Skip to content

CELEBRACIÓN ECUMÉNICA… CLARO, SIN CONVERSIÓN

27 de enero de 2014

El falso ecumenismo destruye totalmente los fundamentos de la Iglesia Católica.

Pío XI

LOS ECUMENISTAS DICEN: “Donde dos o tres se reúnen en mi nombre”. La idea subyacente es animar y fortalecer la comunión fraterna del pueblo de Dios en las pequeñas comunidades, tanto en las grandes asambleas, en la vida cotidiana, como en las celebraciones litúrgicas oficiales.

LA VERDAD: El falso ecumenismo, es aquél en el que no se busca la CONVERSIÓN y el RETORNO de los herejes y los cismáticos, sino que cada uno permanezca como está: el hereje en su error.
 
«El 20 de enero tuvo lugar una de las celebraciones ecuménicas programadas con motivo de esta Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. En la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen, en Los Cristianos. El lema de esta semana de oración “¿Es que Cristo está dividido?” (1Cor.1,1-17)»

CELEBRACIÓN ECUMÉNICA

One Comment leave one →
  1. 27 de enero de 2014 12:35 PM

    No entiendo cuál es el motivo por el cual siguen “evidenciando” a la falsa iglesia del vaticano, es claro que tanto su estructura, ministros, doctrina, fe, sacramentos, etc. son totalmente opuestos a lo que la Iglesia Católica ha enseñado por 2000 años. Quien ahora ostenta el ministerio Petrino es un impostor, que ni siquiera es sacerdote (hay que recordar que él fue “ordenado” en el nuevo rito protestantizado de Pablo VI, en 1969), por lo tanto tampoco es obispo, ni cardenal, ni papa. Es simplemente un líder laico (como lo puede ser Barack Obama), que está llevando a su culmen la Gran Apostasía predicha en el Apocalipsis.
    No se quien o quienes controlan este Blog, pero les sugiero que adviertan a sus seguidores, sobre todo a los que se consideran Católicos Tradicionales que más les vale salirse de esta Ramera de Babilonia, si es que no quieren ser castigados y recibir parte de las plagas que Dios le dará a esta prostituta.
    Si siguen aferrados al pecado (esto es, reconocer como Iglesia Católica a la secta del vaticano y sus antipapas), Dios los apartará de su presencia, no verán su rostro, y arderán eternamente en el infierno.
    La Iglesia Católica todavía existe, pero en un rebaño extremadamente reducido, el problema aquí es encontrarla, no en sus edificios y estructura eclesiástica, si no en sus enseñanzas puras y verdaderas dejadas en ella por Nuestro Señor Jesucristo. En ellas se nos dice que al fin de los tiempos habrá un engaño tan encubierto que si no se acortaran los tiempos, también los elegidos se perderían. Una señal contundente es este falso ecumenismo propiciado por la secta del vaticano y sus antipapas: ellos quieren reunir a todas las falsas iglesias, cultos, y creencias, y ponerlas al mismo nivel que la Iglesia Católica, esto es apostasía total de la fe Católica.
    Para que vean la completa oposición de esta doctrina a la fe Católica, les cito dos declaraciones Ex Cátedra del Papa León XII:
    Papa León XII, Ubi primum, # 14, 5 de mayo de 1824: “Es imposible que el Dios verdadero, que es la Verdad misma, el mejor, el más sabio proveedor y el premiador de los buenos, apruebe todas las sectas que profesan enseñanzas falsas que a menudo son inconsistentes y contradictorias entre sí, y otorgue premios eternos a sus miembros (…) porque por la fe divina confesamos un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo. (…) Por eso confesamos que no hay salvación fuera de la Iglesia”
    Papa León XII, Quod hoc ineunte, # 8, 24 de mayo de 1824: “Nos dirigimos a todos vosotros que todavía estáis apartados de la verdadera Iglesia y del camino a la salvación. En este júbilo universal, una cosa falta: que habiendo sido llamados por la inspiración del Espíritu celestial y habiendo roto todo lazo decisivo, podáis estar de acuerdo sinceramente con la Madre Iglesia, fuera de cuyas enseñanzas no hay salvación”.
    Tómense su tiempo y contrástenlas con las conclusiones del conciliábulo vaticano II, las encíclicas emitidas por los últimos antipapas (de JXXIII a BXVI) sobre el ecumenismo real que debe promover la iglesia católica, esto es el retorno de los herejes y cismáticos a la verdadera Iglesia de Jesucristo.
    También sobre la prohibición de comunión con los pérfidos judíos, la Iglesia ha declarado que ellos se condenarán al infierno, por no haber reconocido como Mesías a NSJ. Vean cómo los antipapas han declarado que ellos, los judíos, pueden seguir esperando a “su mesías”, no sólo los alientan, si no que participan en sus ceremonias, ESTO ES APOSTASÍA total de la fe en la Santísima Trinidad.
    Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, 1441, ex cathedra: “La sacrosanta Iglesia romana (…) Firmemente cree, profesa y enseña que las legalidades del Antiguo testamento, o sea, de la Ley de Moisés, que se dividen en ceremonias, objetos sagrados, sacrificios y sacramentos, como quiera que fueron instituidas en la gracia de significar algo por venir, aunque en aquella edad eran convenientes para el culto divino, cesaron una vez venido nuestro Señor Jesucristo, quien por ellas fue significado, y empezaron los sacramentos del Nuevo Testamento. Y que MORTALMENTE PECA quienquiera ponga en las observancias legales su esperanza después de la pasión, y se someta a ellas, como necesarias a la salvación, como si la fe de Cristo no pudiera salvarnos sin ellas. No niega, sin embargo, que desde la pasión de Cristo hasta la promulgación del Evangelio, no pudiesen salvarse, a condición, sin embargo, de que no se creyesen en modo alguno necesarias para la salvación; pero después de promulgado el Evangelio, afirma que, sin pérdida de la salvación eterna, no pueden salvarse. Denuncia consiguientemente como ajenos a la fe de Cristo a todos los que, después de aquel tiempo, observan la circuncisión y el sábado y guardan las demás prescripciones legales y que en modo alguno pueden ser partícipes de la salvación eterna, a no ser que un día se arrepientan de esos errores”.
    Así que ya saben, si continúan “resistiendo” a esta falsa iglesia, y no se salen de ella, se harán participes de sus plagas y se condenarán juntamente con el anticristo (JPII) y el Falso profeta (BXVI) en el fuego del infierno por los siglos de los siglos, mientras Dios sea Dios.

    Arturo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: