Skip to content

MEDITACIONES

25 de marzo de 2014
  NO OCUPARNOS SINO EN LO QUE ESTAMOS HACIENDO

37341835Uno de los mas grandes obstáculos para la perfección de nuestras acciones ordinarias es el preocuparnos con lo que vamos a hacer después; un espíritu distraído presta atención a medias,a lo que se hace. Así se inquieta y se turba; una cosa embaraza la otra, y nada hará debidamente.
El remedio para este mal es aplicarse entere y únicamente a lo que se hace,como si no se hubiera de hacer otra cosa. Cada cosa a su tiempo, dice el Espíritu Santo, Omnia tempus hebent (Eccle,III,1). A cada día, a cada hora, a cada momento, le basta su ocupación y su mal: no os preocupéis con lo que mas tarde vais a hacer, Nollite solliciti esse in crastinum… sufficit diei malitia sua (Matth,VI,34). Durante la oración, no pensemos en las preocupaciones ni en las solicitudes de nuestro estado. Al entrar en nuestras ocupaciones, no atendamos mas que a ellas, consagrándoles todo nuestro afán, Age quod agis. ¿Para que recordar lo pasado? Es cosa consumada,que no podemos variar. ¿Porque anticipar lo porvenir? Ignoramos lo que será; ni sabemos si lo veremos. Es gran mal distraer así la atención de lo que hacemos, para darla a lo que hemos de hacer mas tarde, a veces a simples imaginaciones, y a desvaríos que nunca se han de realizar.

Es matar lo presente con lo porvenir, la realidad con las ilusiones; es el medio de no hacer nunca nada bien hecho. La prudencia nos enseña, por el contrario,que dejemos el pensamiento de lo porvenir para su tiempo y no temer el que no hayamos de recordar mas tarde la buena idea que nos viene en medio de la acción presente. Dios, amigo del orden, bendecirá el haber rechazado el pensamiento importuno y hará venir a su tiempo, con ventaja nuestra,   lo que hubiéramos dejado por agradarle. Así ganaremos en lugar de perder. “La ciencia-dice San Basilio-, que se pierde por la virtud, se adquiere mejor después por la virtud”. Entremos aquí en nosotros mismos: ¡Que de oraciones, que de acciones vacías, por no seguir estas reglas!…


 

NO PREOCUPARSE SINO CON EL DÍA PRESENTE

Somos tan débiles, que quizás nos faltaría valor para abarcar con una mirada, cincuenta o sesenta años que debiéramos pasar en perfecta quietud, en atención constante sobre nosotros mismos, en la privación de los goces de la vida, en la renuncia de nuestra voluntad y nuestros deseos; al contrario, no tendríamos que hacer mucho esfuerzo, sino que hallaríamos que hacer mucho esfuerzo, sino que hallaríamos fácil el considerar todo esto,no reunido,sino en detalle, y nos dijéramos: “No se trata aquí de calcular largos años:¡con que fin,si no se si viviré mañana? Se trata solo del día presente.Si vivo mañana, ya veré lo que he de hacer.
Pues, de aquí hasta la noche ¿podre encontrar demasiado duro vivir bien, reprimirme, mortificarme? ¡un día pasa tan luego! Y un día comparado con la eternidad!¡Oh! no es nada, y sería un irracional si no lo emplease santamente”. Fortificados con este pensamiento, entremos en nuestras ocupaciones y pasaremos santamente el día. Al día siguiente volvamos a la tarea, sin mirar mas allá del presente día. Y con este inocente ardid, todo en virtud se hará con gusto y se llegara a la perfección. Porpongámonos emplear este recurso


“Meditaciones”. Hamon tomo II, pág. 218

barra separadora

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: