Skip to content

EFEMÉRIDES CRISTERAS DEL MOVIMIENTO LIBERTADOR COLIMENSE 1928

28 de noviembre de 2014
tags:

ENERO DE 1928

general-manuel-michelDía 1° En Camotlán de Miraflores, Col. Recio combate dirigido por el general libertador Manuel C. Michel. Se recogieron veintiún armas largas y dos cortas, con buena dotación de cartuchos, unas y otras. De parte del general Michel, sin novedad.

El mismo día 1° En San Jerónimo, Col. Pequeño tiroteo con los callistas, dirigido por el teniente cristero Anastasio Zamora. Murieron tres agraristas y escaparon dos heridos. De parte del teniente Zamora, sin novedad. Se recogieron al enemigo dos armas largas.

Día 14. En las cercanías de la ranchería de El Trapiche, Col. El coronel cristero Marcos Torres peleó con el capitán callista Ochoa, a quien hizo dos muertos y dos heridos. De parte del coronel cristero Torres, murió un soldado raso de nombre Juan Hernández y se tuvo un herido.

En Pihuamo, Jal. Entró una comisión de libertadores a proveerse de víveres. Murieron dos callistas.

En la hacienda El Tule, Jal. Entraron los cruzados para atacar a los enemigos del lugar. Después de diez horas de tiroteo, tuvieron que retirarse los libertadores sin lograr sacar a los enemigos de sus posiciones; pero sí habiéndoles hecho diez muertos.

Día 16. En la hacienda La Esperanza, Jal. Al mando del general cristero Manuel C. Michel pelearon los libertadores de los campamentos del Volcán. Hicieron al enemigo cinco muertos y cinco heridos. De los cristeros, dos muertos. Se recogieron provisiones de boca, remuda y una arma larga.

Día 23. En el campo de aviación de Colima, Col. Peleó el muy valiente coronel libertador Marcos Torres, con catorce muchachos suyos, contra cuatrocientos callistas. El combate duró medio día. Los enemigos fueron protegidos y ayudados por dos aeroplanos de guerra, los cuales no cesaron de arrojar explosivos sobre los soldados cristeros haciendo funcionar, casi también sin interrupción, sus ametralladoras. De parte de los enemigos hubo más de cuarenta bajas, entre muertos y heridos. De parte del heroico grupo libertador del coronel Torres, sólo hubo un herido.

Día 25. En Colima, Col. Fueron pasados por las armas el mayor cristero J. Trinidad Castro y el capitán Anastasio Zamora del E. M. del general libertador Miguel Anguiano Márquez, jefe de las fuerzas cristeras colimenses, desde la muerte del jefe general Dionisio Eduardo Ochoa. Ambos mártires eran de la A. C. J. M.; estaban en Colima en el desempeño de una comisión.

Día 27. En Platanar, Jal. Tres soldados cristeros tirotearon la escolta callista del ferrocarril, resultando de ésta tres muertos y dos heridos. De parte de los libertadores, sin novedad.

FEBRERO DE 1928

Día 5. En La Joya, Col. Encuentro de un grupo de libertadores con el general callista Quevedo, de cuyas fuerzas resultaron cuátro muertos entre ellos un mayor y varios heridos. De los libertadores, hubo tres muertos, entre ellos el soldado cristero Mariano Rodríguez. Fueron llevados a sepultar al pequeño cementerio cristero del campamento de la Mesa de la Yerbabuena.

El mismo día 5. Entre Jala y La Madrid, Col. Nuestros libertadores, al mando del general cristero Manuel C. Michel, volaron la góndola del tren que iba a Manzanillo, Col., pereciendo gran número de callistas de línea. De los libertadores, dos muertos, uno de ellos Juan Ibáñez. Auxiliaron a los callistas, en su defensa, dos aeroplanos de guerra.

Día 12. En Arroyo Seco (Comala, Col.). El capitán libertador J. Félix Ramírez puso una emboscada a los callistas a quienes hizo diecisiete muertos. Fueron recogidos a los enemigos ocho máuseres y una pistola 45 reglamentaria. De parte de los libertadores no hubo novedad.

Día 15. En La Juana, Mich. El mayor libertador Pedro Radillo peleó con fuerzas del general callista Domínguez, al cual se hicieron quince bajas. En ese combate murió el soldado cristero Alejandro Larios.

Día 16. En El Chilillo, Jal. Un grupo reducido de soldados cristeros trabó combate con las mismas fuerzas del callista general Domínguez, a quienes se hicieron ocho muertos. De parte de los cruzados, no hubo novedad.

Día 18. En Comala, Col. Un grupo de libertadores pertenecientes a las fuerzas del coronel Salazar, entró a este lugar, haciendo al enemigo cinco bajas.

MARZO DE 1928

Día 3. En las cercanías del pueblo de Tonila, Jal. Fue atacado por el enemigo el capitán libertador Andrés Navarro, en su campamento de El Cocoyul. Los callistas fueron rechazados, haciéndoseles cinco muertos y algunos heridos.

Día 4. En el mismo campamento cristero. Fue de nuevo atacado el capitán libertador Andrés Navarro. De igual manera el enemigo fue rechazado, haciéndose a éste ocho muertos y dos heridos. Los libertadores, sin novedad.

Día 5 y 6. En Los Rubios, Col. El mayor libertador Víctor García peleó con fuerzas callistas de línea, a quienes hizo tres muertos, entre ellos un teniente coronel. De parte de los cristeros, un herido.

Día 6. En Tepames, Col. El coronel libertador Marcos Torres entró a este pueblo, haciendo al enemigo ocho muertos y algunos heridos. De parte de los cristeros, un soldado muerto de nombre José.

Día 6. En la hacienda de Estapilla, Col. Un pequeño grupo de libertadores de la escolta del general Anguiano, se encontró con una partida de agraristas, formándose, entre los dos bandos, un repentino tiroteo. De los libertadores, murió el soldado J. Cruz Valle.

Día 7. En las cercanías de la hacienda La Higuera, Jal. El capitán libertador Bernardino González atacó a los agraristas que guarnecían la hacienda, haciéndoles dos muertos y tres heridos. Dejaron los callistas, en el campo de combate, dos máuseres y parque. Los cristeros, sin novedad.

Día 8. En Tecomán, Col. El capitán libertador Joaquín Guerrero atacó a los callistas de ‘este pueblo, haciéndoles ocho muertos y dos heridos.

Día 8. En Cardona, Portezuela y Corraleos, Col. El coronel libertador Marcos Torres atacó, con trescientos libertadores, a los agraristas de la ranchería de Cardona, Col., a quienes hizo dos muertos y rechazó el refuerzo de soldados federales, hasta la hacienda de Buenavista. En Portezuelo, peleó con fuerzas callistas de línea que rechazó igualmente. Después, en Corralitos, combatió de nuevo con fuerzas federales callistas. En los tres combates sufrieron las fuerzas callistas veinticinco bajas entre muertos y heridos. De parte del coronel Torres, murieron, en Cardona, el soldado J. Jesús Arroyo y, en Corralitos, el soldado Macario García.

Día 8. En Colomitos, sobre el Río del Naranjo. Soldados cristeros de la zona de El Naranjo, Jal. pelearon con fuerzas callistas. De parte de los libertadores murieron el teniente José Amezola y los soldados José Orozco y Vicente Anaya.

Día 17. En la ranchería Las Trancas, Col. El teniente coronel cristero Gildardo Angulano Márquez combatió con fuerzas callistas de línea, a las que hizo siete muertos y tres heridos. De parte de su grupo murieron dos chamacos: J. Merced Anguiano Márquez, hermanito suyo, y Melitón Membrila, ambos cristeros de trece a catorce años de edad.

Día 19. En buen País, Jal. El teniente libertador J. Jesús Ortiz combatió con fuerzas callistas de línea. Se hicieron al enemigo tres muertos y algunos heridos, quitándoles, además, algunos caballos ensillados. De parte de los libertadores no se lamentó nada.

Día 22. En Pihuamo, Col. Una comisión del capitán libertador Gregorio Martínez pasó por las armas al callista Leopoldo Magaña.

Día 24. En la ciudad de Calima, Col. Algunos soldados cristeros de la escolta del general Anguiano Márquez y del escuadrón del capitán Joaquín Guerrero entraron hasta dos cuadras lejos del centro de la población. Murieron algunos gendarmes.

Día 27. En la hacienda El Naranjo, Jal. Las fuerzas cristeras del coronel Marcos Torres, fueron sorprendidas por los enemigos, resultando tres cruzados heridos, entre los cuales estuvo el mayor Pedro Radillo. De los soldados callistas, hubo más de diez bajas.

Día 27. En la Mesa de la Yerbabuena, Col. (Cuartel General Los Mártires). Entraron los callistas en crecido número. El cuartel general, allí establecido, había sido evacuado por el coronel Salazar. Sólo algunos pocos soldados cristeros al mando del capitán libertador Ramón Cruz, se tirotearon con los contrarios, comandados por los generales callistas Pineda y Manuel Avila Camacho, a quienes hicieron unos veinticinco muertos. De los libertadores, murieron cuatro solamente, entre ellos el sargento Pedro Gutiérrez y los soldados Victor López y José Rodríguez.

Batallon_Cristero

ABRIL DE 1928

Día 7. En las inmediaciones del pueblo de San Jerónimo, Col., en el potrero de El Pastor. Se hizo prisionero, por los callistas de la guarnición del pueblo, al joven Apolonio Sánchez Ordorica, exseminarista a quien se asesinó y colgó de un árbol.

Día 15. En Villa de Alvarez, Col. Miguel Jiménez, soldado cristero que estaba en el desempeño de una comisión, fue sorprendido y muerto.

Día 17. En las cercanías de la hacienda La Higuera, Jal. El capitán libertador Félix Ramírez peleó con las fuerzas callistas de la hacienda, haciéndoles ocho muertos y quitándoles dos máuseres, parque y bestias ensilladas. De parte suya, sufrió la muerte el valiente soldado Everardo Chavira.

El mismo día. En Coquimatlán. Col. El teniente libertador Natividad Ballesteros incendió la estación del ferrocarril de este lugar; se tiroteó después con la guarnición federal que defendía el pueblo, haciéndole algunas bajas. De su parte, sin novedad.

El mismo día 17. En Villa de Alvarez, Col. Entró a este lugar el capitán libertador Vicente Contreras, haciendo a los enemigos un muerto y un herido. De parte de sus fuerzas, no hubo novedad.

Día 20. En Tonila, Jal. Entró a este lugar el capitán libertador Andrés Navarro, haciendo dos muertos a los callistas y rescatando un prisionero. Los libertadores completamente ilesos.

El mismo día 20. En El Chanal, Col. Cuarenta libertadores, al mando del teniente coronel Víctor Garda, pelearon con fuerzas callistas de línea, haciendo a éstas dos muertos y un herido. De parte de los leales, no hubo ni una baja.

Día 22. En Puerta Pesada, Col. El mismo coronel libertador Marcos Torres combatió con fuerzas enemigas de línea, las cuales, al abandonar el campo, dejaron, un muerto, al cual se le recogieron doscientos cartuchos. De parte del coronel Torres, hubo también un muerto.

Día 22. En la hacienda Nogueras, Col. El capitán libertador Ignacio Cruz combatió con los callistas, a quienes hizo un muerto. De parte de los cristeros no hubo novedad.

MAYO DE 1928

Día 2. En Ejutla, Jal. Diócesis de Colima. Dieron muerte los soldados federales del general callista Juan B. Izaguirre al humilde y virtuoso sacerdote colimense don Emilio Pérez, cuyo cadáver no permitieron que fuese sepultado, ni siquiera vestido; pues desnudo de sus ropas estuvo tirado ignominiosamente, hasta que habiéndose retirado los enemigos, el pueblo creyente y fiel le vistió con sus ornamentos sacerdotales y le dio sepultura. Cuando los soldados de la persecución volvieron, tiempo después, lo exhumaron y, como estuviese del todo incorrupto, después de quitarle las vestiduras litúrgicas, lo vistieron de soldado callista y así lo tuvieron, durante todo el tiempo que ellos permanecieron de guarnición, recargado en el muro del cuartel.

Día 15. En Zapotiltic, Jal. El capitán libertador Andrés Navarro atacó esta población, la cual no pudo tomar, perdiendo en el combate a sus soldados Hilario Rodríguez, José González, José Dolores Rebolledo, Francisco Magaña, Martín González, Gabriel Alonzo y Everardo N. De parte de los callistas hubo once muertos.

Día 17. En Chacalapa, Mich. Fuerzas del coronel Marcos Torres trabaron combate con fuerzas enemigas de línea, a quienes hicieron dos muertos y tres heridos. Por su parte, sin novedad.

Día 2. En La Cañada de El Salto, Jal. El capitán libertador Andrés Navarro peleó con los enemigos, a quienes hizo dos muertos y varios heridos. De parte de los cruzados, a Dios gracias, sin novedad.

Día 24. En Manzanillo, Col. El mayor libertador Candelario Cisneros, con las fuerzas de Cerro Grande, Col., formando parte del contingente militar cristero comandado por el general Carlos Bouquet, cooperó al ataque del puerto de Manzanillo. La acción dio principio a las primeras luces de la mañana. A pesar de la resistencia de los defensores, las columnas libertadoras quitaron, palmo a palmo, la mitad de la población, sin arredrarles el continuo bombardeo del cañoneroProgreso que se encontraba en el puerto. A las once de la mañana se presentó el general libertador don Jesús Degollado, entonces Jefe de Operaciones de la División Militar Cristera del sur de Jalisco, Nayarit y Colima y, con él, su Estado Mayor y el valiente general Lucas Cueva al frente de su regimiento, con lo cual se acabó de tomar la plaza y los callistas tocaron a rendición. Tomado completamente el puerto, llegó de improviso un tren militar procedente de Colima. Se trabó nuevo y más encarnizado combate entre ambas partes, teniendo al fin que retirarse los libertadores. Sus pérdidas, contando las de los tres regimientos, 1°, fracción del 2° y 5°, o sean los del general cristero Bouquet, mayor Cisneros y general Cueva, respectivamente, fueron de unas cincuenta y cinco bajas, entre muertos y heridos, contándose entre ellas, la muerte del valiente general Lucas Cueva, del teniente coronel Sahagún y la del capitán José Arandas, este último de las fuerzas de Colima. De los cristeros colimenses del mayor Cisneros murieron, además, Maximino Ceballos y otro soldado. Los callistas lamentaron más de doscientas bajas entre muertos y heridos.

En ese mismo día 24. En la ciudad de Colima. El coronel cristero Marcos Torres, con un escuadrón de soldados suyos, recorrió algunas de las calles céntricas de la ciudad, sin encontrar resistencia. Al mismo tiempo, las fuerzas del general Andrés Salazar entraron por Villa de Alvarez y San Francisco, combatiendo con fuerzas enemigas de línea, a las que hicieron algunas bajas. Por su parte, un herido solamente.

D{a 26. En el cerro Los Otates, Jal. El teniente Julio Velasco, con un grupo de cristeros, combatió a los callistas, haciéndoles cuatro bajas.

Día 27. En El Cóbano, Col., sobre la carretera de Colima a Tonila. El coronel libertador Marcos Torres, con un escuadrón a su cargo, combatió con fuerzas callistas que procedían de lugares opuestos, a saber, de San Jerónimo unos y de Colima los otros. Derrotadas ambas fuerzas, que se retiraron, perseguidas por los insurgentes cristeros, haciéndoles dos muertos y cuatro heridos, se trabó, momentos después, nuevo combate con la guarnición de la hacienda de Chiapa, Col., que venía en auxilio de las fuerzas callistas que acababan de ser derrotadas. También a este refuerzo enemigo se le hizo huír, causándole cinco muertos. Se les quitó remuda ensillada. De parte de los cristeros del coronel Torres, un herido.

Día 30. En Tonilita, Jal. El capitán libertador Agustín Carrillo quemó la estación y combatió con las escoltas federales del tren y de Pihuamo, Jal., a las que hizo treinta y cinco muertos. De su parte cinco heridos.

JUNIO DE 1928

Días 1°, 2 y 3. En la hacienda El Naranjo, Jal. Fue atacado este cuartel cristero por fuerzas callistas de línea, a quienes se hicieron, durante los tres días de combate, como treinta bajas, sin contar los muchos heridos. Los libertadores sufrieron la muerte del muy valiente y ejemplar soldado de Cristo, mayor Pedro Radillo y la captura del teniente Francisco Indart, de nacionalidad española, que con gran valor cristiano recibió la muerte en la ciudad de Colima, el 5 del mismo mes.

Día 8. En la hacienda La Higuera, Jal. El mayor libertador Félix Ramírez escarmentó a los callistas, a quienes hizo dos muertos y tres prisioneros, a los cuales dio libertad, después de recogerles las armas y el parque. De su parte, la muerte del valiente capitán Ramón Cruz.

Día 10. En el rancho Las Cruces, Col. El coronel libertador Marcos Torres peleó con fuerzas agraristas de Tepames, Col., a quienes hizo cuatro muertos y varios heridos. De sus soldados un herido.

En la segunda decena del mes. El teniente coronel Víctor Garda, al frente de ciento veinticinco libertadores, acompañó a los generales Bouquet y Michel a una gira a la región de Coalcomán, Mich. Se peleó en Ahuijullo, Jal., en donde los cruzados recogieron tres carabinas 30-30 y veinticinco caballos. A su regreso, en la hacienda de Buena Vista, Col., combatieron de nuevo. Murieron en esta acción, los soldados Domingo Luna y J. Jesús Rolón, de la gente del teniente coronel Garda, y perdieron un rifle. En ambos combates murieron muchos enemigos.

Días 15 y 16. En la ranchería Las Parotas, Jal. El capitán libertador Gregorio Martínez combatió con fuerzas enemigas de línea, a quienes hizo unos veinticinco muertos, entre los cuales estuvo el coronel jefe de la columna callista y cuyo cadáver fue conducido por sus soldados a Ciudad Guzmán, Jal. De parte del capitán Martínez, un herido.

Día 17. En los ranchos de Portezuelo y El Camichín, Col. El coronel libertador Marcos Torres peleó con los enemigos, a quienes hizo ocho muertos. De su parte, sin novedad.

Día 20. A orillas de Villa de Alvarez, Col. El capitán libertador Joaquín Guerrero trapó fuerte combate con los callistas, a quienes hizo catorce muertos y varios heridos. Entre los muertos, se contó un capitán. Los cristeros tuvieron un herido.

Día 22. En la ranchería Tepehuajes, Col. El teniente coronel José Verduzco fue atacado por los soldados federales, a quienes se hicieron siete muertos y varios heridos. Entre los muertos se encontró el mayor jefe del destacamento callista de la hacienda La Esperanza, Jal. Los enemigos se vieron precisados a retirarse en precipitada fuga.

Día 24. En Coquimatlán, Col. Fuerzas del libertador mayor Candelario Cisneros entraron a este lugar. Se recogió una pistola. De su parte, nada hubo que lamentar.

Día 27. En las cercanías de la ranchería Monte Grande, Col. El capitán libertador Andrés Navarro combatió con los enemigos callistas, a quienes hizo cuatro muertos y algunos heridos. Los libertadores nada lamentaron.

Día 29. Libertadores del mayor Cisneros sorprendieron a la acordada del poblado de Armería, Col. Se recogieron tres carabinas 30-30 y tres pistolas. De parte de las fuerzas libertadoras no se sufrió ni una baja.

Día 29. En la hacienda La Estrella, Jal. Murieron, ahorcados en este lugar, los soldados cristeros Carlos Delgado y José N., quienes por sorpresa habían sido hecho prisioneros.

JULIO DE 1928

Día 6. En Comala, Col. El teniente coronel Víctor García atacó esta plaza, haciendo al enemigo tres bajas. Se recogió un máuser dotado de cincuenta cartuchos. De parte de los libertadores, un herido.

Día 7. En Lo de Clemente, Col. Fue atacado el teniente coronel libertador Víctor García acompañado de cincuenta soldados cristeros, por una columna de ciento cincuenta callistas. Después de recia lucha se retiraron los enemigos, habiendo sufrido veinte bajas. De parte de los libertadores, un herido.

Día 8. Cerca de la ranchería Chantoro, Col. Fue de nuevo atacado el teniente coronel Víctor García, quien con su grupo de soldados cristeros combatió por espacio de tres horas con el enemigo, haciendo a éste diez muertos y varios heridos. De su parte, se lamentó la muerte del teniente libertador Juan Pérez y de un soldado.

Día 9. En la misma región. Un grupo de veinte libertadores fue sorprendido por el enemigo, quien les avanzó tres máuseres y varias bestias.

Día 16. Sobre la vía férrea. Un grupo de cristeros del coronel Marcos Torres, al mando directo del mayor Filiberto Calvario, incendió el puente de Tuxpan, Jal., y tiroteó el tren, haciendo varias bajas a los soldados callistas. De su parte, nada hubo que lamentar.

Día 16. En El Balcón, Col. El capitán libertador Joaquín Guerrero combatió en este lugar, obligando a huír a los enemigos, a quienes hizo cinco muertos y algunos heridos. Los libertadores, sin novedad.

Día 16. En las cercanías de Manzanillo, Col. El capitán libertador Miguel Figueroa trabó ligero tiroteo con fuerzas agraristas, a quienes hizo dos muertos, llevándose como botín una arma larga. Se retiró sin ser perseguido.

Día 16. En Coquimatlán, Col. Tres soldados libertadores pertenecientes al Segundo Regimiento Cristero, fueron sorprendidos por los callistas. Murió un soldado libertador de nombre Anselmo. De los enemigos hubo un teniente herido.

Día 19. En Río Grande, Col. Fuerzas cristeras del general Salazar combatieron con los perseguidores, a quienes hicieron tres muertos y varios heridos. De parte de los soldados libertadores, no hubo novedad.

Día 21. Cerca de La Joya, Col. El teniente coronel José Verduzco trabó combate con los soldados callistas. Hubo, de parte del enemigo, veinticinco bajas, entre muertos y heridos. De parte de los cristeros del teniente coronel Verduzco, murió el soldado Florencio Rodríguez.

Día 24. En la ciudad de Colima. Fueron entregados por traición, a la jefatura callista de Operaciones Militares, los jóvenes, teniente Benedicto Romero, con dos compañeros: Manuel Hernández, ayudante de la jefatura civil cristera de Colima y Francisco Santillán, del hospital militar cristero del campamento de los volcanes y dos miembros de las Brigadas Femeniles. El teniente Romero murió en breve tiroteo contra los callistas, cubriendo la retirada de sus compañeros.

Día 25. En la Ciudad de Colima, Col. A espaldas de la Catedral y al pie de su muro, fueron pasados por las armas los jóvenes Manuel Hernández y Francisco Santillán. Ambos recibieron el martirio con gran fervor, valor y serenidad.

Día 25. Cerca del pueblo de San Jerónimo, Col. Fuerzas cristeras del coronel Marcos Torres y del teniente coronel José Verduzco combatieron contra los callistas que guarnecían esta plaza. Después de una hora de rudo combate se retiraron los libertadores. De parte del enemigo hubo veinticinco muertos y ocho heridos. Los cruzados sufrieron la muerte de tres valientes, entre los cuales estuvo el teniente Ramón Cano. Hubo también dos libertadores heridos y se les avanzaron ocho bestias.

En este mes murieron en Tonila, Jal., sin saberse precisamente, cuando esto se escribe, la fecha exacta, los soldados cristeros Pedro Cervantes, Porfirio Medina, Ignacio Silva e Inocencio Cruz, del grupo de libertadores del capitán Andrés Navarro.

AGOSTO DE 1928

Día 1° En el pueblo de Ahuijullo, las Fuerzas coordinadas de los generales libertadores Miguel Anguiano Márquez y Luis Guízar Morfín (este último de las fuerzas de Michoacán), entraron a este lugar que no lograron tomar. Se hicieron al enemigo muchas bajas. De parte de las fuerzas cristeras, un muerto y un herido.

Día 2. Cerca de Coquimatlán, Col. Fuerzas libertadoras del coronel Marcos Torres y del teniente coronel Verduzco, comandadas por ellos mismos, trabaron fuerte combate con enemigos de línea, durante hora y media, haciéndose a los perseguidores dieciocho muertos y cinco heridos. De parte de los cristeros, hubo un herido y, en la retirada, abandonaron seis bestias.

Día 4. En la hacienda San Antonio, Col. El mayor Félix Ramírez, de las fuerzas libertadoras del general Miguel Anguiano Márquez; atacó a los callistas del lugar, haciéndoles un muerto y un herido. De parte de los cristeros, no hubo nada que lamentar.

Día 4. En Huerta de las Haciendas, Col. Se dio cuartelazo al grupo cristero comandado por el coronel Marcos Torres y el teniente coronel Verduzco, quienes se vieron precisados a batirse en retirada, dejando en poder del enemigo cincuenta bestias y tres carabinas, lamentando, además, la muerte de tres libertadores: el teniente J. Refugio Soto del Estado Mayor del general Anguiano Márquez y los soldados Marcelino Vázquez y Ladislao Cernas. Hubo, además, seis soldados cristeros heridos. Los callistas sufrieron la muerte de seis soldados.

Día 5. En Coalata, Col. Entró el capitán libertador Joaquín Guerrero sin encontrar resistencia. Recogió un máuser con cien cartuchos y remuda.

Día 7. En la hacienda El Colomo, Col. El mismo capitán libertador Guerrero entró a este lugar, en donde recogió dos máuseres, dos pistolas y buena cantidad de cartuchos.

Día 10. En el cerro Los Camichines, Col. Fue sorprendido un grupo de libertadores al mando del capitán Magdaleno Carrillo. Murieron tres soldados cristeros, entre ellos Dionisio Soto, de la escolta del general Anguiano Márquez. Hubo, además, un herido. De parte de los callistas, varias bajas.

En el Puerto de los Encinos, sobre la cuchilla del cerro de Ferrería, Jal. (Pihuamo, Diócesis de Colima). Fuerzas libertadoras colimenses, reforzadas por la escolta del general de División don Fermín Gutiérrez, sostuvieron rudo combate con los callistas, de quienes murieron cincuenta y cinco soldados, entre ellos un coronel y tres oficiales, teniendo, además, muchos heridos. De nuestra parte murieron el muy valiente y cristiano general libertador Gutiérrez y el soldado Gregorio Montes. Este general cristero, cuyo verdadero nombre era Luis Navarro Origel, acababa de ser nombrado, por la Liga Nacional Defensora de la Libertad Religiosa, Jefe Supremo Civil del Movimiento Libertador Cristero. Su muerte dejó un vacío que nunca se llenó, tanto en la jefatura civil, como en las fuerzas libertadoras michoacanas.

Día 13. En las cercanías de la hacienda Nogueras, Col. El mayor Félix Ramírez peleó con los soldados cristeros de su escuadrón, contra los callistas, por un espacio de dos horas, haciéndoles más de quince muertos y muchos heridos. De parte de los cristeros, hubo dos heridos. Recogieron al enemigo un caballo ensillado, un máuser y ciento setenta y cinco cartuchos.

Marcos Torres y asistente

Marcos Torres y asistente

Día 14. En la hacienda Santa Bárbara, Col. Fueron entregados traidoramente a la policía de Villa de Alvarez, Col. el jefe del Estado Mayor del general cristero Anguiano Márquez, coronel Marcos Torres y su asistente José Placencia, a quienes se dio muerte sin darles tiempo de sacar sus armas y defenderse. Sus cadáveres fueron llevados a Colima, en donde se les exhibió acompañados de música de mariachi, con que los enemigos festejaron el acontecimiento.

El mismo día 14. En el campamento El Borbollón, Jal. Entraron los callistas a este cuartel cristero del mayor Félix Ramírez, aprovechando la ausencia de éste. Cuando los perseguidores salían, después de quemar las casitas del campamento, regresaban ya algunos libertadores del combate que habían sostenido en la hacienda de Nogueras, Col., el día 13. Hubo un ligero tiroteo, del cual resultó herido uno de los cruzados.

Día 15. En El Carrizal, Col. Fuerzas cristeras del general Andrés Salazar, mandadas directamente por el capitán Cruz, fueron sorprendidas por los callistas, quienes hicieron a los libertadores dos muertos: Ernesto Gudiño y Juan Santana.

Día 16. Se presentó un soldado federal en el campamento del general Salazar, pidiendo se le diese de alta como soldado cristero. Llevó un máuser con una dotación de ciento cincuenta cartuchos. Se le admitió.

Día 19. En Jicotán, Col. El capitán libertador Joaquín Guerrero combatió con fuerzas agraristas, a quienes hizo dos muertos y ocho heridos, recogiéndoles, además, quince bestias ensilladas y dos máuseres. De parte del capitán libertador, murió el soldado cristero Martín Granados.

SEPTIEMBRE DE 1928

Día 9. En Palo María, Col. Soldados cristeros de la gente del mayor Félix Ramírez dieron muerte en un tiroteo, a dos soldados callistas, a quienes recogieron sus máuseres con su correspondiente dotación de parque.

Día 11. En la hacienda Santa Cruz, Col. El mayor Félix Ramírez, con su grupo de cristeros, atacó a veinticinco soldados callistas, a quienes hizo doce muertos y ocho heridos. De su parte, murió el soldado libertador Francisco Alvarez.

Día 15. Los capitanes cristeros Leocadio Llerenas y Francisco Lizama, de la gente del general Salazar, interrumpieron el servicio de luz eléctrica que abastece la ciudad de Colima.

Día 17. En las cercanías de Comala, Col. El mayor J. Jesús Mejía, del mismo Regimiento cristero del general Salazar, tuvo un ligero encuentro con el enemigo. Sin novedad.

Día 30. En Campo Seis, Col. El capitán Joaquín Guerrero peleó con los callistas que lo atacaron, siendo éstos rechazados, después de habérseles hecho algunas bajas. De parte de los cristeros, sin novedad.

El mismo día 30. En La Angostura, Col. (Municipio de Comala). El capitán libertador Leocadio Llerenas, al frente de unos setenta hombres del ‘Regimiento del general Salazar, atacó a cincuenta soldados callistas. Después de tres horas de combate, fueron derrotados los enemigos y puestos en precipitada fuga. Se avanzaron a los callistas siete máuseres, tres mil cartuchos y veinte bestias ensilladas. En el campo quedó el jefe de la columna callista, capitán Castillo, el teniente Reyes y quince soldados más, sin contar muchos heridos que se llevaron sus compañeros. De parte de los libertadores, cuatro heridos.

En este mes, sin poderse precisar, cuando esto se escribe, la fecha exacta, murió en Barreras, Jal., el soldado cristero Dionisio García.

OCTUBRE DE 1928

Día 2. En el cerro Las Trementinas, Col. Fracciones de los escuadrones de los capitanes libertadores Andrés Navarro y José Cervantes, del Regimiento del coronel Verduzco, combatieron con fuerte columna del general callista Heliodoro Charis, a la que hicieron más de veinte muertos, entre ellos un coronel y varios oficiales. De parte de los insurgentes, nada hubo que lamentar.

Día 2. En La Mariana (Municipio de San José del Carmen, Jal.). Viniendo de camino el Padre capellán Pbro. Enrique de Jesús Ochoa, acompañado de tres libertadores y dos familiares suyos, fue atacado por una columna de cien callistas que le habían tendido una emboscada en la cual cayó. No obstante eso, Dios lo salvó milagrosamente.

Día 6. En Cerro Alto, Col. El general libertador Salazar fue atacado por los callistas, de los cuales evadió el golpe, por no creerse suficientemente capaz de resistirlos. El mayor Jesús Mejía, del mismo grupo cristero, al tirotear al enemigo cubriendo la retirada, le hizo un muerto y varios heridos.

Día 7. En Comala, Col. El capitán libertador Leocadio Llerenas, que se encontraba en esta población en el desempeño de una comisión, se tiroteó con los enemigos, haciéndoles un muerto. Se retiró sin ser perseguido.

Día 13. En la barranca de Atenquique, Jal. El capitán libertador Andrés Navarro peleó con fuerzas enemigas de línea, a quienes hizo cuatro muertos y algunos heridos. De su parte, no hubo novedad.

Día 15. En las cercanías del pueblo de San Jerónimo, Col. El mayor Jesús Mejía y el capitán Leocadio Llerenas de los cristeros de Salazar, pelearon con los agraristas del lugar, a quienes hicieron un muerto y un herido. De su parte, sin novedad.

El mismo día 15. En las cercanías de San José del Carmen, Jal. El mayor Félix Ramírez, con sus fuerzas cristeras del volcán, peleó con las fuerzas enemigas que resguardaban el pueblo, a las cuales hizo dos muertos y un herido. De su parte, hubo un herido.

Día 16. En El Saucillo, Jal. Fue sorprendido el capitán libertador Andrés Navarro, por fuerzas callistas de línea, sufriendo la muerte de uno de sus soldados, la pérdida de un máuser y de cuatro bestias ensilladas.

En Tonila, Jal. Estando en esta población el subteniente libertador Inés Cázares, fue denunciado ante los enemigos, quienes trataron de aprehenderlo. Defendiéndose él, en breve tiroteo, murieron el mismo subteniente Cázares y un soldado enemigo.

Día 17. En el Puerto de los Nogales, Jal. El general libertador Miguel Anguiano Márquez, en unión con el capitán Enrique Mendoza, de las mismas fuerzas a su cargo, sostuvo breve tiroteo con los callistas, que tuvieron que retirarse, sin lograr desalojar a los cruzados de sus posiciones. Más tarde, un grupo de los mismos insurgentes, se tiroteó con los enemigos en Trojitas, Jal., en donde hizo al enemigo quince muertos y otros tantos heridos. De su parte, no hubo novedad.

Día 18. En Trojitas y Cerro del Sacasil, Jal. El mismo general libertador Anguiano Márquez, en unión de sus capitanes Enrique Mendoza y Bernardino González, sostuvo dos tiroteos con los callistas, a quienes hizo algunas bajas. De parte de los libertadores no hubo novedad.

Día 19. En esa misma región. El capitán libertador Agustín Carrillo se batió con los callistas, a quienes pretendía hacer caer en una emboscada, lo cual no logró. De parte de los enemigos, hubo dos muertos y algunos heridos. Las fuerzas cristeras no tuvieron novedad.

El mismo día 19. En La Loma de Los Colgados, Jal. El subteniente libertador Larios peleó con los enemigos, a quienes hizo tres muertos, incendiando, además, las casas de su campamento. Los libertadores no tuvieron pérdidas. En la barranca del Capire, Jal. El general libertador Anguiano Márquez con los soldados de su escolta y de la gente del capitán González, combatió con los callistas, haciéndoles tres muertos y varios heridos. Los libertadores no tuvieron pérdidas.

El mismo día 20. En el campamento El Refugio (Ladera Grande, límite entre Colima y Jalisco en las faldas del Volcán). El capitán Segundo Antonio Avalos fue sorprendido por fuerzas callistas que lo dispersaron y lo hicieron huír. Batiéndose en retirada sus soldados, hicieron al enemigo cuatro muertos y tres heridos. Los cristeros perdieron seis armas largas.

En los últimos días de este mes. Entraron los callistas, al mando del general Heliodoro Charis, a la región de Cerro Grande. No hubo ningún combate; pues a pesar de que los cristeros esperaron en sus puestos, tuvieron cuidado los callistas de evitar su encuentro.

NOVIEMBRE DE 1928

Día 1° En las cercanías de Coquimatlán, Col. El capitán libertador Joaquín Guerrero peleó contra una fracción del 90 Regimiento callista, que dispersó por completo, haciéndole dos muertos y dos heridos y quitándoles, además, un máuser con ciento cincuenta cartuchos y una pistola 45 reglamentaria.

Día 4. En las cercanías de la ranchería Las Parotas, Jal. Se registraron cinco encuentros con las fuerzas callistas, en los cuales sufrió el enemigo más de quince muertos y algunos heridos. De parte de los cruzados, nada se lamentó.

Día 5. En Gallegos, El Reventón y Plan Grande, Jal. El general libertador Anguiano Márquez, con su escolta y el pequeño escuadrón del capitán Jiménez, de las fuerzas cristeras de Colima, unidos al coronel libertador Teódulo Gutiérrez y al teniente coronel González Romo de las fuerzas de Michoacán, con algunos de sus soldados, sostuvieron nutridos tiroteos con el enemigo, a quien hicieron más de veinte muertos y muchos heridos. De parte de los libertadores, sin novedad.

El mismo día 5. En El Tanque, cerca de Tuxpan, Jal. El teniente Julio Velasco, al mando de un pequeño grupo de soldados cristeros, sostuvo fuerte tiroteo con los agraristas armados de la región, a quienes hizo cinco muertos y tres heridos. De nuestra parte, hubo un soldado muerto y se recogió un máuser al enemigo.

Día 7. En el Campamento, a inmediaciones de Comala, Col., sobre el camino a San Antonio, Col. Rudísimo combate sostenido por fuerzas cristeras integradas por fracciones de los Regimientos libertadores Segundo y Sexto, al mando directo de los coroneles José Verduzco y Víctor García, respectivamente, contra los soldados del 90 Regimiento callista. Después de tres horas de combate, al verse derrotados los enemigos, se echaron a huír precipitadamente hasta las orillas de la población de Comala, Col. Al levantarse el campo, se encontraron cincuenta y seis soldados callistas muertos, entre ellos varios jefes y oficiales. Se les avanzaron sesenta bestias ensilladas, cerca de cincuenta máuseres, más de dos mil cartuchos y dos clarines. De parte de las fuerzas del Ejército Nacional Libertador, se lamentó la muerte del coronel Víctor García, del capitán 2° Francisco Lizama y de los soldados Secundino Rolón y Luis Sánchez, ambos del grupo de los primeros cruzados del Volcán; José Facio, chamaco de unos 15 años de edad que militaba en unión de su padre don Onofre, Jbsé Rodríguez, Timoteo Mejía, José Valencia, Avelino Rodríguez, Macario Rincón y Salvador Aranda. Hubo, además, cinco cristeros heridos.

Día 13. En las cercanías de la hacienda La Higuera, Jal. El capitán libertador Bernardino González fue sorprendido por los enemigos, que le hicieron un muerto y un herido. De parte de los atacantes, un muerto.

Día 15. En el río de El Tule, Jal. Fue de nuevo atacado el capitán libertador Bernardino González, saliendo sin novedad.

Día 16. En el cuartel cristero El Borbollón, Jal. Sabedor el enemigo que en aquella ocasión estaba desguarnecidó aquel campamento, se posesionó de él, sin encontrar resistencia; pues los soldados de ese cuartel andaban en una gira y los pocos que estaban al cuidado del campamento, faltos de parque y de compañeros que les ayudasen a resistir, se retiraron, evacuando el lugar.

El mismo día 16. Se presentaron ante la Comandancia Militar de las fuerzas cristeras de Colima, a cargo del general Anguiano Márquez, dos soldados federales, rindiendo sus armas y pidiendo se les diese de alta. Fueron admitidos.

Día 17. En Tonila, Jal. El capitán libertador Andrés Navarro, con dos o tres soldados que lo acompañaban, entró a este pueblo en donde dio muerte a un declarado y pernicioso enemigo y a un capitán callista a quien fue recogida una pistola 45 reglamentaria.

Día 27. En la hacienda Buena Vista, Col. El capitán libertador Agustín Carrillo, con cinco soldados cristeros sostuvo fuerte tiroteo contra trescientos soldados callistas de línea por espacio de media hora. Los cruzados se retiraron en perfecto orden sin ser perseguidos, llevándose solamente un caballo herido. Se ignora el número de las bajas que tuvo el callismo.

Día 27. En Charandas, Jal. El mayor Filiberto Calvario, acompañado del capitán Miguel González y diez soldados cristeros, capturaron a cuatro miembros de la defensa, a los cuales se pasó por las armas.

Día 27. En la ciudad de Calima, Col. La jovencita Zenaida Llerenas Torres, encarcelada desde el día 7 de junio en unión de su madre Rosalía Torres hermana del coronel libertador Marcos Torres, tanto por ser de la familia de él, como por haber sido descubiertas llevando provisiones a los cruzados, habiendo enfermado gravemente, sin que se permitiese que la viese ningún médico, murió ahí en prisión en la madrugada de este día.

Día 28. En La Escondida, Jal. El capitán libertador Magdaleno Carrillo, con un pequeño grupo de soldados a su mando, fue sorprendido por los callistas dejando en el campo cinco bestias ensilladas. Tuvieron los enemigos dos heridos.

DICIEMBRE DE 1928

Campamento del VolcánDía 8. En Comala, Col. Una omisión de cinco soldados libertadores del capitán Leocadio Llerenas tuvo un tiroteo en las calles de este pueblocon soldados callistas a quienes rechazó hasta la plaza del lugar, haciéndoles un muerto. Los libertadores salieron ilesos.

Día 13. En terrenos de la hacienda San Marcos, Jal. Un grupo de soldados cristeros que cuidaba la remonta del escuadrón libertador del capitán Andrés Navarro, fue sorprendido por los enemigos, quienes se llevaron diez bestias. Fue muerto uno de los callistas y se recogió su rifle.

Día 15. En Piedra Imán, Jal. Breve tiroteo contra los callistas a quienes se hicieron dos muertos y tres heridos. Los libertadores se retiraron sin novedad.

Día 15. En Tonila, Jal. El capitán cristero Andrés Navarro, con un grupo de sus soldados incendió la plaza de toros del lugar. Se retiraron los insurgentes sin ninguna novedad.

Día 15. En Los Fresnos, Jal. Fueron capturados por unos soldados del capitán cristero Enrique Mendoza, tres callistas que traían correspondencia enemiga de Tepalcatepec, Mich., quienes fueron pasados por las armas.

El mismo día 15. En Las Coloradas, Jal. El mismo capitán libertador Enrique Mendoza sostuvo fuerte tiroteo contra los enemigos, a quienes hizo varias bajas. Los soldados cristeros, sin ninguna novedad, tuvieron que retirarse ante la crecida superioridad numérica del enemigo. Allí mismo, poco después, dos valientes del mismo escuadrón libertador, haciendo un acto de temerario arrojo, mataron a tres enemigos e hirieron a otro.

El mismo día 15. En el puerto de La Leona, Jal. El mayor Filiberto Calvario con una fracción del escuadrón cristero del capitán Julio Velasco, sostuvo fuerte tiroteo con los enemigos a quienes hizo muchas bajas. Los libertadores sin novedad.

En esos mismos días. En la ranchería El Tigre, Jal. Fue atacada la defensa que los enemigos habían establecido en ese lugar. Se les dispersó por completo y se incendiaron las casas de su campamento. El ataque fue dirigido por el coronel Orozco y el capitán Gregorio Martínez que no tuvieron novedad. Los callistas tuvieron un muerto y un herido.

Día 16. En las cercanías de la ranchería El Gringo, Jal. El capitán libertador Bernardino González, con cuatro soldados suyos, hizo frente al enemigo, a quien hizo tres muertos y varios heridos, no teniendo los suyos bajas que lamentar.

El mismo día 16. En Las Parotas, Jal. El capitán 2° Miguel González, con una pequeña fracción de su escuadrón cristero, tiroteó a los enemigos callistas. Se ignora el número de bajas hechas al enemigo. Los libertadores no tuvieron novedad.

En Paso de Las Mulas, Jal. Una fracción del escuadrón libertador de Enrique Mendoza, sostuvo fuerte tiroteo por espacio de una hora con los callistas. Los cristeros, aunque no tuvieron bajas, se vieron obligados a abandonar el campo, dejando en poder del enemigo treinta caballos. Se ignora el número de bajas de los enemigos.

Día 20. En El Espinal, Col. El mayor Candelario Cisneros y diez soldados cristeros sostuvieron nutrido tiroteo con los callistas, a quienes hicieron dos muertos y tres heridos. Salieron ilesas las fuerzas libertadoras.

Día 21. En El Remate, Col. El general cristero Andrés Salazar, al frente de los cristeros de su Regimiento, atacó a los callistas de este lugar, a quienes hizo tres muertos, un herido y dos prisioneros. Se recogieron, como botín de guerra, tres rifles con su dotación de cartuchos. También se llevaron los cristeros algunas de las piezas de la planta de la luz eléctrica que abastece la ciudad de Colima, por lo cual quedó ésta en tinieblas. De parte de las fuerzas del general Salazar, un herido.

El mismo día 21. En La Escondida, región de la hacienda de El Naranjo, Jal. En una sorpresa del enemigo, murió el sargento Lucio Borjas, padre del joven Rafael Borjas que, como primer mártir del seminario de Colima, había ofrendado su vida el 8 de abril de 1927.

Día 22. En la vía férrea, entre las estaciones de Alzada y Tonilita, Jal. Una fracción de las fuerzas cristeras colimenses, del 2° Regimiento, comandadas personalmente por el general de División J. Jesús Degollado y general Anguiano Márquez, incendió un tren de carga procedente de Guadalajara, Jal. No hubo bajas.

El mismo día 22. En Llano Grande, Jal. El coronel libertador José González Romo, jefe de las fuerzas cristeras de Coalcomán, Mich. (su nombre verdadero era Angel Castillo, venido de la ciudad de México, D. F.) escarmentó a Amado Mora y sus hijos que, en unión de otros desleales, habían recibido armas y pertrechos de guerra de los enemigos, en contra de los libertadores. Se les hicieron a éstos dos bajas; se les recogieron dos carabinas, se les hizo huír hasta la ranchería La Difunta y les incendiaron sus ranchos. Habiendo salido en defensa de ellos, agraristas y federales de la hacienda Barreras, Jal., también éstos fueron rechazados, sufriendo cinco bajas. De parte de los cristeros, sin novedad.

Día 25. En El Naranjo, Jal. Entraron los enemigos callistas a la hacienda, de la cual salieron violentamente porque fueron rechazados. El capitán cristero Agustín Carrillo logró hacerles algunas bajas en esta ocasión.

Día 26. En el cerro de El Naranjo, Col. Atacó el enemigo las posiciones cristeras de El Jonuquillo y La Joya, defendidas por el capitán libertador Agustín Carrillo. Se peleó por espacio de dos horas, mas habiendo sido flanqueados los cruzados, tuvieron éstos necesidad de plegarse hacia el cerro. Los callistas, entre muertos, heridos y dispersos, sufrieron más de treinta bajas. De parte de los cristeros, no hubo nada que lamentar.

Día 27. En la hacienda de San Antonio, Col. El general libertador Andrés Salazar, al frente de su Regimiento y ochenta soldados cristeros del general Manuel C. Michel, atacó las posiciones enemigas de este lugar. Después de cuatro horas de combate se retiraron los libertadores, a quienes hicieron los enemigos un muerto y un herido. Hubo también algunas bajas de los callistas.

 

ozdoba

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: