Skip to content

LA CRUZ MILAGROSA DE HUATULCO

16 de junio de 2014

ANTE EL ATAQUE DE LOS PIRATAS INGLESES

PERMANECIÓ INCÓLUME

cruz de hatulco
(1) La pintura de los piratas tratando de quemar la Santa Cruz es anónima del siglo XVII. También se conocía  otro lienzo pintado por Nicolás Enríquez en 1735, ambos en la catedral de Oaxaca.

 

SE TRATA DE UN AUTÉNTICO MILAGRO CUYO REGISTRO QUEDÓ IMPRESO EN EL RECUERDO DE LA GENTE Y EN LOS ARCHIVOS DE LA ÉPOCA, PARA MEMORIA DE MUCHAS GENERACIONES.

 

Este hecho insólito nos da pie para tocar brevemente el tema de los corsarios, piratas o bucaneros. El tema de la piratería es fascinante porque está ligado a las historias locales de todos los pueblos sedentarios desde milenios antes del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, y luego, a lo largo de la era cristiana. Aún en este tercer milenio, siguen habiendo actos piráticos, pero de gran altura técnica.

 

ANTECEDENTES Y RAZONES

DE LA PIRATERÍA CONTRA ESPAÑA

 

En este pequeño texto vamos a relatar brevemente algunos hechos de la piratería, relacionados con los años posteriores a la conquista del Nuevo Mundo por España. Los actos piratas más notorios en los albores novohispanos son evidentemente, los efectuados por ingleses protestantes, a los que se agregaron los franceses hugonotes y los holandeses calvinistas. En perjuicio del Imperio Español Católico.

Inglaterra, el país de los piratas.

Hemos de recordar que la razón principal de la conquista romana de las islas británicas fueron los constantes actos de piratería de los nativos del sur de la Isla inglesa llamados “vénetos” por los romanos. Esos piratas atacaban constantemente los puertos de la Galia por lo que el Emperador Claudio ordenó su conquista. Invadiendo la Isla en el año 43 a.C. y quedando la Britania sujeta al Imperio romano por trescientos años. Al caer el Imperio romano en el año 476, Inglaterra fue invadida sucesivamente por los piratas nórdicos de Escandinavia: los vikingos.

Durante los mil años siguientes los piratas de todo signo tenían refugio en las Islas británicas, contratados por las ligas de comerciantes o por  los soberanos de todos los períodos, estos antecesores de los habitantes de las Islas, aportaron su sangre pirata, por lo que Inglaterra ha podido muy bien definirse como el país de los piratas. Porque la piratería era vista entre los comerciantes ingleses como un redituable negocio. En todos los puertos ingleses los piratas eran considerados amigos, protegidos y socios de magnates y señores condales. Bajo el gobierno de Enrique VII se quiso reglamentar este desorden, pero se encontró oposición entre los propietarios de la costa occidental de la Isla. Entonces Enrique VII emitió patentes de corso o represalia a todo el que hubiera estado afectado por acciones de piratería. Lo que provocó que los buques ingleses saquearan las naves amigas o enemigas del Reino británico. Los exploradores y marinos ingleses estaban familiarizados con todo tipo de robos, y con el tiempo, los robos más provechosos fueron las propias naves españolas, que acondicionadas con cañones ligeros las usaban contra sus antiguos propietarios.

Podemos aseverar sin temor a equivocarnos que la marina inglesa comenzó a “modernizarse” con los robos, por los piratas ingleses, en perjuicio de la marina española del siglo XVI. Los corsarios ingleses llegaron a formar una marina extraoficial de élite. Premiados y homenajeados por los reyes británicos. La monarca Elizabeth 1ª se convirtió en principal empresaria de la larga serie de maleantes llamados “los perros el mar”, quienes a cambio de títulos de “nobleza”, llenaron de tesoros robados las arcas reales.

Los piratas ingleses, holandeses y franceses hugonotes eran enemigos jurados de la Monarquía española por ser católica. Esta es la razón del odio y la saña de sus ataques a los casi inermes poblados españoles del Continente americano. Con este sistema de odio, el pirata calvinista Walter Raleigh después de destruir poblados en las Islas Antillas durante casi dos años de fechorías, subió hasta el paralelo 36º  y  tomó posesión en 1580, de un territorio indeterminado  perteneciente a España. Con ese acto pirático, la región fue considerada como la primera colonia inglesa en la costa norteamericana,  Raleigh la llamó Virginia por la impía reina  Elizabeth 1ª.

 

El odio reconcentrado contra España

 

La unión de los Reinos de Castilla y Aragón en las personas de sus respectivos soberanos: Doña Isabel de Castilla y Fernando de Aragón; la toma del último bastión musulmán en la Península; y la expulsión de los judíos, enemigos de los cristianos desde el Holocausto de Jesucristo en la Cruz, y sumando a todo esto, la posesión del Nuevo Continente;España surgió como potencia de primer orden, además, con las alianzas matrimoniales de los hijos de los Reyes Católicos renació, en Europa, el Sacro Imperio Romano en la persona de su nieto Carlos V,  heredero de todos esos descubrimientos y conquistas para la Fe católica y para la riqueza material de España. Por último: la Divina Providencia renovaba la Cristiandad, con la evangelización de los nativos americanos paganos, produciendo gran número de mártires entre los Frailes por la Fe católica.

Ya desde el Descubrimiento colombino del Continente americano y de la repartición del globo terráqueo, entre Portugal y España, aprobada por el árbitro mundial: el Papa.  Los reinos de Europa se inconformaron por esa decisión haciendo guerra no declarada al naciente Imperio Español.

Europa se había llenado de estupor, admiración y envidia de España. Los otros soberanos; especialmente aquellos que tenían quejas contra la jerarquía de la Iglesia vieron con malos ojos la alianza del Papa con España en contra de los protestantes que comenzaron a proliferar en el norte de Europa. Entonces los jefes de los judíos expulsados de la península ibérica, maquinaron para dividir a la Cristiandad entre católicos y protestantes, y sacar partido de ambos bandos.

Apenas, 25 años después del Descubrimiento de América, apareció la primera oportunidad para provocar la guerra entre cristianos. En 1517,en la persona del monje agustino Martín Lutero, que se convertiría en la punta de lanza para las lamentables guerras religiosas del siglo XVI en Francia. Mientras varios príncipes alemanes tomaron el partido de Lutero, traicionando la religión de sus mayores y de sus pueblos.

A continuación, por medio de los cismas doctrinarios de Thomas Cranmer en Inglaterra,  Juan Calvino en Francia y Melanchton en Suiza.  Se formaron pequeños movimientos separatistas llamados luteranos en el Imperio Alemán. Pero el primer cisma formal surgió enInglaterra en 1543. Los judíos enemigos de España y el catolicismo habían tardado  cincuenta años después del Descubrimiento de América, para encontrar un Reino desde donde poder atacar a España, una nueva potencia que se declarara su enemiga. Este reino lo encontraron en laInglaterra de Enrique VIII Tudor. Por fin los judíos enemigos de la Cristiandad habían encontrado ese Reino y esos monarcas, que en lo sucesivo, serían arietes de su dominio mundial.

En 1543 España había consolidado un Imperio Católico global, pero también, se había convertido en blanco de las iras y envidias demusulmanes;  judíos;  protestantes;  y de los soberanos de Francia yHolanda. Pero  sobre todos, de la monarquía inglesa, quien desde 1497había alentado a los marinos puestos a su servicio para tomar posesión de territorios pertenecientes a España en el Nuevo Mundo. Tanto Enrique VII y su hijo Enrique VIII enviaron armadas que exploraron la península del Labrador, ignorando los derechos de las Coronas española y portuguesa.

A FRANCISCO 1º REY DE FRANCIA LE TOCARÍA SER EL PRIMER PIRATA CONTRA LAS NAVES ESPAÑOLAS.

A principio del siglo XVI, en 1522, Francisco 1º declaró la primera guerra contra el joven emperador Carlos V, por lo que sus corsarios que patrullaban ese año, el océano entre las Islas portuguesas Azores y la costa francesa, se encontraron con las tres naves que Hernán Cortésenviaba al Emperador Carlos V con los tesoros que le había regaladoMoctezuma (y que tenía el sucesor Cuauhtémoc). Fue este el primer ataque a naves españolas que regresaban a España, con cargamentos valiosos, que se tiene registrado.

Poco después de haber dejado las Islas Azores rumbo a España el corsario apodado Juan Florín (2) las atacó y apresó dos naves, pues la tercera dando vuelta se refugió en las Islas Azores. Florín tomó preso al capitán  Alonso de Ávila y  con sus acompañantes, lo llevó a la presencia del rey Francisco 1º. Toda la corte admiró los extraños y valiosos objetos, comenzando entonces a correr las numerosas leyendas acerca de la riqueza del Nuevo Mundo.

(2) Según el historiador José Luis Martínez, en su obra “Hernán Cortés”, asienta que ese  Florín  era el mote del marino florentino al servicio de Francia: Goivanni Verrazzano, más tarde explorador de la costa norteamericana).

Hernán Cortés escribió acerca del robo, lo siguiente: “que navíos y tesoros no llegaron a España  porque descuidaron su protección los de la Casa de Contratación de Sevilla y, ya pasadas la Azores los tomaron los franceses” “sentía la perdida de las cosas que iban tan ricas y extrañas”pero mejor que “las conozcan los franceses, que aprecien por ellas la grandeza del monarca de España”.

Las otras naciones europeas de aquellos años, no contaban con la técnica ni con los recursos financieros de Portugal y España para construir naves capaces de atravesar el océano. Ya en 1498 las naves capitaneadas por John Cabott, marino genovés nacionalizado inglés, con sus hijos Luis y Sancho, al mando de una armada de seis naves inglesas, se hicieron a la mar por orden de Enrique VII, para tomar posesión de la costa norteamericana, pero un temporal en el mar deshizo los barcos llevando a la muerte a todos sus tripulantes. (3)

(3) De la familia de marinos Gabotto o Cabott, solamente sobrevivió el hijo más joven que no iba en la desdichada armada: Sebastián Gabotto. Este marino estuvo al servicio del rey de Inglaterra; también al servicio del Rey Fernando el Católico y de Carlos V, alternativamente, pero nunca tuvo éxito en sus empresas.

Entonces la táctica de los piratas, llamados por la gente, “perros del mar” sería en adelante: abordar las naves españolas, asesinar sin más a los tripulantes y quedarse con los barcos. Esa fue la costumbre de ingleses, holandeses y franceses hugonotes,  a lo largo de los siglos XVI y XVII. Por tanto,  el origen de la marina británica ha sido: el robo de los navíos españoles. (4)

(4) Cuando el desastre de la armada “invencible” en 1588, las grandes naves españolas que se atascaron en las aguas bajas del Canal de la Mancha; quedaron en poder de los ingleses.

 

ALGUNOS DE LOS MÁS CONOCIDOS PIRATAS EN LA HISTORIA DEL IMPERIO ESPAÑOL DE AMÉRICA DURANTE LOS SIGLOS XVI, XVII Y XVIII.

 

Juan Florín, François le Crec, Jacques de Sores, John Hawkins padre y John Hawkins hijo, Francis Drake, Thomas Cavendish, David Nau, Henry Morgan, Walter Raleigh, William Parker, Laurent GraffLorencillo,  Jim MansfeltCromwell, Cornelius Jols, Lewis Scott, Nicolas Van Horn, Peter Wallace (Belice), Jacobo L´Heremite, Edward Vernon, Charles Swan, Mauricio de Nassau,  John Townley, ClippertonDampierre, Oliver Van Oort, Pierre y Jean Laffite.  (5)

(5) La mayoría de los piratas enlistados murieron en sus fechorías, ahorcados por las autoridades españolas o víctimas de las enfermedades. Solamente Henry Morgan murió en un palacio que se hizo construir en la isla de Jamaica, donde era terrateniente, rodeado de esclavos negros. Los famosos Drake Hawkins murieron del “vómito negro” en las Antillas.Cavendish, el profanador de la Cruz de Huatulco, desapareció en un huracán del Atlántico.

 

PRINCIPALES PIRATAS INGLESES DEL SIGLO XVI EN EL MAR DEL SUR.

Para 1577, Francis Drake estaba suficientemente preparado en la “profesión” de pirata, reclutaba a la hez de los maleantes de los puertos ingleses, para ofrecerles ser ricos en poco tiempo, mediante el saqueo y asesinato de los odiados españoles en sus posesiones de ultramar. Con la aprobación escrita de Elizabeth 1ª, llamada en el ámbito español “la reina de los piratas”. Armó tres naves ligeras y bien pertrechadas de cañones y personal especializado en las malas artes de los “perros del mar”. Tres años duró su gira de ladrón y destructor por el continente americano. Hay que hacer notar que todos estos piratas ingleses hacían el viaje a América comenzando siempre por una escala en las incipientes guaridas, en la costa este donde años más tarde Walter Raleigh se apropiaría del territorio. En esos estuarios los maleantes se reunían para esperar y asaltar a los galeones españoles que siguiendo la corriente del Golfo, tenían que pasar forzosamente por el canal de las Islas Bermudas, para seguir la corriente hasta las islas portuguesas de las Azores.

Drake, llamado entonces “el Draque, bajó hasta el estrecho de Magallanes, cruzándolo para seguir con sus fechorías por los asentamientos españoles de Sudamérica. En las costas del Perú se encontró con el navío “Nuestra Señora de la Concepción” que traía entre otras cosas, un tesoro de perlas. Apresó a los pilotos de la nave que luego le se serían de gran utilidad. A continuación siguió hasta llegar a la bahía de Huatulco entre el 13 y 16 de abril de 1579.  Saqueó la Iglesia y un navío de 100 toneladas que se disponía a salir para el Perú; destruyó el incipiente puerto, alejándose hacia el norte. En ese viaje, Drake tocó la península de California y, como antepasado en el tiempo, del ladrón capitán James Cook (6) creyó descubrirla llamándola “Nueva Albión”.

(6) La historia oficial anglosajona oculta que el famoso navegante británico capitán James Cook, supuesto descubridor de las islas Hawai, se robó del archivo marino español de la ciudad de Manila, (tomada por los ingleses en1762 y ocupada durante dos años) los diarios secretos de los navegantes españoles que ya habían descubierto ese archipiélago desde el siglo XVI. El nombre original español  era Islas del Rey.

El “Draque” se escondió mañosamente para esperar alguna nave de Filipinas. ¿Cómo sabía que por ese rumbo llegaban los galeones de Manila?; esa información la obtuvo de los dos pilotos que había apresado antes. Esperó su oportunidad saqueando varias naves, y cuando  había reunido lo suficiente, emprendió la travesía hasta las Islas Molucas, por la ruta descubierta por el primo de Cortés, don Álvaro de Saavedra, y luego seguida por Villalobos, Andrés de Urdaneta (7), Legazpi y otros marinos.

(7) La epopeya de Andrés de Urdaneta: “Andrés de Urdaneta, Derrotero del descubrimiento de la torna vuelta de las Filipinas a Nueva España”. 1564-1565. Blog “Historia Verdadera de México”

Drake cargó de especias su nave y regresó a Inglaterra dando la vuelta al África, siendo el tercer marino en circunnavegar el globo terrestre. (8)

El primero en circunnavegar el globo terráqueo fue Juan Sebastián Elcano entre 1519-1522; los segundos fueron Andrés de Urdaneta y Hernando de la Torre entre 1525- 1536; el tercero sería Francis Drake entre 1577 y 1580.Francis Drake; célebre pirata inglés, nació en Tavistock, Devonshire, Inglaterra. Fue capitán de navío desde los 22 años de edad. Con su tío John Hawkins comenzó su experiencia marina con el tráfico de esclavos negros desde África hacia América. Luego en 1567, en el tercer viaje, desde el puerto de Plymouth salió al frente de una de las seis embarcaciones que su tío John Hawkins (Aquines) llevaba para comerciar con las posesiones españolas de América; pero, con instrucciones secretas de la reina Elizabeth, para espiar y atacar por sorpresa las posesiones españolas de América, y tal vez, posesionarse de alguna de ellas.En ese viaje, las seis naves arribaron al puerto de Santo Domingo en la Isla Española, luego sigilosamente se dirigieron al puerto de Veracruz en la Nueva España. En el camino apresaron a una solitaria nave de un comerciante que los guio hasta San Juan de Ulúa, isleta frente al Puerto.Hawkins tomó la isleta sin ninguna dificultad pues ondeaban en sus naves las banderas del Imperio Español (la Cruz púrpura sobre campo blanco),  la guarnición española se confundió porque estaba por llegar el nuevo Virrey Enríquez de Almanza. Quien en efecto,  llegó a los pocos días siguientes. Entonces se entablaron negociaciones, mientras los españoles se preparaban para el ataque por sorpresa. Se inició la batalla, perdiendo Hawkins cuatro de sus naves. Con las dos restantes, repletas de marinos piratas se dispersaron en direcciones contrarias. Hawkins hacia el norte y Drake al sur quien escapó hacia alta mar. Mientras su tío no pudo llegar más lejos que a Tampico, donde abandonó a más de cien piratas para aligerar su nave. Francis Drake estuvo vagando y robando por las numerosas islas Antillas, antes de reunirse con su tío en Inglaterra. Ambos regresaron a la Isla para preparar otra acción de las muchas que vendrían en los siguientes años. En 1572 salió de Inglaterra con rumbo al Mar Caribe en dos naves bien pertrechadas con las cuales, escudándose en la sorpresa, alevosía y ventaja con que cuentan los asaltantes; tomó las poblaciones de Nombre de Dios y Venta de Cruz en la costa caribeña de Panamá. Llevándose un cuantioso botín de oro peruano y esmeraldas colombianas para Elizabeth 1ª reina de Inglaterra. (9)(9) La historia de los piratas abandonados por John Hawkins en Tampico la cuenta el historiador Juan Suárez de Peralta en “Noticias Históricas de Nueva España” (1589. Ed. SEP. 1949).

RELACIÓN DEL ATAQUE Y EL MILAGRO DE LA SANTA CRUZ

El ataque del pirata inglés y hereje calvinista: Thomas (“Candish”)Cavendish (10) al pequeño puerto de Huatulco  se realizó ocho años más tarde de la “visita” de Drake, en 1587,  este fue el segundo de los ataques al pequeño puerto fundado por Cortés.

(10) Thomas Cavendish, era natural del puerto de Suffolk en Inglaterra, pertenecía una familia emparentada con la más alta nobleza cortesana. Cuando el intento de profanación de la Santa Cruz, contaba solamente 22 años de edad.

Esos “perros del mar” de la reina Elizabeth 1ª, que merodeaban como auténticos canes hambrientos, para hacerse con los tesoros que las naos de Filipinas traían para su venta en las ferias anuales: de Acapulco, Huatulco, Puerto de Santiago, Salagua o Barra de Navidad; en la costa del Sur de la Nueva España. Se pasaban unos a otros la información seguramente, porque Cavendish siguió exactamente la ruta que el pirata Drake había tomado ocho años antes: “Zarpó de Plymouth el 21 de julio de 1586 con 123 hombres y tres naves, de las que solamente una regresó a Plymouth tres años después  (El Desire de 140 toneladas). En su viaje de circunvalación paso por Sierra Leona, las Islas Cabo Verde, Brasil, la Patagonia, atravesó el Estrecho de Magallanes y costeó las posesiones españolas del Pacífico hasta llegar al Estrecho de Tehuantepec, recalando en el puerto de Huatulco a principios de agosto de 1587”.

El 6 de agosto en Huatulco los ladrones no  habían encontrado ninguna nave y en el pobre caserío no había nada de valor, por lo que Cavendishse desquitó profanando la capilla e incendiándola. Y entonces la Divina Providencia  hizo el milagro: El jefe pirata vio que la gente se arrodillaba alrededor de la Santa Cruz que se elevaba en un promontorio de playa. El “Candish”  por su religión calvinista quiso destruir ese signo de “idolatría”, y determinó demolerla para humillar a los pobres fieles.

No lo logró con las hachas, luego le prendió fuego, pero las llamas no la quemaron; entonces, ordenó a sus piratas que ataran la Cruz con las gruesas sogas marinas de su nave, esperó que se inflaran las velas yordenó salir al mar queriendo arrancar de Cruz de un tirón. Para sorpresa de todos los presentes en tierra y en el barco; los cables se reventaron dejando la Cruz enhiesta y sin daño alguno.  Los piratas acobardados, se hicieron a la mar rumbo al norte. (11)

 

(11)  La milagrosa Santa Cruz de Huatulco: Es muy probable que haya sido puesta por Fray Martín de Valencia quien la bendijo y transmitió a la Santa Cruz de Jesucristo Nuestro Señor, los poderes milagrosos que los indios cristianos tanto aprovecharon. Este santo varón acompañó a Hernán Cortéscuando llegó a esa costa buscando un lugar adecuado para instalar sus astilleros donde construir naves, con que explorar la costa tanto al sur como al norte. En esa ocasión el santo fraile Martín de Valencia estuvo ahí porque deseaba embarcarse en la primera expedición desde la Nueva España a las tierras del Asia.Cortés, era devoto de la Santa Cruz, desde que pisó tierras del Continente, comenzó por colocar grandes cruces al tomar posesión de los territorios por donde pasaba, Ya desde su visita a la Isla de Cozumel había comenzado esa devota costumbre. Famosa, es la solemne procesión que mandó hacer en Tlaxcala cuando hizo las paces con los caciques; luego en la plaza principal de la ciudad de México y así en todos los lugares donde se aposentaba.
En 1526  se estaban construyendo los barcos y, al año siguiente, estuvo ahí, acompañado por su pariente Álvaro de Saavedra Cerón quien comandaría la primera expedición desde Nueva España al Asia.
También en ese año de 1526 aportó a Huatulco la nave perdida de la Armada de Jofre de Loaysa; el patache Santiago con su tripulación muriéndose de hambre y enfermedades. Uno de los náufragos el Padre Juan de Aréizaga se atrevió a intentar llegar a tierra subido en una caja de madera, pero ésta naturalmente se hundió, por lo que el valiente sacerdote siguió a nado limpio hacia la playa. No le alcanzaron las fuerzas y los indios que estaban observando se arrojaron al mar para salvarlo. Luego que se hubo repuesto lo llevaron ante una Cruz encajada en un alto sano y le decían ¡Santa María, Santa María!, Aréizaga se hincó y adoró laSanta Cruz. Después lo llevaron ante el gobernador de la región que HernánCortés había nombrado. La aventura de los náufragos terminó en la ciudad de México ante la presencia del Conquistador. Hay que hacer constar que el nombre de fundación de pueblo de Huatulco es: Santa María Guatulco.

Después de la profanación, Thomas Cavendish, llegó el 3 de septiembre, a los puertos de Salahua y Santiago en Colima, quemando y robando lo que podía, porque no había ninguna guarnición que defendiera la costa. El día 5, rabioso, destruyó dos barcos y el poblado deNavidad en la Nueva Galicia,  dándose cuenta de que la región estaba desprotegida se atrevió con sus hombres a destruir cuanto poblado encontraba en su recorrido al norte, hacia donde había estado escondido, ocho años antes, su paisano y colega Francis Drake. Este lugar es llamado Cabo de San Lucas de la punta sur de la Península de California, donde los galeones se proveían de agua y algunos víveres, permaneció Cavendish  a la espera de algún galeón procedente de las islas Filipinas.

El 15 de noviembre de 1587, apareció el imponente galeón Santa Ana de 300 toneladas, ricamente cargado con toda clase de productos de la China para descargarlos en Acapulco, pero la nave no llevaba ningún cañón. Los marinos, para defenderse, tenían espadas y lanzas. Sin embargo, el pequeño barco del pirata estaba muy bien pertrechado. Cavendish atacó al galeón, lo abordó con los garfios apropiados y, tras seis horas de combate, cargado de exhaustos viajeros entre los que había mujeres y niños, el galeón  Santa Ana, se vio obligado a rendirse. El botín consistió en 22 mil pesos de oro, sedas chinas, damascos, telas recamadas de hilo de oro, gran cantidad de perlas, joyas y vituallas que sumaron dos millones de pesos de plata. Después del asalto, el capitán pirata hizo bajar a tierra a los ciento noventa españoles que venían con sus armas personales; encalló la nave y la incendió. Pero entre los náufragos venía el gran navegante Sebastián Vizcaíno, quien en unión de los demás, lograron reparar el galeón para llegar hasta Acapulco.

Tiempo después, el Virrey Villamanrique y el obispo Salazar escribieron al rey Felipe II.

 

Refiriéndose al robo escribió el Obispo: “Lo que me aflige no es qué este bárbaro hereje haya robado el Santa Ana, sino que un joven inglés de 22 años con un miserable barco de cien toneladas se atreviera a atacarnos en nuestros dominios y jactarse del daño que nos había hecho”

 

Después de la rapiña cometida por Thomas Cavendish, éste siguió la ruta de la corriente que va desde la costa sur de Nueva España hasta las islas de los Ladrones cerca del archipiélago de la Filipinas y dio la vuelta al globo bajando por el litoral africano, tomando dirección del norte hasta regresar a   Plymouth poco más de un año después. El 9 de septiembre de 1588 atracó en este puerto,  su barco traía velas de damasco dorado, el palo mayor del barco “Desire” estaba recubierto de las telas más finas y su tripulación vestía trajes hechos de seda. Para la reina hereje: un cofre de perlas y piedras preciosas.

REFLEXIONES

Huatulco,  población zapoteca habitada, según los arqueólogos, desde el siglo X de la era cristiana. Los arqueólogos de las lenguas indígenas traducen la palabra como: “El lugar donde se reverencia el árbol”

El vocablo Huatulco no es zapoteca; es nahua, y deriva de: uatlil= árbol. En esta lengua quiere decir: Huat < cuauhitl = árbol;  coloa = reverenciar;  co = lugar. Por la inexactitud de las lenguas indígenas se impone esta pregunta: ¿Cuál de las dos partículas (co) es la correcta, en el final de la palabra? ¿(co) de coloa = reverenciar? ó ¿(co) de lugar?

Por lo expuesto, la voz “Huatulco” no es zapoteca, su localización corresponde al dominio de los invasores nahua que se asentaron en la región hacia el siglo XI de la era cristiana. (12)

(12) Huatulco: Lugar de la costa del sur donde Hernán Cortés construyó en 1525 un astillero para fabricar naves y poder inaugurar el comercio con el Perú. Cortés fue el primero en construir naves en territorio novohispano. Por trescientos años se siguieron construyendo naves que cruzaban los océanos. México desde la Independencia 1821 hasta el tercer milenio, no ha tenido astilleros para construir naves. ¿Qué pasó?

La Provincia de Guatulco fue creada hacia 1550, por el virrey donAntonio de Mendoza en la costa del mar de Sur, con cabecera en el puerto de Guatulco, fue de gran importancia marítima por su comercio con Centroamérica y el Perú. Situado a 15º 44´latitud N y 96º 17´longitud W. Huatulco estuvo en funciones hasta 1578, cuando se abrió Acapulco al comercio con el Oriente, abarcaba siete localidades más. El puerto de Guatulco fue atacado por los piratas muchas veces, los más conocidos fueron: Drake en 1579 y Cavendish en 1587. Hacia 1616 el virrey don Diego Fernández de Córdoba ordenó que fuera abandonado el lugar, pero la bahía continuó siendo utilizada por los contrabandistas. El Virrey Mendoza,  cuidó de abrir nuevos caminos de herradura y conservar los que el gobierno de Hernán Cortés y la 2ª Audiencia habían trazado. Cuando el virrey don Antonio de Mendoza terminó su administración en 1550, estaban en función los caminos reales y de herradura; desde de la ciudad de México al puerto de Acapulco, a la ciudad de Oaxaca, al istmo de Tehuantepec y al puerto de Huatulco; a Michoacán y a Colima; a Jalisco y al Pánuco; a los minerales de Taxco y Sultepec.  El camino mejor trazado y conservado fue el de la ciudad de México al puerto de Veracruz. En la actualidad, siglo XXI,  Huatulcoes un importante centro turístico internacional que abarca seis de sus principales bahías.

 

ESPAÑA, VÍCTIMA DE LA LEYENDA NEGRA

 

Durante el siglo XVI, época del nacimiento de los diversos pueblos americanos, vástagos de la España Imperial. Se iniciaron los ataques de las otras potencias europeas, llenas de envidia y odio a España, odio inoculado por los judíos expulsados en 1492. Las Monarquías: francesa, holandesa e inglesa;  protestantes  y anti católicas romanas esta últimas. A través de sus corsarios hicieron la guerra contra el Imperio Español Católico; espada de la verdadera Cristiandad, representada por el Papado.

En ese acto de profanación y pillaje nos demuestra el contraste aparecido en la Europa del siglo XVI. Por un lado InglaterraHolanda y laFrancia de los calvinistas hugonotes, creadores de la Leyenda Negraantiespañola, para intentar desprestigiar y destruir a la nación que llevaba la civilización cristiana a los pueblos bárbaros de Continente americano.  Por otro, España solitaria, sin otra ayuda que su inquebrantable Fe en los valores eternos del catolicismo, España solitaria, contra todo el mundo.

Trece años después, del inicio de tráfico marítimo Acapulco-Manila-Acapulco, en marzo de 1566 con la proeza del monje y marino Andrés de Urdaneta. Comenzaron los ataques de los ingleses para destruir la navegación española del océano Pacífico; no lo lograron, a pesar de que en 1762, los ingleses ocuparon por dos años la capital de las Islas Filipinas. En el lapso total de 250 años de tráfico marítimo entre la Nueva España y las Islas Filipinas, los piratas atacaron muchas naos pero solamente pudieron quedarse con cuatro navíos.

 

ALGUNAS PALABRAS SOBRE EL ORIGEN DE LA CRUZ DE HUATULCO

 

En los libros de historia de Oaxaca del siglo XVIII y XIX se habla de una leyenda referente al origen de la Cruz puesta en la playa deHuatulco, atribuyéndola al apóstol Santo Tomás. Hay muchas otras cruces de varios lugares de América que también son atribuidas al Apóstol incrédulo, por sus viajes a lugares lejanos. Muchos religiosos historiadores han hecho creer que hace casi dos mil años llegó al Continente americano la predicación del Evangelio con este apóstol. Esto, naturalmente no se puede probar con los recursos de la ciencia histórica. Solamente queda  la creencia por la fe, pero en este caso, tampoco es muy válido, porque no es dogma de fe creerlo.

Permanece en el campo de las leyendas, de que están llenas las historias de los pueblos nativos americanos. Sin embargo, el hecho del milagro,hay que tomarlo muy en cuenta, porque el intento de destruir laCruz por los piratas ingleses, quedó frustrado a la vista de muchos testigos.

El asalto al puerto y la consecuente profanación de la venerada Cruz que se elevaba en un pequeño alto-sano de la playa constituyen un hito en la historia de la costa sur del actual México. ¿Quiénes habían sido los profanadores de la Santa Cruz? Unos jovenzuelos criminales llenos de odio religioso y hambrientos de riqueza, de tesoros materiales; auténticos agentes de Satán. Esos piratas eran súbditos de un reino otrora buen católico, pervertido, por la ambición de sus gobernantes, en centro y Meca de todos los herejes de Europa.

 

Los piratas ingleses pudieron robar riquezas materiales, pero no pudieron destruir la riqueza espiritual que representaba la Cruz milagrosa,

La Cruz de Huatulco era el símbolo de la riqueza espiritual que los nativos comenzaban a adquirir, por medio de los humildes y santos evangelizadores;   riqueza espiritual que los ha sostenido desde entonces.

Después del milagro, visto por los habitantes del poblado, su fama se extendió por toda la Provincia. Comenzaron a llegar peregrinos desde muy lejos para adorarla y…… llevarse con ellos, una astilla. A los pocos años la Santa Cruz peligraba, no por los piratas, sino por los devotos cristianos que ya la habían reducido considerablemente. Ante este hecho inevitable el obispo Bartolomé de Ledezma logró hacer un concilio de los principales religiosos de su diócesis para decidir lo que se debía hacer con la Santa Cruz. El concilio convino en dejarla en ese mismo lugar, pero protegida y con mejor culto.

Sin embargo a la muerte de este obispo en 1604, la diócesis de Oaxaca se le dio al Padre Juan de Cervantes, persona muy conocida en Nueva España y aún en el Vaticano por sus grandes virtudes y por ser descendiente de uno de los conquistadores más notorios: don Leonel de Cervantes.

Este nuevo obispo, después de un proceso escrito en más de mil hojas logró hacer una suntuosa capilla en la catedral de Oaxaca, en 1612, a la cual llevó en procesión los restos de la milagrosa Santa Cruz de Huatulco, ya muy disminuida en su tamaño. Aún se cortaron pedazos para las comunidades religiosas y otro pedazo de regular tamaño fue obsequiado al Papa Paulo V.

Después de la muerte del Obispo Cervantes, los restos de la Santa Cruz de fragmentaron de nuevo, fabricándose varias cruces de la milagrosa madera. Un pedazo de regular tamaño engarzado en plata fue comprado por el sobrino del Obispo don Antonio Leonel de Cervantes y Carvajal, para su propia capilla. El trozo mayor de la Santa Cruz quedó en adoración en la capilla de la catedral de Oaxaca. Otros pedazos repartidos en varios conventos de las ciudades de Puebla y México. El fragmento de don Antonio Leonel de Cervantes y Carbajal, quedó en la Merced de la Puebla, hasta la exclaustración liberal masónica del año 1860.

Para que no fuera profanado el fragmento de 3 palmos de alto, se retiró de la capilla y la familia Cervantes llevó a su domicilio la sagrada reliquia. Con ellos permaneció hasta el último descendiente Lic. Don José Javier de Cervantes en 1882. (13) A partir de esa fecha se pierde la pista de este fragmento de la Santa cruz de Huatulco.

(13) Datos tomados del Segundo Anexo de la “Historia de Oaxaca”.

El Padre Fray Juan de Torquemada indica en sus escritos que esa Cruz había sido colocada en Huatulco por el venerable Fray Martín de Valencia. Esta es la opinión que me parece más probable, y que Hernán Cortés haya sido quien ordenó colocarla.

 

IGNORANCIA DE LA SOCIEDAD MODERNA Y LO QUE NO SE ENSEÑA

 

La mayor parte de los habitantes del Continente anglo americano, no saben o no quieren saber, de qué clase de gente descienden, pero la verdad histórica demuestra que los llamados yanquis vienen casi en su totalidad, de la hez de la población inglesa;  de los indeseables que la Monarquía británica expulsó del Reino Unido hacia las colonias angloamericanas, desde mediados del siglo XVI hasta poco antes de su independencia de Inglaterra en 1776-1783.

La República de los “Estados Unidos de América” de origen plebeyo, protestante calvinista y demócrata. Logró ser reconocida como nueva nación en el concierto de las naciones del siglo XVIII, en 1783, con elTratado de Versalles, Francia, por las tres principales Monarquías europeas: FranciaEspaña e Inglaterra. Curioso reconocimiento de tres Monarquías aristocráticas a una República democrática y antimonárquica.

Por supuesto: en los países de cultura anglosajona, a las historias de los piratas se les da muy poca importancia o de plano no se enseña a los escolares, y en el mejor de los casos, se las trata con un carisma de falso romanticismo. Nunca se dice la verdad de las razones de los ataques y robos tan reiterativos a los territorios dominados por España. (14)

(14) Para las personas que quieran ahondar en este tema; recomiendo el libro “Árbol de Odio” del profesor Philip William Powell, catedrático de “Historia de España e Hispanoamérica” en la Universidad de Santa Bárbara, California, USA. Ediciones “Iris de Paz”, Madrid, España, 1991.

LUIS OZDEN.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

“Hernán Cortés”, José Luis Martínez, UNAM, Fondo de Cultura Económica, México, 1990.

“Historia de Oaxaca”, P.  José Antonio Gay, 1998 Editorial Porrúa, México, D.F. Colección “Sepan Cuantos” Nº. 373.

“La Nao de China”, Francisco Santiago Cruz, Ed. Jus, México, 1962.

“Piratas y Corsarios en los mares de México”, Juan de Dios Pérez Galaz, Ed. Panorama, México, 1992.

“El Galeón de Manila” Revista Artes de México, Nº 143, 1971.

“El origen del Reino de la Nueva España”, Museo Nacional de Arte, México, 1999.

“21 Libros y Rituales Monarquía Indiana” Fray Juan de Torquemada. Escrito en 1615. Citas del P. José Antonio Gay. ·”Historia de Oaxaca”

 “Árbol de Odio”·, “Tree of Hate”, Philip W. Powell, Ed. “Iris de Paz”, Madrid España. 1991.

Angel_viñeta

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: