Skip to content

LOS CADÁVERES Y LAS TRES BLANCURAS

4 de diciembre de 2013

Ap 11, 7:  “Y cuando hayan acabado de dar testimonio, la Bestia que surge del Abismo les hará la guerra, los vencerá y los matará”

misa-papa-francisco-restos-san-pedro En su momento aplicamos este versículo a la falsa “excomunión” de 1988, sobre todo por su secuela que es trancripta unos versos más adelante: 11, 10 “Los habitantes de la tierra se alegrarán y harán fiesta, y se intercambiarán regalos, porque estos dos profetas los habían atormentado”. La calidad del ser dual de los Testigos responde o bien al mandato de Cristo de enviar a los suyos “de dos en dos” (Mc 6, 7-13) o bien a que se trata de dos espíritus: el de Enoc o la Tradición y el de Elías o la Profecía.
Pero es posible que la aplicación haya que hacerla a la actual situación de la Tradición y de los Fatimistas por la simple razón de que esa “muerte” ocurre después de que  “hayan acabado de dar testimonio” y resulta claro que después de la “excomunión” la Tradición siguió dando testimonio y los “fatimistas” en todo tiempo procuraron que se cumpliera con los mensajes del Cielo. Y esta “muerte” se parece y mucho a la “dispersión del poder del pueblo santo” de Dn 12 prevista para el “final”.
¿A qué “muerte” nos referimos entonces? A una claudicación de tres órdenes: la primera, de los que abandonaron la FSSPX para terminar negando la perpetuidad en el Primado y la visibilidad de la Cabeza de Pedro; la segunda, de los que sin negar esos dogmas, no los reconocen en la práctica y pueden ser considerados “cismáticos materiales”; y la tercera, la de aquellos que no negando esos dogmas y reconociéndolos en la práctica, por desconocimiento de la realidad apocalíptica, han devenido enpusilánimes y cesado en el espíritu de combate, tal como les amonesta el Angel de la “Iglesia” de Efeso (dirigida en particular a los fieles de esa “Iglesia” pero extensible a los fieles de todas las épocas): “Sin embargo, tengo en contra tuya que has perdido tu amor del principio”.
Vamos camino pues a no ver más que “cadáveres”: “Y sus cadáveres, en la plaza de la Gran Ciudad, que simbólicamente se llama Sodoma o Egipto, allí donde también su Señor fue crucificado” (Ap 11,8) en espera de una milagrosa “resurrección”. Esta tendrá como objeto a las “tres blancuras” del sueño de Don Bosco: el Papado, la Eucaristía y la Virgen Inmaculada. Y como sujetos, a quienes sigan al verdadero Papa, asistan al verdadero Sacrificio y tengan verdadera devoción a la Virgen María.
¿Cómo estar seguros de cuál es el verdadero Papa? Siguiendo la línea de sucesión, aquel que se sienta en el trono de Pedro de manera visible y que no haya definido con las notas de la infalibilidad algo imposible en orden a la Tradición y a la verdad revelada. Actualmente tenemos al Papa Francisco, quien sucedió al Papa Benedicto XVI, profesando herejías pero no comprometiendo su infalibilidad y no habiendo sido declarado hereje por una autoridad. Por lo cual, la conclusión a la que arribó recientemente el P. Kramer  es errónea. Distinta será la situación si el Papa Francisco “canoniza” al heterodoxo y excomulgador de la Tradición Juan Pablo II, puesto que allí sí habría incompatibilidad entre el status papal y la proclamación de una fórmula que normalmente conlleva infalibilidad.
El Santo Sacrificio, oficiado “una cum” (ofrecido también por o en unión con) el verdadero Papa es y será obligación de todo católico, excepto los casos de emergencia que importan el no contar con tales misas a su alrededor y que posibilitan el asistir a una misa válida pero ilícita. Por otro lado, no es porque un sacerdote en un sermón materialmente  y sin pertinacia incurra en algún error doctrinal que una misa tradicional deja de ser católica y dispense a los fieles de asistir al Sacrificio.
La solución a la crisis presente que es apocalíptica es por la Venida de Cristo en su fase de juicio de vivos, pero, como profetizó San Luis María Grignon de Montfort en su Tratado de la Verdadera devoción:  “Y si mi amable Jesús viene otra vez al mundo para reinar gloriosamente en él –como sucederá ciertamente–, no escogerá para su viaje otro camino que el de la excelsa María, por quien vino la primera vez con tanta seguridad y perfección. La diferencia entre una y otra venida es que la primera fue secreta y escondida, mientras que la segunda será gloriosa y fulgurante. Pero ambas son perfectas, porque ambas se realizan por María. ¡Ay! ¡Este es un misterio que aún no se comprende! ¡Enmudezca aquí toda lengua!” Ese camino, a su vez, no puede ser otro que el de la Consagración de Rusia al Corazón Inmaculado por el verdadero Papa.
LA HONDA DE DAVID
adornos6
5 comentarios leave one →
  1. 4 de diciembre de 2013 11:14 AM

    Me pregunto que dirá dentro de unos meses el editor del blog ‘La Honda de David”, cuando, -usando sus propias palabras- “el Papa Francisco “canonice” al heterodoxo y excomulgador de la Tradición Juan Pablo II, puesto que allí sí habría incompatibilidad entre el status papal y la proclamación de una fórmula que normalmente conlleva infalibilidad.” ¿reconocerá entonces el editor que la piedra que salió de la honda de David en realidad le di,o no a los que él creía cadáveres, sino a él mismo y le mató? Deseamos que sea coherente, al menos cuando llegue ese momento de la canonización.

    Hasta ahora, los cadáveres que se ven no se encuentran entre los que abandonaron la FSSPX,pues más bien parecen ovejas dispersas, sino en los que quedándose niegan el deicidio de los judíos, como el padre Bouchacourt. Porque, padre Bouchacourt y editor de la Honda de David ¿creen o ya no creen ustedes que Cristo es Dios? Pues si Cristo es Dios, los que mataron a Cristo, los judíos que no le aceptaron, son deicidas, como el que mata a un nilño es infanticida. Aclárense los de la neo fraternidad y sus voceros. Porque su cadáver si hiede a distancia; de tal forma que nada es ya oculto para el que quiera ver.

  2. Jorge Rodríguez permalink
    4 de diciembre de 2013 7:18 PM

    Supongo que cuando lo canonice (JPII) habrá una incremento de sedevacantistas. Aunque otros podrán decir que, como la formula de canonización es invalida, no se está canonizando nada, y aquí no pasó nada etc.

    En cuanto a los dos testigos, tengo cierta dificultad en asignarles un significado simbolico/alegórico como si se tratase de dos “colectivos” de personas y no de personas de carne y hueso. El capítulo 11 del Apocalipsis, que relata los hechos de estos dos testigos, dá una lista de cosas bastante concretas. Según el comentario de Straubinger, la mayoría ha pensado que eran Enoc y Elías y “hoy” se piensa en Moisés y Elias. El evangelio que tengo yo también agrega la posibilidad de Pedro y Pablo.

    Voy a romper una lanza a favor de esta última posibilidad. Me da qué pensar el versículo 11:9. “Gentes de todas las tribus, pueblo, lengua y nación contemplarán durante tres días y medio su cadáver y no se permitirá que sus cuerpos sean sepultados”.
    Bien, tras excavaciones arqueológicas el Papa Pío XII declaró en diciembre 1950 que no se pudo confirmar con absoluta certeza que los restos hallados perteneciesen al apóstol Pedro. Sin embargo, tras el descubrimiento de algunos huesos más y una inscripción, el papa Pablo VI anunció el 26 de junio de 1968 que las reliquias del Santo habían sido descubiertas. Desde entonces hasta ahora el cuerpo ha estado insepulto y gente de todo pueblo nación etc ha podido contemplar, el domingo 24 de noviembre de 2013, los restos de Pedro en una caja de bronce mostrada por Francisco.

  3. 5 de diciembre de 2013 3:47 PM

    La Honda de David:

    En su respuesta a mi comentario, el editor de la Honda de David en su blog no ha explicado qué coacciones pudo haber sufrido Benedicto, sino que se limita a decir que en el caso de que Francisco usara de la infalibilidad para proclamar una herejía, entonces reconocería a Ratzinger como papa; entre tanto no cuestiona a Francisco. Pero Benedicto ha mostrado voluntariamente innumerables veces, por los hechos, sumisión al “papa” Francisco, lo que significa que al mismo tiempo revalida su renuncia, y actualiza su sumisión y reconocimiento de la legitimidad del “papado” de Francisco. Benedicto no es papa, por mucho que Francisco eleve a los altares al turbobeato, se ponga como se ponga. Si lo es Bergoglio, es legítimo dudarlo. Si Mons. Lefbvre se preguntó en voz alta e invitó a los sacerdotes que meditaran si Juan Pablo II era papa o un usurpador ¿Cómo los seguidores de neo FSSPX excomulgan a los que meditan y dudan si “decime Jorge “ es un usurpador? Le manda…. Esta es una nueva tesis sedevacantista de ocasión. Un disparate.

    Por otra parte, para la Honda de David la herejía en un papa sería meramente material y no formal, a menos que fuera proferida en el ejercicio de su cargo, e incluso yendo más lejos, proferida en su ”magisterio extraordinario y hasta solemne supongo” con todas las notas de la infalibilidad, que exige. Por lo tanto, su conclusión es que como Francisco no ha usado de las notas de infalibilidad en sus bergogliadas sigue siendo papa, aunque diga que Cristo simulaba. Yo no zanjo, pero mi posición no es tan simple, por eso no la explico salvo en partes y con pie firme. Pero lo que se deduce de lo que ha escrito la Honda de David no puede sostenerse porque de hacerlo daría lugar a una caricatura de la Iglesia, por un falso entendimiento de la jurisdicción del papa. Según su tesis, elegido Lutero papa lo seguiría siendo a no ser que sus abominaciones las impusiera a toda la Iglesia usando de la infalibilidad; podría el heresiarca seguir negando de palabra y por escrito cuando se le antojase que, por ejemplo, la Virginidad de María no fue perpetua. Elegido Arrio papa, sería un papa válido mientras no impusiera a la Iglesia su credo herético o negara con las notas propias de la infalibilidad la divinidad de Cristo. Osea, seguirían siendo papas aunque personalmente no tuvieran la fe católica, celebrasen una liturgia con credo luterano o arriano y consagrasen a miles de obispos afines a sus heterodoxias. Mientras, claro está, dichos papas suspenderían a divinis a los que seguiríamos creyendo que Cristo es Dios, y que la Virgen María fue virgen antes del parto, en el parto y después del parto. Pero como esas suspensiones son disciplinares y no implican infalibilidad, para la Honda de David, seguirían siendo papas creyendo ¡El colmo de la papolatría!.

    Ni pertenezco a la Resistencia, ni a la inhóspita trinchera ni a la Fraternidad, ni jamás forme parte . Soy miembro de la Iglesia donde me quito el sombrero pero no la cebeza, pero me doy cuenta que la posición de la Honda de David es la de seguir a la neo FSSPX liberal; condena a los que se han salido, debido a la clara traición de Mons. Fellay al pensamiento del fundador quien en sus últimos años pensaba que tal vez la sede estuviese vacante, pero sin zanjar la cuestión; condena a los sedevantistas dogmáticos, entre los que no me encuentro, olvidando que la primera obligación es comprobar la validez de un acto, y que no es cismático quien, con argumentos fundados, duda de la legitimidad de alguien que ocupa en un momento la Sede de Pedro, tesis que la Historia de la Iglesia y muchos teólogos sostienen. Para la honda de David la cuestión se plantea asi o estás con el liberal Fellay o no estás en la Iglesia. Pero la Iglesia no es la neo Fssp ni la antigua, editor de a Honda de David.

    En fin, discurso de la neo fraternidad de Mons. Fellay que confirma su deriva. En lo demás no entro.

Trackbacks

  1. DE SOFRONIO A LA HONDA DE DAVID | Ecce Christianus

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: