Skip to content

LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN ANTES CONDENADA, HOY EN AUGE

28 de febrero de 2014

Gutierrez_Vaticano

El padre de la Teología de la Liberación (TL), Gustavo Gutiérrez ha participado en la presentación del libro “Pobre para los pobres. La misión de la Iglesia” del neo cardenal Gerhard Müller quien es el Prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe. Con Bergoglio al frente no hay nada que impida el avance del izquierdismo en el Vaticano.

“Pobre para los pobres. La misión de la Iglesia”

Es el padre de la Teología de la Liberación, condenada durante décadas y ahora rehabilitada en la persona y en la vida del Papa Francisco con quien, según diversas fuentes, se encontró este martes Gustavo Gutiérrez, antes de la presentación del libro “Pobre y para los pobres. La misión de la Iglesia”, escrito por el prefecto Müller con la aportación del teólogo peruano y prólogo de Bergoglio. El sacerdote fue el gran protagonista, recibiendo una sonora ovación.

Tras la misma, Gutiérrez conversó de modo informal con algunos periodistas, precisando que “los teólogos de la liberación no fueron marxistas“, aunque sí reconoció que hubo “gente comprometida y que tenían una base teológica”. “Los mismos pobres tienen que ser los agentes de su liberación”, incidió el teólogo, quien quiso dejar claro que ni Juan Pablo II ni Benedicto XVI condenaron jamás su teología, sino que solicitaron una “contextualización”.

Interrogado por Zenit sobre quienes eran los que desviaban la teología de la liberación dándole una matriz marxista, el sacerdote peruano respondió: “No Boff, no Sobrino, no Juan Luis Segundo, no Ronaldo Muñoz, o sea, diría que los teólogos no” y añadió que “claro, hubo gente muy comprometida antes y que tenían una base teológica, pero no eran los que hacían teología”.

Añadió que “muchos de ellos era gente muy generosa, lo que no significa tener razón”. Y añadió que “un seguimiento político hubo en algunos países”. Y cuando se dice dimensión política precisó que se entiende “una dimensión política extraviada, incorrecta y hay siempre gente así”.

El padre Gutiérrez consideró además, que hoy existe un clima más favorable, “sí, porque se saben mejor algunas cosas, en teología las ciencias sociales antes no aparecían nunca. Hace más de cuarenta años cuando nació la teología de la liberación estas estuvieron presentes y no solamente la filosofía. Hoy en día los estudios bíblicos están llenos de sociología y nadie dice nada, porque se acostumbraron”, dijo.

Respondiendo a una periodista indicó que “el clima y el contexto ha cambiado mucho, los temas de la teología de la liberación están más presentes”, como “pobreza, justicia”. En particular dijo, “la idea que los mismos pobres tienen que ser los agentes de su liberación, y este fue un punto que estuvo desde el inicio de la teología de la liberación“.

Si pudiera volver hace cuarenta años atrás, ¿haría las mismas cosas o cambiaría algo? “Nunca lo he pensado -respondió Gutierrez, porque las cosas que uno vive no dependen solamente de uno, creo que no haría lo mismo, porque ésto significaría que el ambiente habría sido el mismo”. Y sobre lo hecho concluyó: “Nunca lo he lamentado“.

Interrogado por Angela Ambroggetti, de Korazym, sobre Juan Pablo II y Ratzinger, y cuál tuvo más problemas con la teología de la liberación, el sacerdote peruano calificó el encuentro en Roma con Ratzinger hace siete años atrás, en el 2007, como “muy bueno”.

Añadió que “Ratzinger era más teólogo, comprendía más y eso ha sido muy importante. Yo honestamente puedo decir que su comprensión caminaba porque sabía de que se trata, desde el inicio” porque sabía “que no era la idea del marxismo”.

“Nunca me preguntó nada sobre marxismo -dijo el padre Gutierrez- porque sabía que no tiene nada de eso. Basta tener un poco de cultura para saber que si uno dice que hay conflicto, uno no es marxista, sino que mira la realidad“. Y añadió que el diálogo con el cardenal que estaba a cargo en esos años de la Doctrina de la Fe “era de esa categoría”.

“Con Juan Pablo II –dijo el teólogo peruano– fue distinto, lo vi una sola vez en mi vida, y fue muy bromista, me dijo que pensaba que yo era más alto (el padre Gutierrez es de estatura pequeña) y al final me puso la mano en el hombro y me dijo ‘siga, siga’. Aunque no sé que me quiso decir con eso…”.

“Con Ratzinger –prosiguió el padre de la teología de la liberación– el diálogo comenzó siendo él cardenal, tengo una experiencia positiva. Luego termina eso con una carta que envía a mis superiores indicando que el diálogo ha terminado de manera satisfactoria“, y quiso precisar que “además era diálogo y no un proceso”.

¿Es este un momento particular en la Iglesia? “Como momento hay que reconocer que no lo habíamos tenido. Solamente los diarios trataban sobre estos temas, depende también de qué medios. Pero un momento de Iglesia como es hoy, eso no lo habíamos conocido“. Con un papa, dijo, “que critica el pensamiento único y todo eso”.

Cuando le indicaron “que usted fue muy útil para que Müller conozca la situación de la pobreza en Perú”, y le interrogaron “pero quizás también Müller le ayudó a limpiar la teología de la liberación”. El padre Gutierez dijo: “Limpiar no, pero muy útil sí, porque la ha puesto en un contexto, ha convertido eso, porque la teología de la liberación tiene un fundamento de espiritualidad muy grande desde el comienzo“. Y precisó que “eso lo debo al teólogo Dominique Chenot, eso lo recibí en mi formación inicial y eso me ha marcado mucho. Porque estoy convencido que la teología nace en la vida diaria de la Iglesia”.

Concluyó indicando que hoy tiene relaciones epistolares y personales con otros padres de la teología de la liberación y que ellos han tomado temas diversos, por ejemplo Leonardo Boff que entró talmente de lleno en el tema de la ecología, que ya no hace ni falta que él entre.

Al concluir recordó que él fue párroco por 25 años y se siente tal, y que “a la vejez viruelas” puesto que está enseñando Perú y en dos lugares en el exterior.

adornos6

Información
2 comentarios leave one →
  1. Carlos Néstor García Montaño permalink
    4 de marzo de 2014 9:22 AM

    Roma locuta est causa finita!!!!!Garcia Montaño

    • partibus permalink
      6 de marzo de 2014 12:00 AM

      Están los que disfrutan aplicando fracesitas que solo le cabían a la iglesia antes del a concilio, ahora los demoledores hacen de las suyas, Finita porque es el fin, la demolición total.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: