Skip to content

MANUEL PUGA Y ACAL, ILUSTRE CRISTERO

26 de octubre de 2013
tags:

Cristo_Rex

Manuel Puga y Acal, jacobino recalcitrante en su juventud, convirtiéndose al Catolicismo durante la persecución de 1926-1929, dedicándose después a refutar los errores que antes había propagado, especialmente en materia histórica, siendo tan completo su cambio, que a pesar de repudiar con toda su alma los “Arreglos” del 21 de junio de 1929, no se quebrantó su fe recién adquirida y llegó a ser uno de los Vicepresidentes del Comité Directivo de la Liga, siéndolo cuando murió el 13 de septiembre de 1930. El mismo explió públicamente los motivos de su conversión y los de su oposición a la concertación de un “arreglo” como el que se hizo el 21 de junio de 1929, al escribir el día primero de ese mismo mes en la revista “Producción” que él dirigía:

ozdoba«Podrían empero -los perseguidores-, si su ignorancia no fuera tanta y su saña tan ciega y si el Diablo Cojuelo, como al caballero Cleofas, les concediese el privilegio de ver lo que pasa bajo los techo de los hogares de toda la República, percatarse de que su persecución sólo ha servido para determinar un reflorecimiento clandestino de las prácticas católicas, mientras públicamente las muchedumbres frecuentan las iglesias con más devoción que antes. Y si su tozudez no fuera tanta, podrían además haber observado que somos muy numerosos los que, espantados de los extremos a que puede llegar el liberalismo a la mexicana, nos hemos avergonzado de haber militado en sus filas y hemos pedido perdón a Dios y a los hombres de ese error. Porque, arrepentidos, hemos hecho una rectificación de nuestra cultura filosófica e histórica. Nos hemos convencido de que las presuntuosas ciencias humanas no resuelven el problema de la vida ni de la muerte, y de que todos los que han combatido, por el hierro y por el fuego, la única religión verdadera, desde que fue revelada a la humanidad, lo han hecho porque está cimentada en los preceptos del Decálogo que condenan sus instintos bestiales. Hemos tenido, en fin, la dicha de que se efectuara en nosotros, aunque por causas más hondas, el mismo fenómeno psicológico que en el ex-jacobino francés Gabriel Hanotaux cuando últimamente visitó los Santos Lugares. Pareciéndole mezquino cuanto veía, preguntóse dónde estaba lo sobrenatural, lo divino, pero no tardó en descubrirlo en las manifestaciones de veneración, en las ofrendas que la fe ha depositado allí en el transcurso de diecinueve siglos. No será, pues, el temor de que la fe se extinga, ni siquiera se amengüe en el corazón del pueblo mexicano -como lo dicen por ahí los que urgen cualquier solución del conflicto religioso actual, porque su retardo perjudica sus intereses terrenales- , razón admisible para que se fragolle un arreglo cuyos términos han sido ya previstos y hasta puede decirse fijados».

Luego evocaba las protestas de los católicos contra los úcases religiosos y los memoriales presentados pidiendo la derogación de ellos y escribía:

«No hicieron ningún caso, por supuesto, de estas claras manifestaciones de la voluntad del pueblo mexicano, quienes, sin ella, desempeñaban las funciones de legisladores, pero ahí están, ahí han quedado como expresión inconclusa de lo que ese pueblo que vincula la autonomía de su patria en su religión, sostenido por sus Prelados y con la sanción del Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, anhela para gozar de la libertad de conciencia, que incluye la de cultos, de prensa y de enseñanza, y volver a formar parte de las naciones civilizadas; y si quienes se ocupen en resolver el problema religioso, quieren resolverlo de conformidad con la divina misión de la Iglesia y con la voluntad del pueblo mexicano deben ajustarse a dichos anhelos.»

barra

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: