de Virginio Carvajal Japón), con la que la localidad, quiere rendir homenaje a esta ilustre vecino que dedicó tanto tiempo de su vida a investigar el origen del apellido Japón y que terminó fundando la Asociación Hispano-Japonesa de Coria del Río.
Esta nueva sala de cultura japonesa además de contar, entre otras cuestiones, con diversos objetos, fotografías, pinturas y artículos relacionados con la cultura nipona , dispone de una maqueta que representa la fiesta del cerezo, típica en el país oriental, imágenes de Virginio  Carvajal y de la estatua de Hasekura Tsunenaga que se encuentra situada en el Parque Carlos de Mesa de la localidad, junto al río Guadalquivir.
La sala también dispone de diverso material que la propia familia del desaparecido investigador ha cedido en calidad de préstamo a la Delegación de Cultura para su exposición en este nuevo espacio que refleja una parte importante y singular de la historia y cultura de Coria del Río.

MAPA de viaje de Hasekura

 

Con este mapa podemos ver perfectamente la ruta de los galeones españoles, que cruzaban los océanos Pacífico y Atlántico, desde  1527-28 cuando Hernán Cortés construyó las primeras naves en los astilleros del litoral novo hispano de la costa del Pacífico de la Nueva España para descubrir y llegar a Nueva Guinea, y el descubrimiento de la vuelta al puerto de Acapulco por el piloto y fraile Andrés de Urdaneta desde las Islas Filipinas en el año de 1564-65.

Por doscientos cincuenta años el Océano Pacífico fue un mar español y cientos de naves españolas comunicaron América con el Oriente asiático intercambiando entrambos mundos, personas, animales y plantas.

Así como en Coria del  Río, España hay un monumento recordatorio del casi olvidado viaje del samurái japonés Hasekura; también en el puerto de Acapulco, México existo otro del mismo personaje. Valga este breve recordatorio como un homenaje a todos quienes participaron en esa odisea de hace cuatrocientos años.

Editó: LUIS OZDEN

 

FUENTE DE INFORMACIÓN:

Amistad presente

Hoy en día se valora la gran investigación pionera de Hasekura,  la cual se puede decir que fue la primera misión gubernamental en la historia de la conexión entre Europa y Japón.

En 1973 la ciudad de Acapulco se hermanó con la ciudad de Sendai,  que era territorio de Date, a quien sirvió Hasekura, y en 1978 con el pueblo Onjyuku, donde los pescadores salvaron a los marinos de Nueva España. En 1973 una estatua de Tsunenaga Hasekura fue  entregada a México por el gobierno japonés, la cual es una réplica de la de Sendai, hecha por un gran escultor Tyuryo Sato. Hoy existen estatuas de Hasekura en  varias ciudades del mundo, aquellas que él visitó en el camino de la misión: Sendai, Acapulco, Habana, Sevilla y Roma.

* Estudiante japonés de Español Intermedio 3

  CEPE-CU, UNAM , México, D.F.

  Shoko Inokuchi

Referencias:

Sendai City Museum, Date Masamune and Hasekura Tsunenaga,  Japón, 1999

Yasunori Morikawa,  El primer samurai que visitó México

*__Ayuntamiento de Coria del Río. «Historia del apellido Japón». Web Oficial del Ayuntamiento de Coria del Río.

 

adornos6

One Comment leave one →
  1. 14 de diciembre de 2014 4:43 PM

    Reblogueó esto en Laus Deo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: