Skip to content

¡¡MALDITOS DOGMAS!!

9 de octubre de 2014

«El mundo ha cambiado y la Iglesia no puede encerrarse en supuestas interpretaciones del dogma. Tenemos que acercarnos a los conflictos sociales, a los nuevos y a los viejos, y tratar de dar una mano de consuelo, no de estigmatización y no sólo de impugnación».

Francisco



cropped-fraile_merced

La verdad es que si no fuera por los dogmas que han quedado fijados por la Iglesia Católica a lo largo de los siglos, algunos estarían obligándonos desde hace tiempo a estar arrodillados ante Mahoma, Buda y todos los Dioses del Olimpo. Los dogmas están ante nosotros, definidos por la Iglesia a partir de la Revelación y por tanto, son parte esencial de la Enseñanza Divina a los hombres. Claro que si se empieza a no creer en la Revelación, se acaba pensando irremediablemente que tampoco es creíble lo que deriva de Ella. Los enemigos de los dogmas, siempre han atacado a los contrarios llamándolosdogmáticos, apelativo que para ellos es el insulto mayor que pueda hacerse, una vez que ha salido todo el mundo del armario y no se puede llamar a nadie mariquita o mariposón, sin peligro de que te metan en la cárcel. Señalar a alguien como dogmático o acusarle de que está encerrado en los dogmas, es para ellos una afrenta o un agravio capaz de mermar las fuerzas del peor enemigo.

Oigo muchas veces ahora hablar en contra de los dogmas de la Iglesia. Hasta hace poco, venía al convento un panadero que por lo visto se empapaba de programas de televisión mientras horneaba los panes, y se despachaba a gusto con el hermano portero sobre la necesidad de superar estas cosas del pasado, que ya no se estilan. Lo decía con tal prosopopeya y engolamiento, que el pobre hermano tenía que sufrir pacientemente los minutos que duraba la disertación del citado ignorante.

Lo mismo ocurre con algunos de mis novicios, que dogmatizan inconscientemente sobre la necesidad de que no haya dogmas y se quedan tan panchos. Vuelven de la universidad o de sus reuniones catequéticas, siempre con el mismo sonsonete. Y no digamos cuando vuelven de algún cursillo sobre teología.

Mi capacidad de reir con estas gentes ante tamaños disparates es infinita, y ni siquiera me preocupo de hacerles ver su error, ya que sería inútil, dado que proviene de cerebros tan escasos de materia como abundantes en criterios televisivos, lo cual ya de por sí hace imposible la tarea.

Sin embargo, esta mañana me he desayunado el picatoste escuchando a algunos monjes comentar que el Santo Padre ha dicho que la Iglesia no puede encerrarse en supuestas interpretaciones del dogma. No puede ser verdad, me he dicho a mí mismo. Y he de reconocer que esto ya no me ha dado ninguna risa. Porque las barbaridades dichas por el panadero pueden pasar, las dichas por los jovenzuelos novicios mal formados, también. Pero dichas por el Sumo Pontífice, adquieren un tono de preocupación, inquietud e intranquilidad, que raya en lo trágico.

¡Quién me iba a decir a mí que escucharía estas palabras de labios de un Pontífice, antes de morirme!

Porque lo que reflejan estas consideraciones hechas (además) a un periodista -otra vez las declaraciones a los periodistas-, llevan una carga malévola y malintencionada de la que no puede salir nada nuevo. Y si me lo permiten, retrata de arriba abajo al que las pronuncia. Porque se supone que el que las perpetra es justamente el encargado de guardar los dogmas como algo intocable. Pero no. Hay que reinterpretarlos, o sea, hay que darles la vuelta, manipularlos, sobarlos, zarandearlos y torcerlos. Dios sabe cuál podrá ser el resultado final, pero desde luego no será nada bueno.

La insistencia machacona en que este Sínodo de la Anti-Familia es pastoral (ya estamos como en el Concilio Vaticano II), no puede presagiar buenos resultados. No hay más que ver los reportajes aparentemente ingenuos que ya van surcando internet, con las primeras declaraciones de unos, con las exposiciones iniciales de otros y las chorradas de una experta española declarando que todo va muy bien y que promete. Me llama la atención que todavía no haya sacado la cabeza el cardenal Kasper, pero tal cosa está prevista, para que veamos que también hay muchos otros cardenales que piensan así. Y no sólo él. Bueno, por lo visto así piensa también el Santo Padre, sin lugar a dudas.

Así las cosas, queda declarada la guerra a los dogmas, esas malditas verdades que quisieron imponernos en otros tiempos, pero que ahora vamos a reinterpretar, renovando los lenguajes de la fe. Obsérvese el palabro que se utilizará para encandilarnos cuando salgamos del armario de los dichosos dogmas.

Y como tampoco creen en el pecado, lo minimizan considerando que la Eucaristía es para los imperfectos, no para los que hacen todo bien. O sea, la Eucaristía es para los que pecan, no para los que están en gracia de Dios. Otra chocarrería de Su Santidad, dicha ya hace tiempo y repetida ahora por todos los bobos y majaderos eclesiales.

Eso sí. Todo esto se ha montado para ayudar y acompañar a estas pobres gentes que pecan y que no se quieren bajar del burro. Y tenemos que abrir nuestros ojos a la realidad, por supuesto. Como si la Iglesia nunca hubiera ayudado a los que de buena fe se sienten agobiados por situaciones penosas. Ahora todo es distinto a los tiempos anteriores: ahora es cuando se comprende a los pecadores, ahora es cuando la misericordia ha hecho su aparición, ahora es cuando la verdad va a estar fuera de la hornacina de los dogmas estables y tiesos, para encontrarla a cada paso en el peregrinar del amor fraterno.

Menos mal que el Cardenal Maradiaga (otra vez ante los focos), nos ha tranquilizado diciendo que el Espíritu Santo no está de vacaciones ni durmiendo la siesta, lo cual es un mensaje para que veamos que realmente lo que salga de ahí será obra del Espíritu Santo. Pobre del que lo ponga en duda. Pero me gustaría que Su Eminencia no fuera tan gracioso y tan superficial.

Mientras rezaba Tercia en el Coro, he pedido a nuestro Señor por su Iglesia. Y cuando he celebrado la Santa Misa y he llegado al lugar en que se pide por la Iglesia Santa y Católicaquam pacificare, custodire, adunare et regere digneris toto orbe terrarum, una cum famulo tuo Papa nostro…, no he podido evitar que se me saltaran las lágrimas.

 

Fray Gerundio de Tormes

adornos5

6 comentarios leave one →
  1. Codreanu permalink
    9 de octubre de 2014 1:21 AM

    Se esta descubriendo el hilo negro pues los dogmas fueron hechos cera y pabilo, desde que el nefasto XXIII al arribó al papado, él nos informó que en su gestión “no se condenaría a nadie dejando la barca de Pedro al garete, desobedeciendo abiertamente a N,S Jesucristo, al no apacientar a sus ovejas, dejándolas a merced del lobo VENI DOMINE JESÚS

  2. RuyDiaz permalink
    9 de octubre de 2014 9:00 AM

    Estoy de acuerdo con el escrito, pero entonces por que le llama: “Santo Padre”, “Su Santidad”, “Sumo Pontifice” ? Por que llama “cardenal” a Kasper ? Lo primero que hay que empezar a hacer, es llamar a las cosas por su nombre, y este senor Bergoglio, hereje, y sacrilego, no es ni puede ser “Santo”, ni puede llamarsele su “Santidad”, ni puede ser denominado como el “Sumo Pontifice”; al igual que Kasper no puede ser llamado “Cardenal”, pues su “consagracion” como “cardenal” fue hecha despues de que se cambio la forma de consagrar, adulterando y por lo tanto falseando la tal “consagracion”. Flaco favor se le hace a la grey si no se le llama a las cosas por su verdadero nombre. Empezemos por utilizar las expresiones y los vocablos correctos.

    • Mima permalink
      10 de octubre de 2014 2:38 PM

      Tienes toda la Razon RuyDiaz, ya yo abri los ojos con respecto al Ultrahereje de Bergoglio enemigo numero 1 de Cristo y Su iglesia, y mi postura será la de reconocer solo a Benedicto XVI como sucesor legitimo de Pedro y no a este usurpador masón de Bergoglio. Porque la verdad estamos viviendo los ultimos tiempos que han sido profetizados. Y con esto jamás he declarado la sede vacante, sino que para mi Benedicto será el papa legitimo hasta su muerte. No me interesa que piensan los demás de mi, o si me atacan con estas mis declaraciones. Lo único que si digo, es que si yo estoy errando imploro a Dios su misericordia y perdón. Pero la verdad jamás en la historia de la Iglesia se habia visto cosa semejante con lo que está pasando hoy dia. Y la verdad debe ser defendida ante todo, por encima de los hombres y la Gloria solo a Dios.

  3. bigtigger59 permalink
    9 de octubre de 2014 1:53 PM

    La Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana se mantiene incólume, enhiesta, firme como la roca, a ella la Guía el Espíritu Santo y la Santísima Virgen María, ella existe actualmente en un pequeño rebaño (Lucas 18:8), ella no ha sufrido alteraciones de ninguna índole, sus dogmas no han cambiado ni modernizado, su sacramentos dan la gracia que contienen y el catecismo enseña lo que Nuestro Señor Jesucristo nos reveló en su Encarnación.
    Supongo que debe importarnos un soberano cacahuate, o pepino si prefieren, lo que le pase a la Ramera de Babilonia, a la prostituta que embriaga al mundo con el vino de su fornicación, que se preocupen y tiemblen los que siguen creyendo que esa es la verdadera Iglesia que Cristo fundó sobre el Papado y sus obispos.
    Que tiemblen de terror esos que la siguen pensando que ella es la puerta segura de entrada al cielo.
    Que se llenen de horror los que sigan las enseñanzas del Anticristo “San” Juan Pablo II, ya que arderán en el infierno junto con él.
    Que el espanto de la condenación eterna los motive a dejar esa falsa iglesia apóstata y a sus malditos antipapas, ya que de no hacerlo Dios les hará pagar con las mismas plagas con que castigará a la Gran Ramera de Babilonia.

    Nuestro Señor Jesucristo la condena, cito: Ap. XVIII:21-24. “21 Y un ángel poderoso tomó una piedra, como una gran piedra de molino, y la arrojó en el mar, diciendo: Con el mismo ímpetu será derribada Babilonia, la gran ciudad, y nunca más será hallada.

    22 Y voz de arpistas, de músicos, de flautistas y de trompeteros no se oirá más en ti; y ningún artífice de oficio alguno se hallará más en ti, ni ruido de molino se oirá más en ti.

    23 Luz de lámpara no alumbrará más en ti, ni voz de esposo y de esposa se oirá más en ti; porque tus mercaderes eran los grandes de la tierra; pues por tus hechicerías fueron engañadas todas las naciones.

    24 Y en ella se halló la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos en la tierra”.

    Creer que la iglesia surgida del CVII sigue siendo la Iglesia Católica, y seguir las enseñanzas de sus antipapas es negar la palabra de Dios, participar de la Gran Apostasía y proferir la blasfemia jamás dicha contra la Santísima Trinidad, pobres de todos aquellos que la sigan y crean en ella, ya que serán arrojados al infierno junto con el Anticristo (JPII) y el Falso Profeta (BXVI), cito: Ap. XIX: 20,21. “20 Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre.

    21 Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos”.

    ¡Veni Iesu Veni!

    Arturo

  4. Ricardo Díaz permalink
    9 de octubre de 2014 7:16 PM

    No sé quien es Fray G de Tormes, pero por lo que se ve es medio propenso a llorar por cualquier cosa y encima pudiendo haberse evitado tan traumático trance, si hubiera o hubiese interpretado bien lo que leyó: “La Iglesia no puede encerrarse en SUPUESTAS INTERPRETACIONES del dogma” …SUPUESTAS – SUPUESTAS – SUPUESTAS ó si se quiere CIERTAS ó ALGUNAS – ALGUNAS INTERPRETACIONES… “la Iglesia no puede encerrarse en SUPUESTAS (CIERTAS – ALGUNAS) interpretaciones del dogma”. ¡Cuantas lágrimas se podrían evitar si interpretáramos bien lo que leemos!.

    • rot permalink
      12 de octubre de 2014 7:33 AM

      Por favor no sea ingenuo, hace del vaticano segundo que nos tienen con esas vueltitas verborrágicas para darnos gato por liebre.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: