Skip to content

DANIEL RUCKS, EL LGTB Y LAS REGLAS DEL JUEGO DEMOCRÁTICO

22 de noviembre de 2013

POR: ROBERTO LÓPEZ GEISSMANN H

1457524_612572072117535_1824773458_nAntes de dar mi comentario, quiero dejar CLARÍSIMO, que soy YO, quien con mi PERSONAL Y LIBRE OPINIÓN comenta. NO ME CONFUNDAN CON MI PADRE CON QUIEN COMPARTO EL MISMO NOMBRE. Si alguien me agarra ojeriza, sepa CON QUIEN LO HACE Y NO CONFUNDAN CON UN “INOCENTE” QUE TIENE EL “PECADO” DE HABERLE PUESTO SU MISMO NOMBRE A SU HIJO.

Comentemos: he leído el artículo de Daniel Rucks, famoso comunicador de mi país, El Salvador, quien recientemente hizo comentarios sobre la comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales). Puede leerse en la noticia presentada en este enlace:
http://www.lapagina.com.sv/nacionales/89867/2013/11/21/Comunidad-gay-exige-disculpas-publicas-a-Daniel-Rucks-por-su-polemico-articulo
Pese a que ciertamente, utiliza una forma que no me parece la más adecuada de abordar el tema de la homosexualidad, AL FIN Y AL CABO, ES UNA OPINIÓN MÁS.

Si vivimos en una sociedad democrática, en que la “libertad de expresión” es uno de sus valores más preciados, entonces, sí vamos a ampararnos de tal “derecho” como instrumento y plataforma del sustento de nuestras ideas, ¡JUGUEMOS DE VERAS Y BIEN LAS “REGLAS DEL JUEGO”! Si no creemos ni en el juego, ni en sus reglas, podemos perfectamente hacer “nuestras propias reglas y juegos” y sudarnos este tipo de convenciones socio-políticas. Pero si la democracia liberal es un dogma laico, si lo tenemos como el non plus ultra paradigmático, entonces, por favor, ¡coherencia! ¿Acaso una opinión vale más que otra? ¿En democracia (ideal) ciertas ideas merecen PROTECCIÓN Y DIVULGACIÓN DE ENTRADA HASTA EL FIN DE PARTE DEL ESTADO Y DE LA SOCIEDAD CIVIL, MIENTRAS OTRAS A PRIORI, DEBEN DESECHARSE Y SER PROSCRITAS, SOCIALMENTE HABLANDO O INCLUSO POR VÍA DE LEY?

Pueden alegar que no son las ideas de FONDO de Daniel Rucks las que han armado el revuelo, sino cierta actitud discriminativa o peyorativa en su artículo. Reitero que tomo distancia de ello y repruebo esa forma de comunicar su mensaje, no es la mía; pero, es una muestra más de las “libertades modernas” conquistadas por la diosa Democracia, en que el tratamiento de grandes temas está al acceso de todos, y en que la esfera pública se convierte en palestra de abordajes multicolores y multi tonalidades, variando según la capacidad intelectual, habilidades comunicacionales, intereses y talante de las personas o grupos que se insertan en ella con sus pareceres. El lamentable abuso de la libertad de expresión, no siempre puede distinguirse claramente de su simple uso, que irremediablemente afecta positiva o negativamente en los demás.

En política, religión, deportes, ideología y en suma, en multitud de temas y ámbitos, nos encontramos en constante debate, intercambio, aceptación, reflexión, rechazo de ideas, abordadas con frecuencia en un ropaje apasionado. Pero, ¿QUÉ PUEDE SIGNIFICAR QUE SOLO ALGUNOS GRUPOS CUANDO SON CRITICADOS, U OFENDIDOS (realmente o no), TIENEN LA “AUTORIDAD” PARA LITERALMENTE “DOBLEGAR” A SUS CRÍTICOS, ADVERSARIOS O DISIDENTES? ¡Gran poder! Poder que nos resulta verdaderamente asombroso, siendo que orbita alrededor de una minoría…

Y justamente, su condición de minoría, no es que por ello implique que algún grupo o colectivo tenga menos o más razón o derechos, pero sí, implica que LA MINORÍA DEBE ESTAR CONSCIENTE QUE LA MAYORÍA QUE NO PIENSA, NI SIENTE COMO ELLA, PUEDE HABLAR, ADVERSAR, DISENTIR, Y EN UNA DIVERSIDAD DE FORMAS. Porque si lo que pretenden es “regular” la crítica y más aun SANCIONAR A QUIENES HIEREN SU SENSIBILIDAD, deberían estas minorías tomar en cuenta, más allá de si lo sepan entender o no, que de eso se trata el disenso, que LA MAYORÍA PUEDE TENER RAZONES PARA SENTIRSE OFENDIDA, VULNERADA, O PERJUDICADA NO SOLO CUANDO LA MINORÍA ACTÚA CON MALA ACTITUD, SINO TAMBIÉN, LO DIRÉ EXPLÍCITAMENTE, POR LA MISMÍSIMA SUSTENTACIÓN DE SUS PRINCIPIOS, PRÁXIS E INTERESES.

¿Por qué tendría a fuerza toda la gente que aceptar su publicidad, su enquistamiento en políticas públicas de salud, las imposiciones de sus intereses en ONG’s y organismos internacionales? Si hay familias que consideran que es inmoral ver a dos hombres o dos mujeres besándose en público, no les gusta ver esa escena y evitan que sus hijos presencien tal cosa, ¿a cuenta de qué tendría que venir el ESTADO, un grupo o una minoría a venir a decirle lo que TIENE QUE PENSAR, HACER , SENTIR Y CÓMO ACTUAR?

Y si alguien que pertenece a esa MAYORÍA se sale de los “cánones” de convivencia y expresión DICTADOS POR ESTAS MINORÍAS, ¿a fuerza hay que PAGAR EL PRECIO? ¿Callándose no solo aquello que va mezclado con una actitud reprobable, sino incluso CUESTIONES DE FONDO EN QUE SE ADVERSAN A DICHAS MINORÍAS, SO PENA DE CAER EN UNA PARODIA DE INQUISICIÓN LAICISTA? ¿DICIENDO “AMÉN” A SUS FORMAS DE MANIFESTACIÓN PÚBLICA, TEORÍAS Y DATOS ESTADÍSTICOS, TOMADOS A PRIORI COMO INCUESTIONABLES, SO PENA DE SER OBLIGADO A “RECTIFICAR” O PAGAR MULTAS, O “CASTIGOS” DESDE LA “ACADEMIA”, Y TODA INSTITUCIÓN, SOCIAL, POLÍTICA O LABORAL “BIENPENSANTE”?

A la Iglesia Católica y otras religiones, a ciertas ideologías, políticas, filosofías y formas de pensamientos, sobre todo, si son tradicionales, cerradas y verticalistas, ABIERTAMENTE SE LES INSULTA, CRITICA, CUESTIONA Y EN ALGUNOS CASOS, SE LAS PROSCRIBE LEGALMENTE O HASTA SE LAS PERSIGUE, SIN QUE ESO REPERCUTA EN PETICIONES DE PERDÓN, RETRACTACIONES, HUMILLACIONES NI OSTRACISMO EN UN AMBIENTE DEMOLIBERAL. No digo con esto que estas instituciones u pensamientos impopulares en la sociedad de corte liberal, no tengan cuotas de poder ni que ejerzan diferentes tipos de coerción. Solo hago ver abunda la oposición y criticismo, y sí, aun el que lleva insulto y difamación, sin que necesariamente el Estado o los “ofendidos” o adversados lleven mayores medidas que protestas o refutaciones concretas.

Parte de la “espectacularidad” y cobertura que se le da a las protestas del LGBT, ese tratamiento como “POLÉMICO”  a todo aquello que de alguna manera “toque” a esta minoría poderosa, sin duda, es su penetración en los medios de comunicación y en la reproducción “bienpensante del imaginario” público. No por nada su influencia en universidades, centros educativos e incluso, algunos sectores eclesiales, pues saben que si logran establecer sus intereses y visión en la manera de pensar de la colectividad, todos lo demás cae por su cuenta, asegurándose no solo la validez, sino la “intocabilidad” de su objetivos.

Y es por eso, que frente, no a su existencia, pues cada persona tiene su visión de mundo y vive su vida y problemas, sino a la IMPOSTURA Y DOBLEGACIÓN QUE HACEN ALGUNOS DE LOS GRUPOS Y PERSONAS DEL LGBT, aquellos que no compartimos sus objetivos, es este el momento de tener un poco de coherencia y decencia en atreverse, NO A OPONERSE A ELLOS, COMO PERSONAS, POR SER HOMOSEXUALES, COMO SI SU PREFERENCIA SEXUAL AGOTARA TODO LO QUE SON COMO SERES HUMANOS, SINO A LA LEGITIMACIÓN IMPUESTA Y CASTIGADORA QUE ALGUNOS ESTÁN HACIENDO DE SU LOBBY. Aquellos que por temor indigno, indiferencia o postergación eterna de asumir su deber, callan o se creen “prudentes” al no pronunciarse sobre este tema, deben estar conscientes que si luego constatan que sus hijos y su sociedad está dominada por otros principios y valores que los que ellos dicen tener, no deben quejarse de nada y mejor, lloren en su “silencio” por aquello que no supieron defender.

 

adornos6

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: