Skip to content

A UN AÑO DEL PONTIFICADO DE FRANCISCO

3 de marzo de 2014

“El Cardenal Bergo­glio, devenido ya en el Pontífice Francisco, es un hombre que conspira contra la Verdad”.

Por Antonio CaponnettoRevista Cabildo N° 107 – Enero-Febrero 2014. Syllabus, 2-Feb-2014.
El próximo 19 de marzo, Festividad de San José, se cumple un año de la asun­ción pontificia del Cardenal Bergo­glio.
Otros estarán capacitados para hacer un balance exhaustivo, com­pleto y erudito. Lo esperamos con necesidad espiritual. Otros no que­rrán hacerlo, limitándose a un asép­tico encogimiento de hombros, a una aprobación irrestricta y a priori de carácter papolátrico o a una condena en bloque de todos sus di­chos y quehaceres; y otros —me te­mo que los más— se desvivirán en panegíricos de burdo tinte munda­no, como ya viene sucediendo para desconcierto de la católica grey, pues tales encomios gozan del be­neplácito del homenajeado, o al menos de su tácita aquiescencia.
De mi parte —y hablo delibera­damente en primera persona, pues no quiero involucrar a nadie en es­te juicio— debo decir, con genuino dolor de súbdito, que lo que he po­dido analizar objetivamente hasta hoy confirma y potencia cuanto es­cribí en su momento en mi obra “La Iglesia traicionada”, editada en el año 2010.
En efecto, el Cardenal Bergo­glio, devenido ya en el Pontífice Francisco, es un hombre que cons­pira contra la Verdad. Y lo hace de los cuatro modos posibles más co­munes: por vía de la mentira, del error, de la confusión y de la igno­rancia.
Como los ejemplos se multipli­can, para nuestra hiriente desazón y pesadumbre impar, sólo pondre­mos un caso: su tratamiento de la cuestión judía. Y como este trata­miento tiene a su vez un sinfín de fa­cetas —desde dedicarles públicas ternezas a los hebreos que a otros católicos se les niega, hasta permi­tirles sus ritos cultuales en el Vatica­no, acompañando activamente los mismos; desde remitirles misivas con un afecto no simétrico hacia los descalificados por “cristianos restauracionistas”, hasta felicitarlos por sus fiestas, aunque ellas supon­gan la virtual negación de Cristo co­mo Mesías— nos limitaremos a lo enseñado en la Exhoración Apostó­lica “Evangelii Gaudium”; esto es, a una expresión formal, institucio­nal y oficial de su magisterio petrino.
– Es mentira que la Alianza en­tre Dios y el pueblo judío “jamás ha sido revocada” (“Evangelii Gau­dium”, 247). Se prueba de mu­chas y complementarias formas — yendo a los Padres, a los Doctores, a los Santos, a las encíclicas, los concilios, las bulas, los textos litúr­gicos, a Tomás de Aquino y al Ca­tecismo de primeras nociones— pero está dicho en la Sagrada Escri­tura, sin posibilidades de equívoco. De modo expreso, por ejemplo en Hebreos 8, 6-9: “porque ellos no permanecieron fieles a mi alian­za, y yo me desentendí de ellos, dice el Señor”. “Mirad, días ven­drán, dice el Señor, en que con­cluiré una alianza nueva con la Casa de Israel y con la Casa de Judá, no conforme a la alianza que concerté con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto” (Jeremías, 31, 31-34). Y de modo no menos expreso, pero con len­guaje simbólico, quedó probado en la Parábola de la Higuera Estéril o de Los viñadores Homicidas. No; es exactamente al revés: la Alianza fue revocada; lo que no quiere decir —como bien lo explica el Após­tol— que la misericordia de Dios no pueda reinjertar a los israelitas con­tritos, conversos y vueltos humilde­mente hacia el Autor de la Vida que “matásteis” (Hechos. 3, 13-15) y al Señor de la Gloria que “crucificásteis” (I Corintios, 2. 8). Se su­pone que para eso estábamos has­ta hoy, entre otras cosas, los católi­cos, para procurar la conversión de los judíos, no para mantenerlos en sus idolatrías, agasajándolos con comida kosher.
– Es error sostener que “cree­mos juntos [católicos y judíos] en el único Dios que actúa en la histo­ria, y acogemos con ellos [los ju­díos] la común Palabra revelada” (“Evangelii Gaudium”, 247).
El único Dios que actúa en la historia es Jesucristo, Segunda Per­sona de la Santísima Trinidad. Ni un catecúmeno de parroquia barrial puede desconocer que los judíos no creen en la Santa Trinidad, ni en Jesucristo como verdadero Dios Hi­jo del Padre. Y no pueden creerlo, precisamente porque rechazan una parte sustancial de la “Palabra reve­lada” que es el Nuevo Testamento. La “común Palabra revelada” que podríamos tener, si por ella se alu­de al universo veterotestamentario, está toda ordenada, encaminada y dirigida a la aceptación de Cristo. Luego, al negar los judíos su natural y sobrenatural coronación y desen­lace, deja de ser un patrimonio “co­mún”.
– Es confusión afirmar que “si bien algunas convicciones cristianas son inaceptables para el Judaísmo”, igual podemos “com­partir muchas convic­ciones éticas y la co­mún preocupación por la justicia y el de­sarrollo de los pue­blos” (“Evangelii Gaudium”, 249).
La confusión es pre­sentar “las conviccio­nes cristianas” con un cierto aire de lamento o de reproche hacia las mismas, por no permi­tir una comunión más plena y totalizadora con los israelitas.
La confusión es par­tir de la base de que las “inaceptables” para el Judaísmo, son “algu­nas” de nuestras “convicciones”, y no las formulaciones dogmáticas del Credo, empezando por la que dice: “Et in unum Dominum Iesum Christum Filium Dei unigenitum”.
La confusión es pensar que “la común preocupación por la justi­cia” se puede mantener en pie si el Verdadero Dios no es la fuente y la razón de la Justicia; si las “convic­ciones éticas” no remiten del ethos al nomos y al logos divinos de Je­sucristo. La confusión es hablar del “desarrollo de los pueblos” como supuesto factor de unidad, cuando no es ni puede ser el mismo el con­cepto de desarrollo popular para quien niega o acepta la Reyecía So­cial de Jesucristo. La confusión es pensar que podemos obrar en co­mún en acciones inmanentes y temporales, cuando nos separan ta­jantes e irrevocables diferencias trascendentes e intemporales.
– Es ignorancia “lamentar sin­cera y amargamente las terribles persecuciones de las que fueron y son objeto [los judíos], particular­mente aquellas que involucran o involucraron a cristianos” (“Evangelii Gaudium”, 248).
Es ignorancia de los innúmeros fraudes con que han enmascarado y enmascaran esas presuntas perse­cuciones. Es ignorancia de la peli­grosa teología dogmática hebrea sobre el holocausto, que destrona a Cristo como víctima para colocarlo como victimario. Es ig­norancia del carácter teórico y práctico de persecutores activos que han ejercido los he­breos contra los cristia­nos, y que aún hasta hoy siguen ejerciendo. Es ignorancia del histo­rial de crímenes y de la­trocinios mediante los cuales Israel se consti­tuyó en Poder Mundial. Es ignorancia de las Actas de los Mártires, de los Hechos de los Apóstoles y del santo­ral pasado y presente que incluye un sinfín de víctimas de la vesania judía. Es ignorancia in­cluso de que la plana mayor del judaísmo “argentino”, recibido cordialísima- mente por el Papa, no sólo repre­senta las antípodas de un supuesto ideal de Iglesia de los pobres, puesto que sus miembros constituyen una voraz oligarquía, persecutora y expoliadora de los que menos tie­nen, sino que es responsable inelu­dible de un sinfín de ataques y de vejámenes a las instituciones y tradiciones cristianas de la patria. ¡Cuánto habría que decir al respec­to! ¡Y cuánto de lo sucedido recientemente por culpa y causa de ellos!
Mentira, error, confusión e ig­norancia. Se analice el tema que se analizare, tras un año de pontifi­cado, estas son las cuatro y trágicas notas dominantes que aparecen.
10 comentarios leave one →
  1. 3 de marzo de 2014 3:50 PM

    Excelente artículo de Antonio Caponneto, considero que da muchos argumentos para demostrar que quien relama ser el Papa en estos momentos es un impostor, al igual que fueron todos los anteriores, empezando con JXXIII.
    Percibo un problema que ha angustiado a los que se dicen católicos tradicionalistas, precisamente consiste en la cuestión de la legitimidad del oficio Petrino y de quien osa o ha osado usurparlo; este problema, los ha llevado a mantener la obediencia a un “pontifice” de caricatura, un opositor de Cristo un engañador, un mentiroso, pero sobre todo de un Hereje y apóstata que se dice ser Papa.
    La FSSPX llama Papa a estos impíos, iniquidores del mal,basada en la declaración de San Roberto Belarmino, quien dijo que no se puede deponer a un Papa, pero que sí es lícito resistirlo.
    San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, libro II, cap. 29: “Así como es lícito resistir al Pontífice que agrede al cuerpo, así también es lícito resistir a aquel que agrede a las almas o destruye el orden civil o, sobre todo, trata de destruir la Iglesia. Digo que es lícito resistirle no haciendo lo que ordena e impidiendo la ejecución de su voluntad. No es lícito, sin embargo, juzgarlo, castigarlo o deponerlo”.
    Esta sentencia es aplicable a quien ostenta lícitamente el oficio papal, mas no a quien se demuestre por sus obras que es un Hereje.
    En el siguiente párrafo, San Roberto Belarmino completa la sentencia: “Un Papa que se manifieste hereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser Papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser un cristiano y miembro de la Iglesia. Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia. Esta es la enseñanza de todos los Padres antiguos, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción” San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, II, 30
    En el siguiente párrafo, San Roberto Belarmino habla específicamente de JXXIII (Masón), PVI (masón y Judío), JPI (masón), JPII (Judío), BXVI (Judio). Del farsante Bergoglio (judío) no hace referencia, ya que él no es sacerdote, ni es obispo, ni es papa, él es simplemente un laico dirigiendo una “iglesia” de laicos, obviamente opositores a Cristo y su Iglesia:
    “Este principio es de lo más cierto. EL QUE NO ES CRISTIANO NO PUEDE DE NINGUNA MANERA SER PAPA, como Cayetano lo dijo (ib. c. 26). La razón de esto es que nadie puede ser cabeza de lo que no es miembro. Ahora bien, el que no es cristiano no es miembro de la Iglesia, y el que se manifieste HEREJE no es un cristiano, como claramente lo enseñan San Cipriano (lib. 4, epíst. 2), San Atanasio (Cont. arria.), San Agustín (lib. De great. Christ.), San Jerónimo (contra Lucifer), entre otros; por lo tanto, el HEREJE MANIFIESTO [fuero externo, público, etc.] no puede ser Papa” San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, II, 30. (las mayúsculas las resalté yo).
    Un Papa que se manifieste hereje pierde su oficio ipso facto:
    San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, II, 30: “Porque, en primer lugar, se demuestra con argumentos de autoridad y por la razón de que el hereje manifiesto es depuesto ‘ipso facto’. El argumento de autoridad se basa en San Pablo (Tito 3, 10), que ordena que evitemos al hereje después de dos advertencias, es decir, después de haber mostrado ser manifiestamente obstinado – lo que significa que antes de cualquier excomunión o sentencia judicial. Y esto es lo que escribe San Jerónimo, añadiendo que otros pecadores están excluidos de la Iglesia por la pena de excomunión [ferendae sententiae=proceso formal], pero los herejes, por sus propios actos, se exilian y se separan ellos mismos del cuerpo de Cristo [latae sententiae=excomunión automática]”. San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, II, 30
    ¿Qué pruebas extras quieren que Dios les dé que demuestren que la iglesia surgida del conciliábulo Vaticano II es una falsa iglesia católica y que sus “papas” son obradores de iniquidad, opositores a Cristo y a su Iglesia, cuyo único propósito es llevar a las almas a la condenación eterna?… tal vez deberían releer el Apocalipsis y darse cuenta de que esta impostura religiosa, la aparición de una falsa iglesia (prostituta de Babilonia), la Gran Apostasía de la verdadera fe católica, iba a ser consumada por la Primera Bestia (JPII) y el Falso Profeta (BXVI), la Segunda Bestia, en una batalla final en la que se iba a poner a prueba la verdadera fe de los católicos (la gran tribulación), denominada esta apostasía como la segunda pasión de Nuestro Señor Jesucristo, pero ahora en su Cuerpo Místico que es su Iglesia, su amada y fiel esposa.
    Si estos argumentos obtenidos del Doctor de la Iglesia San Roberto Belarmino, no logran conmoverlos para que consideren que los últimos cinco reclamantes al papado (exceptuando a Bergogilo, por razones antes expuestas) han sido hombres infiltrados por la judeo-masonería con el fin de destruir el cuerpo místico de Jesucristo y acabar con la fe católica tradicional, creo que nada lo hará.
    Por último comentaré que la Santísima Virgen María es llamada El Arca de la Alianza del Nuevo Testamento, ella, al igual que El Arca del Antiguo Testamento es el objeto más sagrado mediante el cual Dios se comunica con los hombres, pues bien Dios nos habla a través de Ella y la descubre como la Mujer vestida del sol (Ap. XII). Ella nos advierte de los castigos que Dios dará a mundo porque no mantuvieron la fe integra e inviolada, a través de la guerra, el hambre y las persecuciones a la Iglesia; pero sobre todo con la Gran Apostasía que se vive en el mundo actual en la que ya casi no quedan católicos tradicionales, también nos castigará escondiéndonos a su esposa la Iglesia, que es la columna y fundamento de la verdad.

    ¡Alabado sea Jesucristo!

    Arturo

  2. Francisca permalink
    3 de marzo de 2014 8:47 PM

    A la Iglesia la guía Jesús. Lo crean o no. Qué fea la postura que tienen! Parece ser que deberían ser Papa uds. Jesús estableció la jerarquía en la Iglesia, la Gracia viene por medio de la Iglesia. Cuánta soberbia manifiestan! Gente con la forma de actuar como la de uds. hace mal a la Iglesia y a la humanidad.

    • 3 de marzo de 2014 9:25 PM

      ¿Quiere una respuesta inmediata?

      http://nullapossiamocontrolaverita.blogspot.mx/2014/03/i-satanici-risultati-della-satanica-e.html?spref=fb

    • partibus permalink
      4 de marzo de 2014 7:07 AM

      Francisca…..informate un poquito por favor.

      http://www.statveritas.com.ar/Libros/Precursores_y_peritos_del_Concilio.pdf

  3. Jack the Ripper permalink
    4 de marzo de 2014 9:16 AM

    Francisca, tiene razón.
    Lo mismo piensan los cardenales mundanos que derrocaron a Benedicto; o el lobby gay vaticano que ha introducido las mas nefastas prácticas ad intra; o el cardenal Kasper, ídolo de Bergoglio, que no tiene Fe católica o sea es lo que técnicamente se dice hereje y no es el único alto prelado; o los obispos, cardenales y demás apóstatas que están organizando enormes festejos por los 500 años del cisma que provocó el satánico Lutero; o el mismo papa que declara que la alianza de Dios con el pueblo judío aún continúa y por lo tanto el judaísmo seguiría siendo camino de salvación; o los obispos amancebados, maricas o corruptos que ha nombrado y sigue protegiendo en Argentina; o la persecución inmisericorde que practica desde siempre contra todo lo que tiene olor a Tradición católica; o los prelados infiltrados masones dedicados desde hace largas décadas a demoler la Iglesia que son los que al fin vienen digitando la política interna vaticana y han apestado de modernismo, condenado en innumerables documentos magisteriales pre concilio vaticano 2, a todos los dicasterios y conferencias episcopales mundiales; o…

    Por si le interesa la Verdad (que es lo que nos hará libres) le dejo este link:

    http://statveritasblog.blogspot.com.ar/2014/03/a-un-ano-del-pontificado-de-francisco_3.html

    In Christo,
    Jack the Ripper

  4. partibus permalink
    6 de marzo de 2014 12:21 AM

  5. Francisco Mendoza Carrera permalink
    7 de marzo de 2014 2:43 PM

    ¿Y les haré caso a ustedes? Ciertamente que no. ¡Dios me libre! ¿Querrá regresar a 1517?

  6. Monreal permalink
    7 de marzo de 2014 8:30 PM

    Por sus frutos los conoceréis Con eso está dicho todo Sr. Mendoza, instruyase por favor, porque en 1517 La España Católica estaba evangelizando a America, y ahora gracias, al Papa Francisco y sus predecesores producto del Conciliábulo VII, con sus reformas, han dejado la barca de Pedro al garete, porque son miles los católicos sobre todo en américa latina los que a partir de este conciliábulo se han pasado a las sectas protestantes, gracias a esta nueva religión adulterada que se nos está predicando actualmente y que ya desde hace 2 mil años nos la denunció el gran Apóstol Pablo (lease Gal. 1, 6-10) Liturgia adulterada denunciada en Fátima, Leyes anticristianas pro-aborto, uniones del mismo sexo, protección a clérigos pederastas como lo hizo el “futuro Santo” Juan Pablo II con Maciel, Besar el Corán donde se predica muerte a los infieles,”lease Cristianos” y lo peor de todo equiparar, como sucedió en los encuentros de Asís a la única religión verdadera, que es la Católica, con las falsas religiones adoradores de Ídolos.
    Esto, que Gracias a Dios, solo nos ha sido revelado a “un pequeño rebaño” como lo nombra San Lucas en su evangelio se denomina LA GRAN APOSTASIA porque gente como Ud, son ciegos que no quieren ver, poseen una desorientación diabólica para no ver y no oir, lo que es evidente,

  7. NACAR permalink
    17 de marzo de 2014 6:15 PM

    En que año vive esta gente???? estamos en la era espacial- atómica-cibernética!!!! con gente como uds no se puede avanzar en el tiempo!!! Serán humanos? o los dejo alguna nave espacial??? de dónde sacan tanta historia antigua por Diossss!! como pueden vivir en esta época!!!con tanta cosa en la cabeza!!!!!

  8. 17 de marzo de 2014 11:50 PM

    Estimad@ NACAR, ¿qué pretendes demostrar cuando afirmas que estamos en la era espacial? ¿Cuál era espacial, si el hombre no ha salido de la estratosfera? ¿Te has creído eso de que el hombre llegó a la luna? Son viles patrañas y mentiras. ¿La era atómica?, esa abominable arma destruyó dos ciudades católicas japonesas: Hirosima y Nagasaki, la mentira de la invasión japonesa de Perl Harbor, fue la excusa ideal para “probar” la fuerza destructora de la bomba en dos ciudades eminentemente católicas, ¿era cibernética?, la gran mayoría de los artefactos elaborados por los científicos han sido para utilizarlos en la guerra, en una minoría son usados para ayudar a la humanidad. Toda esta era de “prosperidad” ha sido diseñada por los Judíos y los masones para tener un dominio, poder y control total del hombre, de hecho las guerras han sido diseñadas por ellos para menguar la humanidad. Han creado numerosos laboratorios en las que crean enfermedades, para luego inventar los medicamentos que enriquecen a las industrias farmacéuticas. El comunismo también es una obra de los judíos, esta ideología diabólica fue utilizada en su mayoría para exterminar a los católicos en las Rusias, está comprobado que murieron más de 60 millones de católicos en la que se denominó “guerra contra la religión”. Me sorprende que también creas en los extraterrestres, pues bien, esa también es una estrategia judía para demostrar a la humanidad que Dios es extraterrestre y que además de crear al hombre, también creó diversas formas de vida en otros planetas o galaxias; una vil patraña. Sabes quién esté detrás de todo esto, nada mas y nada menos que el demonio o Satanás, él es el inspirador de esta judería sionista y talmudista. ¿Crees que estas historias son antiguas?, te recuerdo que Dios es eterno y que tu como todos los demás seres humanos somos unos miserables gusanos pecadores, que ofendemos a Dios con comentarios como los que haces. A mi se me hace que ni eres católico, ni siquiera “católico conciliar”, eres de los millones de seres humanos tibios que les da igual creer en los avances tecnológicos que en los extraterrestres o en el Hare Krishna, en el profeta mamón o en Mickey Mouse.
    Más vale que creas que la Segunda Persona de la Santísima Trinidad se hizo carne y habitó entre nosotros, Dios se anonadó a sí mismo y se hizo obediente y humilde hasta la muerte de Cruz, eso lo hizo por cada hombre, por cada mujer para que siguiendo su ejemplo pudieran vivir eternamente con Él en el Cielo.
    Esa promesa es siempre vigente, en cada época, en cada siglo, en cada sociedad en cada ser humano, no importa si estás en la era espacial, atómica o cibernética. El Todopoderoso permite que todas estas cosas sucedan para detectar a personas como tú que creen que por vivir en un mundo cibernético pueden prescindir de Dios.
    Para terminar te diré que Nuestro Señor Jesucristo nos exige ser fríos o calientes, no tibios (igual que tú), ya que a éstos los vomitará y los maldecirá por los siglos de los siglos.
    Más te convendría estar de lado de Dios, ya que si persistes en tu pecado y lo niegas, Él también te negará delante de Su Padre.
    ¿Dónde vas a pasar los últimos, diez millones de años, o quizás tres trillones de años, o te parece mejor toda la eternidad?, ten en cuenta que las promesas que Dios nos hizo las va a cumplir: Él dará la Gloria eterna a quien haga su voluntad, siga sus mandamientos, pertenezca a la Iglesia Católica, y renuncie a todas las cosas de este mundo; o bien mandará al infierno a quienes lo negaron, hicieron el mal, estuvieron fuera de la Iglesia Católica, y fueron obradores de iniquidad, mentira y soberbia, y vivieron muy felices en el mundo de la era espacial, atómica y cibernética…
    Ojalá y no puedas dormir pensando en que hay un alto grado de posibilidad de que te vayas al infierno… aunque eso sea una historia antigua.

    ¡Alabado Sea Jesucristo!

    Arturo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: